Suecia pone en práctica la jornada laboral de 6 horas

En una apuesta por hacer que la gente sea feliz y por aumentar la productividad, Suecia se está moviendo hacia un gran cambio -que esperamos influya al resto del mundo- al reducir la jornada laboral a 6 horas diarias

estocolmo suecia

En una apuesta por hacer que la gente sea feliz y por aumentar la productividad, Suecia se está moviendo hacia un gran cambio -que esperamos influya al resto del mundo- al reducir la jornada laboral a 6 horas diarias.

Empleados a lo largo del país ya han comenzado esta silenciosa revolución, organizándose con sus empresas para producir más en menos tiempo y así asegurar que todos puedan disfrutar de sus vidas privadas, como informa el sitio Independent, a través de Science Alert.

La primera empresa en Suecia que determinó reducir la jornada laboral fue la sucursal de Toyota en Gotemburgo, hace ya 13 años. La compañía informó que en ese tiempo, el personal mejoró sus condiciones anímicas -es decir, estaban más felices-, que disminuyeron los reemplazos y aumentaron las cifras de productividad y ganancias monetarias.

Luego, en 2013, Filimundus, una compañía con base en Estocolmo que desarrolla apps, introdujo el cambio de jornada a seis horas. «La jornada de 8 horas no es tan efectiva como uno piensa», afirmó a Fast Company el director de la compañía Linus Feldt. «Permanecer concentrados en una tarea específica por ocho horas es un desafío enorme. Para poder lograrlo combinamos actividades y hacemos muchas pausas para que el trabajo sea más soportable. Al mismo tiempo, se nos hace muy difícil manejar nuestras vidas privadas fuera del trabajo».

Feldt dijo que los miembros del staff no tienen permitido navegar por redes sociales, que las reuniones son muy reducidas y que otras distracciones durante el día han sido eliminadas. Pero la finalidad es que es que los trabajadores estén más motivados a trabajar intensamente, recalcando que la nueva jornada busca asegurar que la gente tenga suficiente energía para dedicarla a sus vidas personales al dejar la oficina; algo que es muy difícil de lograr con una jornada de ocho horas.

«Mi impresión es que ahora es más fácil enfocarse con mayor intensidad en las tareas que hay que hacer y con más vigor, y aun así llegar al final del día con energía», agregó Feldt.

De acuerdo a Science Alert, incluso en algunos hospitales, médicos y enfermeros suecos han bajado las horas de trabajo a seis horas.

Una casa de retiro en Gotemburgo también redujo la jornada laboral a principios del 2014 y ha estado conduciendo un experimento que seguirá durante parte del 2016, con el fin de determinar la relación costo-beneficio en la contratación de nuevo personal para cumplir con turnos, y el impacto que esto tiene en la calidad de atención a los pacientes y la felicidad de los trabajadores.

Traducción, El Ciudadano.

Fuente, Independent.

 

Compártelo

Comentarios