Un asteroide gigante y su luna pasaron muy cerca de la Tierra

Los expertos aseguran que no existe posibilidad de volver a ver esta pareja pasar cera de la Tierra hasta el año 2036

Un asteroide gigante y su luna pasaron cerca de la Tierra durante el fin de semana, a una velocidad de 77.446 kilómetros por hora, sin producirse alguna alarma de posible colisión.

Se trata del asteroide 1999 KW4, descubierto por el Lincoln Near-Earth Asteroid Research (LINEAR) en el Sitio de Pruebas Experimentales del Laboratorio Lincoln en Socorro, Nuevo México, Estados Unidos, en el año 1999; y su luna, llamada S / 2001, que tiene aproximadamente 360 metros de diámetro, y orbita al asteroide cada 16 horas a una distancia media de 2,6 kilómetros.

Es uno de los sobrevuelos binarios más cercanos vistos en la historia reciente (…) Eso es lo que lo convierte en un objetivo muy interesante”, dijo el científico planetario Vishnu Reddy a NBC News.

Aunque se consideró “potencialmente peligroso”, el científico destaca que en ningún momento existió preocupación de que se estrellaran contra la Tierra. De hecho, ambas rocas ni siquiera se acercaron lo suficiente para verlos a simple vista.

La trayectoria del asteroide 1999 KW4 lo colocó a 5 millones de kilómetros del planeta Tierra, una distancia que puede parecer muy grande, pero en dimensiones astronómicas es relativamente poco.

Según las proyecciones de Reddy, el cuerpo rocoso “está dentro de la zona segura” y no existe posibilidad de volver a ver esta pareja pasar cera de la Tierra hasta el año 2036. Solo es posible mirarlo a través de observatorios e incluso telescopios tradicionales, si las condiciones climatológicas lo permiten.

El observatorio Las Cumbres, en Estados Unidos, detalló que «este asteroide es ligeramente aplastado en sus polos y cuenta con una cresta de montaña similar a la forma de una nuez alrededor del ecuador, la cual recorre todo el diámetro del meteorito».

Que el asteroide posea su propia luna resulta interesante y extraordinario para los científicos, “ya que son pocos los cuerpos binarios de este tipo que se han detectado con instrumentos de las distintas agencias espaciales, por lo que más allá de su peligrosidad, los científicos esperan analizarlo en detalle”, resalta el portal SDP Noticias.

Este asteroide es ligeramente aplastado en sus polos y cuenta con una cresta de montaña similar a la forma de una nuez alrededor del ecuador, la cual recorre todo el diámetro del meteorito. Imagen: Web

La NASA había confirmado que la roca no podría ser observada a simple vista debido a la gran distancia a la que pasaría del planeta, pero advirtió a los observatorios astronómicos alrededor de mundo que observaran al objeto, ya que es bastante extraño encontrar este tipo de sistemas binarios en asteroides.

La Agencia Espacial Europea aseguró que realizarán la mayor cantidad de observaciones posibles para conocer más de este tipo de objeto.

Los expertos están maravillados por este asteroide. Sin embargo, estudiarlo y analizarlo tiene sus limitaciones, pues el ángulo en el que se está desplazando no es el más adecuado para una misión espacial.

De momento, los científicos planean hacer algunas imágenes radiales para estudiar su constitución. Y según estiman, dentro de 17 años podrán analizarlo gracias a la distancia a la que estará y a un posible mejor ángulo de observación.

Los astrónomos internacionales han llegado a la conclusión de que es primordial observar cuidadosamente los asteroides que se acercan a nuestro planeta, porque son una amenaza latente. Para ello, acondicionan los telescopios para recoger la mayor cantidad de datos en poco tiempo.

Los científicos explican que el estudio de este asteroide binario servirá para conocer otro objeto parecido que están analizando: el asteroide Didymos, el objetivo principal de la prueba DART, un sistema de defensa que se usaría para prevenir el choque de un asteroide contra la Tierra.

Los astrónomos prevén impactar la luna de Didymos para saber si pueden hacer que tome otra dirección. Según la NASA, este experimento lo realizarán en el año 2022, narró lagranepoca.com.

Luego intervendrá ―en el 2026― la Agencia Espacial Europea con la misión Hera, la cual tiene como finalidad ir hasta la luna de Didymos y analizar el cráter realizado por la prueba DART.


Comparte 👍

Comenta 💬