Un meteorito hallado en la Antártida arroja pistas de vida en Marte

Un equipo de investigadores húngaros descubrió lo que podría ser una pista de vida extraterrestre en el meteorito marciano ALH-77005, hallado en la Antártida.

Es todo un descubrimiento científico, puesto que la NASA sugería, hace 20 años atrás, que un meteorito aparentemente marciano podría contener evidencias de signos de vida bacteriana primitiva, se trata del famoso meteorito de Marte conocido como Allan Hills 84001 anunciado por el expresidente estadounidense Bill Clinton (1992-2000).

Ahora, los investigadores de Hungría afirman haber encontrado rastros de «vida» en un segundo meteorito marciano que también contiene posibles fósiles orgánicos.

La pieza rocosa fue hallada a finales de la década de 1970, en la misma región de la Antártida, y también podría iniciar una larga y prolongada batalla sobre la posibilidad de vida en otros planetas.

Los astrofísicos europeos han examinado una muestra del meteorito mediante microscopía óptica y microscopía infrarroja FTIR-ATR, un método que permite interpretar minerales biológicos y material orgánico de la roca, reseña Sputnik.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el meteorito contiene firmas de un microbio oxidante de hierro, y muestra la presencia de “material orgánico integrado y minerales biogénicos, como ferrihidrita, goetita y hematita”, algo que podría servir de prueba de que en Marte podría haber vida microbiana activa.

“Nuestro trabajo es importante para una amplia audiencia porque integra las ciencias planetarias, terrestres, biológicas, químicas y ambientales, y será de gran interés para muchos investigadores en esos campos”, declaró la encargada del estudio, Ildiko Gyollai, del Centro de Investigación HAS de Astronomía y Ciencias de la Tierra en Budapest.

ALH-77005 muestra una posible firma de microbios mineralizados y su alteración de la roca.

Las características de la roca encajan bien en cinco niveles jerárquicos (isótopo, elemento, molécula, mineral y textura) con características complejas de biogenicidad terrestre, y también resultados en otros meteoritos, explicaron los expertos.

El equipo propone que las bacterias marcianas pudieron haber vivido en este meteorito, una señal de que la vida, incluso en su forma más pequeña, podría haber existido anteriormente en el planeta rojo.

Las formas filamentosas encontradas son similares a las que en la existen en la Tierra y sugieren la acción de una bacteria.

Y de acuerdo con los científicos, cuando las bacterias terrestres realizan su función metabólica dejan un rastro de oxidación de hierro, que cristaliza y se convierte en una especie de microfósil que puede durar miles de millones de años.

Precisamente, “uno de estos filamentos en una roca terrestre es como la huella de un pie para los paleontólogos: indica que la vida anduvo sobre esa roca”, amplía La Razón.

Pese a estas revelaciones, la NASA guarda silencio y continúa evaluando si Marte podría haber sido capaz de soportar la vida microbiana hace mucho tiempo.

Pese a que se ha convertido en uno de los meteoritos más codiciados por los astrobiólogos, la comunidad científica, dividida en estos debates, advierte que la mera presencia de estas estructuras con forma de bacterias no es suficiente para evidenciar nada de vida en este planeta.

ALH 77005 fue descubierto por científicos japoneses en la estación Allan Hills de la Antártida y permanece intacto en los almacenes de un centro de investigación de la NASA.

En el pasado, las sondas Vicking I y Vicking II trataron de buscar los primeros restos biológicos en Marte, pero las dudas acerca de la vida extraterrestre persisten y no hay una prueba fiable para la ciencia.

Los expertos presumen que si el meteorito ALH 77005 realmente encierra en su interior las microscópicas bioformas precursoras de la vida, es probable que en la Tierra o pululando por el espacio haya miles de objetos similares.

Seis mil personas asistieron a charla del astrónomo José Maza sobre el planeta Marte

Clip | Hay agua en Marte: científicos dicen que las rocas del planeta rojo absorbieron el líquido vital bajo la corteza

4,204,453FansMe gusta
128,963SeguidoresSeguir
289,439SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano