Una especie de quínoa jugó un importante rol para formar las primeras civilizaciones en Norteamérica

Chenopodium berlandieri
Chenopodium berlandieri, pariente cercano de la quínoa (Chenopodium quinoa)


La quínoa es famosa como superalimento en todo el mundo desde hace poco, pero hace miles de años pudo haber ayudado a las colonias de cazadores-recolectores a evitar la muerte por inanición y construir una nueva civilización.

Se ha encontrado evidencia de que la especie huauzontle (Chenopodium berlandieri), un pariente cercano de la quínoa, estuvo entre los primeros cultivos en Norteamérica, en una región que ahora es Illinois.

Algunos científicos han sugerido que la agricultura se desarrolló por primera vez porque los cazadores-recolectores levaban una vida tan fácil que tuvieron tiempo para inventar las técnicas agrícolas. Pero un nuevo estudio apoya una teoría diferente: un aumento en la población forzó a la gente a encontrar nuevas maneras de producir comida para no morir de hambre.

Los investigadores usaron artefactos arcaicos que han sido datados por medio de radiocarbono, para tener una estimación de qué estaba pasando con la población en ese tiempo.

En ese trabajo descubrieron que la población de Norteamérica oriental casi se duplicó alrededor de 6.900 años atrás, y que continuó creciendo rápidamente hasta hace 5.200 años, poco antes de que las plantas fueran domesticadas por primera vez en la región, alrededor de 5 mil años atrás.

Uno de los autoresd el estudio, Elic Weitzel, antropólogo de la Universidad de Utah, dijo: «Creemos que las poblaciones humanas se incrementaron significativamente antes de la domesticación de las plantas, en el este de Norteamérica; lo que sugiere que las personas se inclinan hacia la domesticación cuando las poblaciones sobrepasan el suministro de alimentos silvestres».

A su vez, el cultivo y manejo de la tierra permitió que las poblaciones humanas siguieran creciendo hasta formarse civilizaciones plenamente establecidas. «Donde sea que encuentres comunidades sedentarias, éstas se expanden; las villas crecen para ser ciudades, y una vez que esto ocurre, tienes una serie de cambios sociales. No vemos sociedades de nivel estatal hasta que ocurre la domesticación», agrega Weitzel.

primeros agricultores
Ilustración de primeros pueblos agricultores


La agricultura se «inventó» en 11 ocasiones diferentes y en diferentes lugares del mundo, y se cree que la primera vez fue con la domesticación del trigo, hace unos 11.500 años atrás, en el Medio Oriente. La primera evidencia en el este de Norteamérica es el cultivo de la calabaza en Phillips Spring, Missouri, hace unos 5.025 años.

A esto siguieron las plantaciones de semillas de girasol hace 4.840 años en Hayes, Tennessee, y grandes cantidades de Chenopodium berlandieri, calabaza, girasol e Iva annua, en Riverton, Illinois, hace unos 3.800 años.

Weitzel, autro principal de un informe publicado en la revista Royal Society Open Science, agregó: “Durante la mayor parte de la historia humana, la gente vivió de alimentos silvestres – lo que pudieran cazar o recolectar. Fue sólo hace relativamente poco que las personas hicieron este cambio hacia un método muy diferente de adquirir su comida. Es importante entender por qué ocurrió esta transición».

Los investigadores encontraron seis períodos de aumentos o disminuciones de la población durante los últimos 15.000 años, incluyendo el alza abrupta que ocurrió justo antes de la introducción de la agricultura. El profesor Brian Codding, quien también tomó parte en el estudio, recalcó que en ese tiempo, las personas todavía cazaban  animales como peces, ciervos, aves y tortugas.

Cuando los europeos llegaron a Illinois, ya había granjas establecidas y productivas, aunque en ese tiempo, el primo hermano de la quínoa ya parecía haber sido reemplazado como alimento favorito.

Fuente, The Independent

El Ciudadano

 

4,198,265FansMe gusta
127,302SeguidoresSeguir
289,510SeguidoresSeguir
16,406SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano