sábado, octubre 19, 2019

A Sergio Villalobos y su racionalidad

Hoy domingo 30 de agosto 2009, El Mercurio de Santiago de Chile, en su página D19 del cuerpo de Reportajes, trae uno del historiador Sergio Villalobos, sobre las falsedades de la Araucanía.

Efectivamente, parte introduciendo afirmaciones gratuitas, un descalificativo, como que estos mapuches nada tienen que ver con los aborígenes ancestrales por sus sucesivas mezclas.

Tampoco nada tienen que ver los pascuenses con sus reivindicaciones, ni los peruanos con las suyas,  ni los teutones sobre Alemania, ni los iberos, sobre España, etc. Podríamos llegar a los griegos, romanos que se arrogan la civilización, incluso podemos llegar hasta Adán y Eva,  ya que no representan legalmente con documentos en mano, a sus antepasados. Esto sería como pedirle al papa un certificado de su representación de Dios en la tierra. No resiste análisis.

Entonces tampoco debemos tratar con deferencia a los reyes de España, ni agradecer a su pueblo, porque desde hace cinco siglos, suponemos también habrán mutado. No sirve esta justificante es antojadiza y más parece una tipificación de la falacia del accidente.

Sigue, con varios argumentos, como que los propios mapuches son culpables de su situación por hacer “negociado” con criollos, haberlos servido, aceptar alcohol como pago a sus servicios , incluso haber luchado a su favor en contra de su propia raza. Esta figura está entre las falacias Ah Hominem, ataca a las personas y no va al fondo del asunto y todas las demás argumentaciones de la crónica son meras especulaciones antojadizas y gramaticalmente una pretermisión, o preterición, o sea, una sentencia por oposición.

Sugiero al erudito historiador Serigio Villalobos leer “El uso de Razón”, el arte de razonar, persuadir, refutar, del escritor español Ricardo García Damborenea.

Relacionado:  La fiebre de mi tío porcino

Finalmente, los actuales políticos chilenos no representaban el año 1990 a los partidos políticos a quienes, en 1973, la dictadura  les confiscó sus propiedades y el Estado no debió devolverles nada, porque lo hecho, hecho está, aunque sea a la fuerza, la guerra es la guerra, además, ellos mismos tuvieron la culpa del golpe militar… ¿o no ? Ni los militares pueden arrogarse los actos heroicos, de defensa y dominio sobre otros pueblos, porque esos ya no existen. Aquí el viejo refrán “nunca te bañas en el mismo río”.

Relacionado:  Acercándonos a lo nuestro: La Ruta de América

Bueno esa es la cuestión que plantean los mapuches, la parte subjetiva de los hechos objetivos. La cuadratura del círculo. El uso de razón. Así tenemos que entenderlo para una convivencia en igualdad de oportunidades. En eso también consiste la democracia.

Mario de La Fuente – El Dardo

Presidente de la Organizción de Militares Democráticos de Chile – Omidechi

Comentarios

Ayúdanos!

15 COMENTARIOS

4,253,626FansMe gusta
189,435SeguidoresSeguir
295,771SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos