es Spanish

Comunidades no consideran válida Consulta Nacional Indígena del gobierno

Distinguidos Miembros del Foro Permanente Sobre las Cuestiones Indígenas de Naciones Unidas; junto con saludarlos muy cordialmente, queremos manifestar a Ustedes lo siguiente:

Chile está llevando adelante un proceso político tendiente, en teoría, a dar Reconocimiento Constitucional a sus Pueblos Originarios. Dicho proceso se ha iniciado a través de tres proyectos legislativos, uno de los cuales fue presentado por el propio gobierno de la presidenta Bachelet en noviembre de 2007. Los otros dos son mociones parlamentarias de un grupo de Senadores del bloque de oposición al actual gobierno (Alianza por Chile) y el otro es moción de un grupo de Diputados de la coalición de gobierno.

Estos tres proyectos fueron fusionados en uno por la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado chileno en enero de este año, y el propio gobierno le colocó “suma urgencia” el 20 de enero, esto significa que se debe discutir rápidamente en el Pleno del Senado, de hecho el primer trámite legislativo en dicho Pleno ya se produjo el martes 7 de abril cuando fue aprobado por el Senado este proyecto fusionado. Posteriormente a ello se ha iniciado un proceso de Consultas hacia los Pueblos Originarios.

Lo grave de esta situación y que es lo que a continuación denunciamos, es que todo este proceso llevado adelante por el Estado chileno no cuenta con el aval ni la participación de nuestros pueblos, pese a que Chile se ha jactado de estar llevando “un proceso impecable” y “de acuerdo con lo establecido por el Convenio 169 de la OIT, ratificado por Chile el 15 de septiembre de 2008”. De hecho los dirigentes indígenas en representación de nuestros pueblos originarios, manifestamos nuestro más absoluto repudio a la tramitación de dicho proyecto de ley en el Congreso Nacional ya que ni nos representa ni se ha llevado con la debida consulta a los Pueblos Originarios como Chile se comprometió.

Tanto el Convenio 169 de la OIT, como la Declaración sobre los Derechos de Pueblos Indígenas de la ONU obliga al Estado de Chile a iniciar un proceso de consulta a nuestro pueblos tanto en el Congreso Nacional como en las instituciones de gobierno ante cualquier medida que afecte nuestros derechos; esto, pese a lo señalado por el Estado chileno, no está ocurriendo hoy en Chile. Muy por el contrario, se aprobó un seudo “reconocimiento constitucional” a espaldas nuestras; más grave aún, el Estado chileno aprobó este proyecto en el Pleno del Senado precisamente el día en que el propio Relator Especial, Sr. James Anaya se encontraba reunido en Temuco con los Mapuche, el pueblo originario más numeroso del país, razón por la que no hubo representantes indígenas en dicha sesión del Senado. Esto para nosotros representa una ofensa no solo a nuestros pueblos, sino que una ofensa y una burla de un Estado a los Órganos y Autoridades de Naciones Unidas, aún más grave es esta situación cuando ese Estado es uno de los Miembros del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, ya que con dicho acto lo que ha hecho es precisamente violentar los Derechos Humanos de nuestros pueblos, como ha ocurrido en Chile prácticamente desde la llamada “colonización” y que se agravó más tarde con la Guerra del Pacífico que entre otras cosas terminó por subyugar y asimilar a los pueblos originarios del norte y la así llamada “pacificación de la Araucanía” que no fue otra cosa que un genocidio contra el pueblo Mapuche. Con la aprobación de este proyecto se pretende eliminar o dejar sin efectos los derechos consagrados en el Convenio 169 de la OIT, así como los que establece el Derecho Internacional a través de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Indígenas, la que Chile votó favorablemente, al parecer con la solo intención de quedar bien posicionado internacionalmente, pero no con la buena fe de aplicarlos internamente.

Hoy cuando Chile se jacta de ser una nación floreciente económicamente y un lugar privilegiado para la inversión extranjera, los pueblos originarios seguimos siendo víctimas de ese desarrollo que lo único que nos ha traído ha sido despojo y miseria.

En un mundo globalizado donde la información viaja en forma instantánea desde y hacia cualquier rincón de la tierra, nos avergonzó la actitud de Chile en su reciente Examen Periódico Universal ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, donde la delegación oficial fue integrada incluso por un oficial de Carabineros, quien muy livianamente señaló que “…en Chile las fuerzas de orden cumplen con la normativa vigente y si en algún momento se ha cometido algún exceso, éstos han sido sancionado oportunamente…” Queremos recordar a este honorable Foro que el 7 de noviembre de 2002 un oficial de Carabineros asesinó a mansalva a un joven mapuche de 16 años que participaba en un acto de recuperación de tierras: ALEX LEMUN SAAVEDRA; su muerte sigue en la más completa impunidad, el oficial que lo asesinó no solo no fue sancionado sino que condecorado y ascendido de grado. El 3 de enero de 2008 otro joven fue asesinado cobardemente por un cabo de Carabineros, mientras hacían ocupación de un fundo: MATÍAS CATRILEO QUEZADA. Al igual que el caso de Alex Lemun, sigue en la impunidad. Con estos antecedentes podemos decir claramente que Chile miente a los Órganos de Naciones Unidas, y miente a los Estados que la conforman.

Situaciones de graves atropellos a los Derechos Humanos de los pueblos originarios, particularmente al pueblo mapuche, han sido constatadas in situ por diferentes delegaciones Internacionales de Derechos Humanos como Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Derechos Humanos, entre otros. Por lo tanto denunciamos hoy que en Chile se sigue violando los Derechos Humanos y que Chile miente ante los Órganos Oficiales de Naciones Unidas, lo que hoy resulta una práctica inaceptable.

La propia forma de tratar un tema de tanta sensibilidad para nuestros pueblos originarios, como lo es el Reconocimiento Constitucional, aprobándolo a espaldas nuestras e iniciando una campaña comunicacional para establecer una verdad oficial, pero que no es la real, lo que se está haciendo no es otra cosa más que una nueva imposición e intento de asimilación y de hacernos desaparecer definitivamente. La frase inserta en el proyecto de reconocimiento constitucional “Chile es una nación única e indivisible…” no es ingenua ni inofensiva; es un claro intento por hacer desaparecer a los pueblos originarios, quitándole su identidad propia y su riqueza cultural y espiritual. Nos resistimos rotundamente a ello y por eso recurrimos a este Foro buscando no solo un pronunciamiento, sino que además, por medio de la Diplomacia Indígena, sea esta instancia el puente con los demás Órganos de Naciones Unidas con competencia en estas materias, a fin de que se tomen las acciones internacionales tendiente a que en Chile se respete el Derecho Internacional al que se ha obligado a través de la ratificación de diversos tratados de Derechos Humanos, entre ellos el Convenio 169 de la OIT, el que se refiere específicamente al derecho Internacional Indígena, el que interpretado a la luz de la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los indígenas, hace mayor la obligación que el Estado tiene hacia nuestros pueblos, pero también en el caso de no cumplirlos, hace mayor la violación a estos derechos consagrados internacionalmente. Específicamente, instamos al Foro Permanente a emplazar al Estado chileno a que retire el proceso de consulta que está llevando el gobierno en torno a este proyecto de reconocimiento constitucional porque: a) no está a la altura de los estándares internacionales, b) no es en sí una consulta, sino una simple encuesta, c) no cuenta con el aval ni de los pueblos originarios ni de sus organizaciones representativas, y d) finalmente esta consulta debe ser llevada a cabo por el Congreso Nacional porque es allí donde se está debatiendo este tema, no por el gobierno como está sucediendo en la especie.

Esperando que la presente sea acogida favorablemente antes del término de esta importante instancia internacional indígena, les saludan Atte.

Consejo Nacional Aymara de Mallkus y T’allas

Identidad Territorial Lafkenche

Consejo Territorial Lafkenche de Teodoro Schmit

Consejo de Longos de Río Bueno

Consejo de Organizaciones Indígenas de Calbuco,

Asociación Rehue, de La Unión, Lonko José Epuyao

Comunidad Mapuche Huilliche Pepiukëlen de Pargua, Calbuco

Comunidad Jacinto Carrillo Comulay, Rupumeika,  Lago Rango

Comunidad Bernardo Vera Pichiguen, Huinahue, Futrono

Comunidad Julia Santibáñez Llanquel, Folilco Futrono

Asociación de Comunidades Mapuche Lafkenches Manquean Kura, de Toltén

Comunidad Araucana Tren Tren de Carahue

Cacicado de Coínco, San Juan de la Costa

Parlamento Mapuche de Santiago

Asociación Trepein Pu  Lamgen, de Peñalolén, Santiago

Comunidad José Leal Neguimán de Futrono

Comunidad Mapuche de Marriamo, Río Bueno

Corporación Musical WECHEKECHE ÑI TRAWÜN de Santiago

Coordinación Territorio Kalafkenche, Lican Ray

Comunidad Atacameña de Toconao, Pueblo Lican Antay

Asociación de Sanadores de Medicina Ancestral Lican Antay

Comunidad Aukin Wall Mapu, Kepuka, Ralko Alto Bío Bio

Comunidad  Mapu Ta Nüyün Coquimbo IV Región

Asociación Indígena Aymara Apachita IV Región

Asociación multicultural We Tikana (Aymara-Mapuches-Diaguitas)

Asociación Regional de Mujeres Indígenas Aymaras “Bartolina Sisa”.

Facebook Comments

4,250,173FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,900SeguidoresSeguir
16,515SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -