Chile en busca de sentido. Las venas abiertas de una gallina con cuatro patas

“Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida
Publicado en

Columnas

0 0


“Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida. […] Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida y, en vez de ello, pensar en nosotros como en seres a quienes la vida les inquiriera continua e incesantemente.” (Viktor Frankl, quien muriese un 02 de septiembre, El hombre en busca de sentido).

Actualmente Chile busca un nuevo sentido, como lo hiciera hace ya 50 años por medio del proyecto de la Unidad Popular (04 de septiembre), donde se buscaba un cambio profundo al rol del Estado respecto a la administración de las riquezas y promoviendo una profunda transformación social en temas tan relevantes como la salud y la educación. Esperando cambiar, por medio de un plebiscito, la Constitución que cumple 40 años instalada a presión en las venas del sistema político y económico del país. Además, estamos a 30 años del retorno a una democracia pactada, pero que permitió la anhelada salida de la dictadura cívico militar. También, estamos a 20 años del cambio de siglo y paso a una transformadora era digital, cambio fundamental para enfrentar la actual pandemia. Por último, hace 10 años se inaugura el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, vivimos uno de los más estremecedores terremotos y, también, asume la presidencia por primera vez un candidato de derecha (valga la relación con la pérdida de memoria) después de que triunfara el “No”.

Entonces, qué es aquello que la vida le inquiere a nuestra sociedad para dar un nuevo sentido. ¿Por qué Chile sigue siendo una gallina de cuatro patas? Enrique Lihn (quien naciera un 03 de septiembre) lo describe en una entrevista dada para APSI en 1986, de la siguiente forma: “[…]Este régimen (dictadura) importó sistemas que no le pertenecían, y entonces tenemos una sociedad capitalista, es decir una sociedad que habla de capitalismo y de competitividad, que por otro lado es una sociedad completamente improductiva. iEsa es una bifuncionalidad completamente monstruosa! […] Lo que ocurre es que aquí muchos de los monstruos son de cuello y corbata. […] Sin darse cuenta, están en un sistema que les permite conductas aberrantes, socialmente aberrantes. […] Chile, en definitiva, hoy es eso: una gallina con cuatro patas.”

¿Podrá la actual Constitución y nuestra sociedad someterse a una logoterapia como la propuesta por Frankl? Es decir, podremos basar nuestras futuras y necesarias decisiones en la libertad, voluntad y sentido. Claro está que vivimos un hito para recordar en 50 años más, donde buscamos liberarnos de un sistema opresor mediante la voluntariosa lucha por conseguir justicia social y esperando darle un nuevo sentido a nuestra dignidad.

En Las venas abiertas de América Latina (Eduardo Galeano, quien también naciera un 03 de septiembre), el autor ya decía que “El abismo que en América Latina se abre entre el bienestar de pocos y la desgracia de muchos es infinitamente mayor que en Europa o en Estados Unidos”. Y no es coincidencia que aquellos pocos son todavía los mismos y con el mismo “cuello y corbata”.

También escribía y se preguntaba, respecto a los tres países del cono sur, si sus “[…] dictaduras, ¿son tumores a extirpar de organismos sanos o el pus que delata la infección del sistema?”. Vale la misma pregunta para la actual Constitución. E insisto que el principal objetivo es, entonces, cambiar el sistema y no sólo la Carta Fundamental. Es un largo recorrido.

Al modo de la descolonización literaria que ha logrado la premiada poesía mapuche de Chihuailaf (quien obtuviese este 01 de septiembre el Premio Nacional de Literatura) y de Huenún (quien adjudicó el Premio Nacional de Poesía Jorge Teillier el recién pasado 28 de agosto), por nombrar algunos. Así como la fuerza que van tomando las letras feministas de la escritora, poeta y filósofa Daniela Catrileo. Cambiando poco a poco el ritmo de la poesía en Chile, inaugurando lo que a futuro bien podría llamarse la generación del ’20, aquella de la poesía con voluntad de sentido e identidad desde una de las diversas venas originarias de nuestra América Latina, no la occidental, sino la anterior…de la Madre Tierra.

Juan Alejandro Henríquez Peñailillo

Profesor de Filosofía

Autor fundador de www.filopoiesis.cl

Compártelo

Comentarios