es Spanish

La columna de Krúpskaya: Hijas de General

Las amigas de infancia son dos caras del mismo sistema de dominación. Una cara te dice que ni sueñes en cambiar nada de fondo, nada importante, nada que toque al sistema de dominación. La otra cara te dice y te hace creer que quiere hacer cambios de fondo, que se puede cambiar el sistema de a poquito, que es cosa de tener paciencia y de votar por ella y por sus candidatos a parlamentarios. La cara que te dice que ni sueñes en cambiar nada no miente. Porque el único modo de cambiar el sistema es hacer que se derrumbe. Así de bien está pensado y construido.

Las amigas de infancia jugaban en la base aérea del norte, la base de Cerro Moreno, parece. Sus padres eran amigos, más que simples colegas eran amigos. Sus madres también eran amigas. Y las niñas, casi de la misma edad, una es mayor dos años, jugaban y competían, como todos los niños, como todas las niñas. Por ejemplo competían por la muñeca más linda y siempre ganaba la rubia, porque en asunto de muñecas también prevalece la cultura clasista y racista. Más o menos desde ahí empezaron a competir. Muchos años después, el general demócrata y leal construyó una casa junto al lago Caburgua, y el general fascista y traidor compró la suya junto al lago Calafquén. El general fascista aún pasa días de vacaciones en su casa del sur, a veces llega en avión, a veces pasan aviones pequeños saludando. La hija del general demócrata aún disfruta de vacaciones junto al lago Caburgua, y a veces se reúne con otros propietarios de la zona, gente de empresa, gente de derecha, gente que conspiró contra el gobierno de Salvador Allende. La lealtad a ese gobierno fue la que le costó la vida a su padre. Y claro, esas casas de veraneo están en la zona de los lagos a los que lanzaban a los campesinos allendistas desde helicópteros de la fuerza aérea tras el golpe militar. Cómo son las cosas.

La hija del general demócrata declara que la hija del general fascista la conoce muy bien; la hija del general fascista responde que la ha desilusionado humanamente, que si su amiga de infancia hubiera movido la falange del dedo meñique las cosas hubieran sido distintas con el pobre ex ministro de educación; lo que no dice la hija del general fascista es qué hubiera podido hacer su propio padre con solo mover una falange del dedo meñique cuando su amigo y colega estaba detenido y sometido a torturas.

A veces las veo como la rubia falsa y la rubia natural, como las niñas que jugaban con aviones en miniatura y admiraban a sus padres con traje de aviador. Qué hermosos que se veían sus padres con uniforme de piloto en la base aérea del norte.

Las amigas de infancia, las que le decían tío al papá de la otra, las formadas en la cultura militar; la hija del general demócrata y leal, y la hija del general fascista y traidor. La mamá de una defiende al papá de la otra; la hija del general demócrata todavía le dice tío al general fascista. Me da por pensar que ni la rubia natural ni la rubia falsa pueden ser nuestro destino. ¿Qué harían las amigas de infancia si el estado llano se levantara? ¿Harían lo mismo? Ahora la rubia falsa se va de vacaciones a Nueva York, la rubia natural toma desayuno con pobladores y se declara feliz.

Me da por pensar que necesitamos más libertad, menos uniformidad; menos poder para ellas, más poder para el estado llano. Más redistribución del poder.

Ahora las amigas de infancia quieren competir por quién es -según ellas- la mujer más importante del país. Mejor se hubieran quedado jugando con muñecas en la base aérea del norte. O bien se jubilan, ya están en edad, y seguro que el monto de sus jubilaciones sería muchísimo mejor que el de toda esa gente a la que le hablan hoy y le dicen cosas para que las ayuden a ser la mujer más importante. Por mí que se hubieran quedado en la base aérea jugando con muñecas. Y no se hubieran convertido en dos caras del mismo sistema de dominación.

Por Krúpskaya

Facebook Comments

4,250,654FansMe gusta
173,411SeguidoresSeguir
292,054SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -