La eterna espera de Chile: El plan de desarrollo

Actualmente, nos estamos mirando al espejo muy seguido, y estamos comprendiendo que de ser jaguares imbatibles, hemos pasado a gatos guapos de barrio, pero de “barrio”. No es por ser despectivo con nuestros vecinos, sino que la imagen que hemos esculpido del bello Chile, es la que se está desmoronando.

Para hacer más precisos, durante los años 1990s fuimos elogiados como grandes pioneros de la economía, que el camino elegido por Chile era bueno y que éramos ejemplos de democracia e institucionalidad. Durante la primera década de este siglo, no fueron tan buenos los números, pero al pasar el tiempo todos nos estamos dando cuenta que los países pujantes del Asia pensaron en un “Plan”, el cual muchas veces tuvo lentitud, pero esa lentitud reflejaba un horizonte claro “estrategia de la liebre y la tortuga”, donde ellos eran las tortugas. Asia afianzaba su educación técnica y superior, su emblema era calidad de educación básica y media, estándares de calidad en los profesores, alternativas que el mejor producto para vender en el mercado era el ingenio traducido en futuros productos tecnológicos. Las tortugas asiáticas, con o sin problemas, recordemos la crisis asiática, estaban creciendo, mientras la liebre chilena permanecía en el ego personal de los números positivos, y los nuevos demócratas gozaban de los elogios, no realizando cambios en la educación y sistema económico.

Hoy la liebre o gato chileno está llegando tarde al desarrollo, si es que lo logra, por culpa de un “Plan”. Un simple plan que se llamó en Chile: “Desarrollismo de los Radicales”; “Gerencia para Chile”; “Viga Maestra”; “Reforma Agraria”; “Revolución en Libertad”; “Socialismo a la Chilena”. Eran planes buenos o malos, pero eran planes con un poco de peso “intelectual”, los nuevos son simplemente eslogan de campaña con falta de peso en las reformas de fondo y mucho populismo. Queridos o no, muchos de los que hablaban de sus planes maestros de gobierno (antes de la dictadura) se la “creían” y se la jugaron por sus planes. Actualmente, observamos cómo el “Gana la Gente”; “Crecer con Igualdad”; y el “Viva el Cambio” son olvidados por sus propios gestores cambiándose de bando, olvidando lo prometido o simplemente esperando que otro lo arregle.

Relacionado:  Crisis de legitimidad institucional sistémica… Más y mejor Ética
Relacionado:  Crisis de legitimidad institucional sistémica… Más y mejor Ética

Necesitamos cambios, una nueva clase política y reformas, pero con una dirección, y espero que el plan sea mucho más digno, para así no salir con bromas como “Estamos al borde del precipicio, y hemos dado un paso adelante”.

Por Humberto Borges

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,279,356FansMe gusta
299,506SeguidoresSeguir
343,413SeguidoresSeguir
17,000SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos

Amnistía Internacional: “Dañar a quienes se manifiestan para desincentivar la protesta...

Tras un riguroso proceso de documentación con entrevistas a víctimas, reuniones con organizaciones de Derechos Humanos, autoridades, visitas a centros asistenciales y la verificación de...