Luchin, el adolescente chileno de 15 años que atacó a un regimiento entero cuando fue a comprar a la farmacia

Por Christian Rodríguez
Publicado en

Columnas

0 0


Mi primo vivía con nosotros, mi tía, la hermana de mi madre, lo había mandado a nuestra casa para que se educara en el colegio, tengo muy bellos recuerdos de él, de un día para otro, nunca regresó, nadie me dijo por qué… Comprendí cuando mi familia se hizo pedazos, desgarrada por la desaparición del querido nieto de mi abuelo.

Luchín
Foto de Luchin/Cortesía.

Mi amigo el escritor Luis Sepúlveda, quien murió recientemente de COVID- 19, había escrito en Le Monde Diplomatique una crónica sobre el asesinato de Ricardo y Luchin (Luis, mi primo) y aquí está:

El 5 de octubre de 1973, Ricardo Gustavo Rioseco Montoya, un estudiante de 22 años de la Universidad Técnica de Santiago, llegó a Angol, en el sur de Chile, para reunirse con su padre, un líder comunista que había sido detenido por los militares y que, según se informa, se encontraba en el cuartel del regimiento “Húsares de Angol”. A las 4 de la tarde de ese día, el estudiante fue arrestado en una calle, a la vista de mucha gente, por soldados del ejército chileno. Lo golpearon en un camión militar y se lo llevaron. Una hora más tarde, justo cuando había comenzado el toque de queda, esas horas ominosas en las que sólo se permitían asesinos en las calles de Chile, la patrulla militar que detuvo al estudiante se encontró con un chico de 15 años, Luis Cotal Álvarez, que corría hacia su casa. Había salido de su casa sólo para comprar medicinas para su abuela gravemente enferma. Treinta años más tarde, se supo que la patrulla militar los había llevado a un almacén de materiales de construcción, donde fueron sometidos a todo tipo de torturas y finalmente asesinados a tiros. Sus cuerpos fueron escondidos, nadie los vio, no hubo vigilia ni entierro, pero según la versión oficial del ejército chileno, versión aprobada por la Corte Suprema de Justicia, el estudiante y el niño fueron fusilados, después de un juicio militar, porque ambos eran guerrilleros que habían intentado asaltar el cuartel “Húsares de Angol”. Un estudiante de 22 años y un muchacho de 15 años habían atacado a los más de 2.000 hombres armados del regimiento “Húsares de Angol” en el sur de Chile.

¡Su cuerpo nunca fue devuelto a la familia, sigue desaparecido! #DetenidosDesaparecidos#diainternacionaldetenidosdesaparecidos #NiPerdonNiOlvido

Compártelo

Comentarios