es Spanish

Mauricio Hernández Norambuena y la realidad política chilena

Puta la wea mi amor, son unos gallos,

y se están fugando en helicóptero.

Así grabó en una cinta, por pura casualidad, un recluso de la Cárcel de Alta Seguridad en Chile, para el día de fin de año de 1996, a apenas 15 minutos para las cuatro de la tarde, a su novia, en medio de sonidos de balas de alto calibre y el asombro de cientos de detenidos que celebraban la fuga más espectacular del siglo.

Para ese entonces, alias Emilio, Raúl Escobar Poblete, quien actualmente se encuentra detenido en México inculpado de secuestrar la suegra de Vicente Fox, ideó un plan de rescate a sus hermanos de combate del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Sonaba sencillo. Alquilar un helicóptero para un paseo de fin de año con una mujer embarazada, y una vez en el aire secuestrar al piloto (que casualmente era de la gendarmería chilena) sustituirlo por un hombre de confianza,  y volar hasta el patio de la CAS donde estarían reunidos el Negro Ricardo Palma Salamanca, Patricio Ortiz, Pablo Muñoz Hoffman y Mauricio Hernández Norambuena bajo un plan previamente establecido. Para ello, desde el helicóptero harían descender con una cuerda de alta resistencia una cesta recubierta con chalecos antibala y varias pistolas en su interior mientras, Emilio, habilidoso, colgaba de un brazo en la puerta del helicóptero, arremetiendo con un AR-15 contra los puestos de centinela. Se pudo, claro que se pudo, tanto, que aún ni en una película han logrado emular la realidad.

Al momento de la fuga, Mauricio Hernández Norambuena era el Comandante absoluto de lo que había quedado del  FPMR. Y por poco logra fugarse, dado que hizo todo el recorrido del helicóptero de regreso a la libertad guindado de una mano de la cesta, pues todo fue tan repentino que no le dio tiempo de saltar adentro de la canasta.

Estos 4 hombres estaban cumpliendo la perpetua en la CAS, acusados entre otras cosas del asesinato del ideólogo de Augusto Pinochet y senador Jaime Guzmán, del secuestro de Christian Edwards, hijo del dueño del diario El Mercurio y varios cargos más por subversión. De allí partieron hacia Cuba a rearmar un contingente internacionalista que colaboraría con las FARC-EP y otras organizaciones revolucionarias del mundo.

Un poco más atrás

¿Cuál es mi camino? La subida más ardua e interminable.

¿Yo sólo he de salvar la tierra entera?

¿Adónde vamos? ¿Alguna vez venceremos?

No preguntes: ¡Combate!

Nikos Kazantzakis.

Este más que significativo hecho logró moralizar lo poco que quedaba del Frente: el Partido Comunista Chileno y  las estructuras públicas y políticas formales  se habían plegado en 1989, a la transición democrática, sin caer en cuenta que el ahora senador vitalicio Augusto Pinochet y sus militares continuarían gobernando desde las sombras. Los cuadros duros del Frente quedaban por fuera de esta lógica política pues habían iniciado la Campaña No a la Impunidad dentro del marco de la estrategia general de lo que era la guerra patriótica nacional, impulsada por el máximo comandante del FPMR Raúl Pellegrin el 21 de Octubre de 1988, en Los Queñes (moriría torturado y asesinado junto a la comandante Tamara apenas una semana después).

Para estos guerrilleros heroicos, esta transición no era sino una democracia pactada y negociada a la medida de empresarios políticos y militares y que dejaba por fuera a los revolucionarios que habían luchado contra la sangrienta dictadura de Pinochet. Es importante analizar esta etapa de la historia, dado que es desde esta inercia combativa en la cual habían quedado los mejores cuadros militares y la perplejidad de la fácil adaptación de sectores políticos del propio FPMR ante la idea de insertarse en la democracia lo que impulsó a Mauricio, el mítico Comandante Ramiro a juntar a los mejores hombres y continuar las ideas de lucha por la libertad de su pueblo. Habían sido criminalizados, perseguidos, torturados y asesinados tras el pacto del PC       y la creación de la Oficina de Seguridad Pública, quienes se dedicarían esos primeros años a realizar sus montajes policiales.

Para el año 96, el FPMR representaba una carga simbólica y mucha gente en el exterior intentaba reunificar la exigua fuerza que quedaban producto de la creación de la oficina y de leyes de arrepentimiento eficaz y delación compensada, creadas para desmovilizar a los revolucionarios. El equipo operativo de Mauricio Hernández Norambuena,  que era un equipo de Fuerzas Especiales, continuó operando en asaltos y otras tareas contra estos violadores de DDHH y la política de “transacción a la democracia”, más que transición. No solo el FPMR, también el Lautaro y el ejército guerrillero de los pobres, el MIR. Según excombatientes del Frente “Esto demuestra  la facilidad de adaptación y negociación de sectores políticos, incluso de izquierda, como en este caso, de oficiales del mismo FPMR que venían de la guerra en Nicaragua (y fundadores por tanto del FPMR), dado que ya no tenían ningún interés en la GPN”.

Mauricio, su detención y extradición

En Cuba, Mauricio no se quedó quieto y continuó preparándose para acciones militares de carácter continental. El gobierno Cubano le pidió a él y otros frentistas por favor abandonasen la Isla. Para esa época Cuba estaba aislada económicamente y olvidada del mapa política de la izquierda.

 Así, se iniciaría otro periplo en la vida de Mauricio, quien contacta a Manuel Marulanda Vélez, alias Tiro Fijo, máximo comandante de las extintas FARC-EP, y planean una unificación de las fuerzas revolucionarias del continente.

Buscando recursos, en Brasil, Mauricio fue detenido en el año 2002 junto a un contingente de combatientes internacionalistas quienes habían secuestrado al empresario publicitario (doblemente culpable) Washington Olivetto. Este contingente de internacionalistas contaba con hombres y mujeres de distinta nacionalidad y se incluía la presencia del autor del Vuelo a la Libertad, Raúl Escobar Poblete, ahora Comandante Emilio (varias huellas dactilares en el sitio de presidio del empresario brasilero determinaron su identidad). 

Aquí hay que acotar que toda guerra necesita finanzas, y nunca falta el doble rasero que ha señalado el accionar de estos hombres  por secuestrar a burgueses capitalistas para utilizar su fortuna y hacer lo que les tocaba no como decisión sino como compromiso histórico.

Tras la detención, Chile inició los procesos de solicitud de Mauricio Hernández Norambuena exactamente un año después. El proceso de extradición tardó bastante tiempo en ejecutarse. De hecho, la realidad geo-política latinoamericana había cambiado: líderes de izquierda habían llegado al Poder en Argentina, Venezuela, Bolivia, Brasil y Chile.  Y es desde este nuevo mapa político que se empezó a impulsar con mayor fe una campaña de solidaridad por Mauricio, exigiendo su libertad al gobierno de Lula Da Silva y al gobierno de Michelle Bachelet. No podemos culpar a ninguno de los dos gobiernos aunque mucho pudieron hacer por la liberación de Mauricio, o en dado caso, se respetasen los DDHH del Comandante Ramiro en prisión.

Desde su primer día de estadía de 17 años en cana brasilera, Mauricio fue incomunicado, se le daba una hora de luz al día y se le mantenía encarcelado en un espacio de dos metros cuadrados bajo luz artificial 23 horas diarias  y se le rociaba con agua, buscando reducirlo psicológicamente, desorientándolo y desinformándolo. El estado de derecho nunca existió para el compañero, situación que paradójicamente, está viviendo en carne propia el ex-presidente Lula, quien tras una falsa acusación ahora es perseguido del gobierno ilegítimo de Jair Bolsonaro. Y sería menester reconocer en este hecho que lo que la izquierda no hace cuando llega al poder, la derecha lo hará por la calle del medio, acotando que a la misma señora Bachelet se le enviaron miles de peticiones para buscar una salida política para la liberación de Ramiro.

2019: año de grandes retos para Chile

Tras la asunción al poder del empresario y magnífico evasor de impuestos, Sebastián Piñera, se ha recrudecido la impunidad en Chile y ha retornado la política dura en torno a la protesta social, violándose todo tipo de derechos humanos. Así, en los últimos meses hemos visto cómo carabineros de Chile ingresa a centros de estudio, lanza bombas lacrimógenas, golpea brutalmente a niños y adolescentes, implementa planes macabros como el aula segura, la ley de responsabilidad juvenil, e incluso anticipa el cierre del año escolar, utiliza implementos represivos y de guerra en la protesta de calle, detiene por sospecha a líderes sociales, asesina impunemente a miembros del pueblo Mapuche e ingresa a sus territorios con vehículos de guerra, no investiga los crímenes cometidos por miembros de la gendarmería, etc.  Ha fracasado el poder político central y se privatiza y vulnera la soberanía del país a través de tratados como el TLC-TPP. A Piñera se le ve haciendo maromas extrañas con su cuerpo en Colombia, inmiscuyéndose en asuntos de soberanía de otro país y defendiendo a su tío, el cura Bernardino Piñera, investigado por el Vaticano tras acusación de abuso sexual a menores de edad.

Todo ese conjunto de retos que afronta Chile como Nación, son retos colectivos que pueden despeñar en próximos días el rumbo político de ese país. De hecho, es oportuno pensar en la fecha más cercana…un 11 de Septiembre para reivindicar en nombre de Salvador Allende la lucha de un Pueblo por su Libertad.

Mauricio llegó bajo una operación relámpago a Chile, este martes 20 de Agosto, a muy tempranas horas de la madrugada, incluso, antes de lo previsto, en un vuelo privado de la Fuerza Aérea Chilena (FACH, según sus siglas). Y ese mismo día, el pueblo chileno se concentró frente a la cárcel donde está detenido para presionar desde la calle por su libertad, gesto solidario y afectivo para un hombre que empeñó sus años de vida por una causa que aún no ha visto su destino desarrollarse en plenitud.

Para él, se ha logrado determinar, según palabras del ministro de Justicia, Hernán Larrain, los acuerdos de extradición suscritos con Mercosur en 2012, logrando mantener la condena máxima de Brasil de 30 años. Ante esto, ya Mauricio habría cumplido tres años antes de fugarse de la CAS en el 96, lo cual la justicia chilena respetará.

Alberto Espinoza, abogado de Mauricio ha cuestionado el proceso de extradición afirmando que “es un proceso bastante irregular, puesto que la extradición que concedió el estado de Brasil a través de la resolución de la Corte Suprema que se establecía como condición que se rebajaran las penas de presidio perpetuo que estaba condenado Mauricio Hernández y en la medida que eso no se produzca indudablemente que estamos frente a una situación irregular”. Espinoza, abogado de varios hombres del FPMR, agregó que desconoce el compromiso que hizo el estado chileno con el gobierno de Brasil para el efecto de dar cumplimiento a esa condición establecida por la corte suprema de esa nación.

En tanto, el ministro de la causa, Mario Carroza, también asistió a la llegada de Mauricio y aseveró que aún falta medir una pena por la fuga de la CAS en el 96, intentando reducir los años que pueda ganar Mauricio para su libertad y la del pueblo Chileno.

Así, este miércoles 21, Mauricio, el hombre de mil luchas dadas y mil batallas más por dar, se reunió con el ministro Carroza y exigió que se le abonasen sus 16 años de presidio en Brasil, dado que un año después de detenido en la nación carioca fue solicitado en extradición. Al respecto, el ministro Carroza afirmó que “lo que señala Norambuena es que cuando llega el periodo de extradición a Brasil, comienza una detención provisoria para él, porque uno pide que se detenga a la persona en el internanto no se resuelve la extradición”.

Epílogo para vernos en una hermosa plaza liberada

Tuve la suerte de coincidir en Cuba en el año 2006 con Ricardo Palma Salamanca (co-autor material del asesinato del senador Guzmán y evadido de la CAS en el 96), en el marco de un trabajo documental sobre el terrorista Luis Posada Carriles, de la Serie Injerencia: La Invasión Silenciosa (co-producido por teleSUR y Panafilms). Recién había escrito el libro Una Larga Cola de Acero, y me afirmó que ‘’si las balas fueran de goma, la guerra sería un juego’’. Allí también me afirmó que alguna vez vería libre al Comandante Ramiro, y que ese día echarían el resto junto al Pueblo Chileno.

Entre tanto, Mauricio Hernández Norambuena está sobre los 60 años de edad. Es del tipo de hombres que no nacen todos los días y que hacen mucha falta en esta vida para buscar la justicia y dignidad de un país que vio arrebatados sus sueños en 1973 tras un golpe militar asestado por la venia de los Estados Unidos. Con su retorno a Chile también vuelve la esperanza de mucha gente que ve en él la figura necesaria para unificar un movimiento popular que pueda hacer frente a un sistema social que no ha permitido conocer la verdadera libertad. Las generaciones más jóvenes apenas le conocen, sin embargo, el revuelo que ha causado su llegada está permitiendo la propaganda en torno a quien nunca bajó la frente y se mantuvo firme a sus ideas aún en las situaciones más adversas los últimos 17 años de terrible chirona brasileira. Sobre él, nos despedimos en estas notas oyendo la hermosa voz de la cantora rodriguista, Carola: “Nadie podrá callar tu Voz, Comandante Manuel…Nadie sepultará tu voz, Comandante José Miguel…”. Mauricio, Hermano; Comandante Ramiro, Amigo… ¡Te Queremos Libre!

Posdata al Hermano Presidente de México, AMLO

Hermano Andrés Manuel López Obrador, lo admiro y respeto por toda su lucha que viene dando desde los años 80. Sé de su buena fe para con el pueblo mejicano y también lo solidario que ha sido por ejemplo, con la República Bolivariana de Venezuela. Usted hermano, tiene una situación muy compleja en su país debido a las mafias que debe enfrentar en todo sentido, y su país, la Gran México, nación que admiramos por su magnífica cultura y de ser la cuna de hombres que hace un siglo invadieron territorio estadounidense, no podemos dejar de expresarle nuestra solidaridad, y a su vez, pedirle con la mano en el corazón, que revise el expediente del hermano de luchas Raúl Escobar Poblete, alias Emilio, actualmente detenido bajo presunto secuestro de la suegra del nefasto presidente entreguista Vicente Fox y quien podría estar siendo solicitado por la justicia chilena en los próximos días, para armar un festín y burlarse de nosotros, los pobres de la tierra. La experiencia en torno al Comandante Ramiro nos dice que lo que dejen de hacer los gobiernos auténticos como el suyo a favor de la gente auténtica como Emilio, es decir de Revolucionarios por Revolucionarios, la derecha lo tomará para vengarse apenas llegue al poder. Es por ello, que le solicitamos pueda hacer lo que está en sus manos para que Raúl Escobar Poblete no corra la misma suerte de Mauricio y pueda estar libre sin importarnos qué diga la derecha, la propiedad privada de medios de información y la moralina burguesa, porque en definitiva, lo imprescindible es la lucha que se hace todos los días. Es su momento histórico. Agradecido, un servidor.

Carlos Matute Ron

Pensar Global Actuar Local

@ElmaToots13

[email protected]

Facebook Comments

Pedro Guzmán
MSc en Relaciones Internacionales, Licenciado en Comunicación Social, Técnico en Producción de Medios, Técnico Superior Universitario en Informática. Diplomados en. Actualización Pedagógica Organización Comunitaria. Ponente en Simposio "Karel Kosic in memoriam", Premio Nacional de Periodismo 2018. Investigador del área comunicacional. Profesor a dedicación exclusiva de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Humanista y amante de la vida.
4,250,255FansMe gusta
172,830SeguidoresSeguir
291,918SeguidoresSeguir
16,518SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Museo de la Memoria: Recuerdan en tiempo real el golpe de...

A partir de las 08:00 hora local, una transmisión radial histórica de los hechos que vivió el país suramericano hace 46...
- Advertisment -