es Spanish

¿Quiénes son los “buenos” y los “malos” para nuestros derechos en Internet?

¿Qué rol juega el sec­tor pri­va­do en la pro­tec­ción de nues­tros de­re­chos? ¿Qué ame­na­zas tiene la li­ber­tad en In­ter­net hoy? Esas y otras pre­gun­tas fue­ron abor­da­das en el Foro de in­ter­net de Es­to­col­mo, que se desa­rro­lló entre el 22 y 24 de mayo. De­re­chos Di­gi­ta­les es­tu­vo allí.

La se­ma­na pa­sa­da asis­ti­mos al Foro de In­ter­net de Es­to­col­mo, en Sue­cia, or­ga­ni­za­do por el Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res de Sue­cia y di­ver­sos or­ga­nis­mos gu­ber­na­men­ta­les de dicho país. ¿La apues­ta? dis­cu­tir sobre la li­ber­tad en in­ter­net y sus ame­na­zas.

En la bien­ve­ni­da, Carl Bildt, el Mi­nis­tro de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, su­gi­rió que ha­bían paí­ses “bue­nos” y “malos” en in­ter­net. Los paí­ses “bue­nos” se­rían aque­llos que hoy de­fien­den la li­ber­tad de In­ter­net, prin­ci­pal­men­te eu­ro­peos y nor­te­ame­ri­ca­nos. Los “malos”, por su parte, se­rían los sos­pe­cho­sos de siem­pre: Rusia, China, Cuba y otros paí­ses au­to­ri­ta­rios.

Sin em­bar­go, en nues­tra opi­nión, esta cla­si­fi­ca­ción en blan­co y negro, cla­ra­men­te, sim­pli­fi­ca ex­ce­si­va­men­te la reali­dad. Que paí­ses como Es­ta­dos Uni­dos o Sue­cia no in­ter­ven­gan di­rec­ta­men­te en In­ter­net (sin con­tar la vi­gi­lan­cia, por cier­to), no los con­vier­te au­to­má­ti­ca­men­te en “agen­tes del bien”.

Esta es­pe­cie de prin­ci­pio de no in­ter­ven­ción en in­ter­net con­lle­va mu­chas veces un tras­pa­so de poder y con­trol a los pri­va­dos, quie­nes bajo di­ver­sos pre­tex­tos (el mejor: los de­re­chos de autor) pre­ten­den de­ci­dir qué con­te­ni­dos pue­den cir­cu­lar o no por in­ter­net. En re­su­men: los pri­va­dos tam­bién son re­le­van­tes para una In­ter­net libre; y a veces la in­ter­ven­ción del es­ta­do es ne­ce­sa­ria para re­gu­lar sus con­duc­tas, como en el caso de la neu­tra­li­dad de la red. Más que un mundo en blan­co y negro, exis­te una mul­ti­tud de ma­ti­ces de gri­ses.

Aún con lo dicho, llama la aten­ción que po­lí­ti­cos de tra­yec­to­ria en­tien­dan que una agen­da de de­re­chos en In­ter­net es ne­ce­sa­ria hoy en día y la con­vier­tan en una prio­ri­dad es­tra­té­gi­ca. Con todas las di­fe­ren­cias y cues­tio­na­mien­tos ex­pues­tos, tener un mi­nis­tro de alto rango dis­cu­tien­do en una mesa re­don­da con ac­ti­vis­tas y ex­per­tos, de­fen­dien­do sus pos­tu­ras con ar­gu­men­tos só­li­dos, dista mucho de lo que vemos en Chile.

Otras in­ter­ven­cio­nes pos­te­rio­res plan­tea­ron di­ver­sos temas re­la­cio­na­dos al de­bi­do pro­ce­so, pri­va­ci­dad, ac­ti­vi­da­des de in­te­li­gen­cia y se­gu­ri­dad en in­ter­net, entre otros. Oca­sio­nal­men­te, al­guien es­gri­mía tam­bién que sin ac­ce­so a tec­no­lo­gías nada de esto im­por­ta, lo que aún sien­do cier­to es una dis­cu­sión que se lleva ade­lan­te en otros foros y con­tex­tos.

Ade­más de estas ac­ti­vi­da­des, pu­di­mos en­con­trar­nos con va­rias or­ga­ni­za­cio­nes ami­gas de De­re­chos Di­gi­ta­les en La­ti­noa­mé­ri­ca, con las que in­clu­so pu­di­mos pre­pa­rar una “des­con­fe­ren­cia” o reunión se­mi­for­mal donde pu­di­mos com­par­tir sobre la reali­dad de los De­re­chos Hu­ma­nos y tec­no­lo­gías en La­ti­noa­mé­ri­ca.

En suma, la dis­cu­sión glo­bal sobre temas de de­re­chos en In­ter­net sigue cre­cien­do. Di­ver­sos foros, más o menos gran­des, más o menos ofi­cia­les, están ana­li­zan­do, dis­cu­tien­do y di­se­ñan­do estos temas, y en Chile no po­de­mos dar­nos el lujo de ser es­pec­ta­do­res pa­si­vos res­pec­to al fu­tu­ro de In­ter­net que, en gran parte, se en­cuen­tra hoy vin­cu­la­do a nues­tra pro­yec­ción en la so­cie­dad que mu­chos lla­man de la in­for­ma­ción y el co­no­ci­mien­to.

Francisco Vera

Es vicepresidente y director de proyectos de ONG Derechos Digitales.

Facebook Comments

4,250,795FansMe gusta
173,741SeguidoresSeguir
292,118SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -