Aún retumba la poesía contestataria de Caupolicán Ovalles

117

Dentro de los movimientos de vanguardia de los años 60 que irrumpieron en contra de  la represión del gobierno de Rómulo Betancourt, tras la traición de este Presidente después de la caída  la dictadura de Marco Pérez Jiménez, la figura de Caupolicán Ovalles fue protagónica, no sólo por su plantada  postura política sino desde el aporte literario a la época. Gracias a él, apareció “El Techo de la Ballena”, por su carácter contestatario en un momento de crisis política y cultural en Venezuela.

Ovalles, nacido el 24 de abril de 1936, en Guarenas, estado Miranda, fue un  poeta venezolano, que desarrolló el movimiento de la Vanguardia literaria en los años setenta.

En Venezuela, la memoria de este destacado poeta reflejó con valentía un país manejado por la oligarquía y sus gobiernos en la Cuarta República, que traicionaron al pueblo, al tranzar el Pacto de Punto Fijo, que dio la espalda a las clases más humildes durante más de cuarenta años.

Su poesía se caracterizó por practicar la sátira y la burla, y utilizar un tono muy confidencial. Trabajó una temática plenamente original, que integró la memoria personal y familiar del poeta y reflejó la identidad colectiva y el contexto político y social que le tocó vivir.

Fue condenado al exilio durante el mandato de Rómulo Betancourt, por la autoría de la obra ¿Duerme usted, señor Presidente? (1962), en la cual atacó duramente al entonces Presidente y su equipo de gobierno y señaló al sistema político como hipócrita y corrupto.

Además, escribió: En uso de razón (1963), Elegía a la muerte de Guatimocín, mi padre, alias El Globo (1963), Copa de huesos (1973, Premio Nacional de Literatura), Canción anónima (1980) y Alfabetarium (2001). Es también autor de una Antología de la literatura marginal (1977) y de la novela Yo, Bolívar rey (1987).