Arquero de la selección española es vinculado con la mafia napolitana

Siempre se vinculó a jugadores de Napoles con la mafia, bajo la sospecha de que son amigos cercanos… Incluso, el más célebre jugador que pasó por esas tierras, el argentino Diego Armando Maradona figura en imágenes compartiendo con uno de los sectores más tradicionales y peligrosos del sur de Italia.

Un tema que reflota luego de que se denunciara al arquero español Pepe Reina y los defensas Paolo Cannavaro (Sassuaolo) y Salvatore Aronica ante la Comisión de Disciplinaria de la Federación Italia de Fútbol por  presuntos vínculos con personas vinculadas a la Camorra (mafia napolitana), eso según informan hoy medios peninsulares.

Se trata de acusaciones basadas en indagaciones que está realizando la Dirección Antimafia de Nápoles, la cual entregó la información recabada a la Federación Italiana de Fútbol. Esta última ya abrió una investigación al respecto, no sólo contra estos futbolistas sino que también contra sus clubes, Napoles, Sassuolo y Palermo, por responsabilidad directa.

Según publica Gazzetta dello Sport, en el caso de Pepe Reina, actualmente portero del Nápoles y quien fue nominado ayer por el técnico Julián Lopetegui para integrar la nómina española en Rusia 2018, las acusaciones son por mantener «inapropiadamente relaciones de amistad» con  Gabriele Esposito, ya condenado por delitos de criminalidad organizada, y sus dos hermanos, Francesco y Giuseppe, propietarios de una agencia de apuestas Eurobet.

Según el diario milanés, estas relaciones de amistad se habrían concretado en «vacaciones, intercambio de cortesía (disponibilidad del uso de automóviles de gran cilindrada propiedad de Gabriele Esposito y acceso al área restringida del estadio San Paolo durante los partidos)».

La publicación especifica que en el caso de Cannavaro, jugador hasta 2014 del Nápoles y en el Sassuolo desde febrero de 2015, éste mantuvo relaciones de amistad desde 2009 y con Gabriele Esposito y sus dos hermanos. Entre las acusaciones se especifica que Cannavaro intentó vender a través de estas personas un reloj del valor de 400.000 euros «de dudosa procedencia», agregan los medios.

Otra de las acusaciones al hermano menor del histórico central de la selección italiana aseguran que Paolo  intentó obtener entradas por parte del Nápoles para personas vinculadas con el clan camorrista Lo Russo y haber mentido sobre sus datos para evitar controles, así como de haber prestado a Gabriele Esposito su tarjeta de crédito para actividades ilegales.

En el caso del defensor Aronica, futbolista del Nápoles desde septiembre de 2008 al 2 de enero 2013 y del Palermo desde el 3 de enero al 15 de enero de 2015, se le acusa de de haber frecuentado estas mismas personas. También se investiga a algunos dirigente del Nápoles, como Giovanni Paolo De Matteis, Luigi Cassano y Alessandro Forisamo, por haber proporcionado entradas a las citadas personas vinculadas con la mafia.

4,205,468FansMe gusta
129,377SeguidoresSeguir
289,446SeguidoresSeguir
16,411SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano