Condena de 9 años de cárcel para el expresidente de la Conmebol por corrupción

111

A nueve años de prisión por asociación ilícita y fraude financiero fue condenado por una corte de Estados Unidos el expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Juan Ángel Napout (2014-2015). Se trata de un caso derivado del escándalo de corrupción que sacudió a la FIFA en 2015.

“Napout ascendió hasta los niveles más altos del fútbol, deporte en el que ejerció posiciones ejecutivas en la FIFA y manejó una poderosa confederación continental, solo para traicionar a esas instituciones y a las personas que debía servir”, señaló el fiscal Richard P. Donoghue.

De acuerdo con la sentencia del funcionario, “Napout alimentó su codicia, sumándose y ampliando una rampante y profunda cultura de corrupción en el deporte”.

La Fiscalía había solicitado 20 años de cárcel, pero la autoridad tuvo en cuenta el historial personal del exvicepresidente de la FIFA y su estado de salud mental como factores para una condena más reducida.

Además, deberá pagar además una multa de un millón de dólares y la confiscación de 3.3 millones de dólares de su patrimonio logrado con sobornos, de acuerdo con la jueza de distrito Pamela K. Chen, en Brooklyn, Nueva York.

El apetito por el dinero llevó a Napout a una vida criminal, y los “hinchas estarán encantados de ver al deporte limpio de la explotación que lo afectó por años”, agregó Damon Rowe, agente especial de Investigación Criminal del Servicio de Rentas Interno de Estados Unidos.

Napout había sido declarado culpable en diciembre de 2017 por asociación ilícita y dos cargos de conspiración para cometer fraude financiero, en el marco de la venta de derechos de televisión de la Copa Libertadores y la Copa América, reseñó Sputnik.

Relacionado:  Brasil cancela partido de fútbol tras confirmarse 14 positivos por coronavirus entre los jugadores

Por su parte, la abogada de Napout, Silvia Piñera, aseguró que recurrirá al veredicto de culpabilidad como de la sentencia, la cual consideró injusta.