Crece el escándalo: aseguran que más de 1.000 deportistas rusos fueron parte de una conspiración con el doping

El Estado ruso fomentó un sistema masivo de dopaje para que sus deportistas tuvieran éxitos olímpicos y paralímpicos
Publicado en

Deportes

0 0


Vladimir-Juegos-Olimpicos-Invierno-AP_CLAIMA20160721_0207_28El Estado ruso fomentó un sistema masivo de dopaje para que sus deportistas tuvieran éxitos olímpicos y paralímpicos. El segundo informe de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), publicado en la mañana de este viernes en Londres, aseguró que más de 1.000 deportistas rusos de más de 30 especialidades olímpicas y paralímpicas –de natación a atletismo pasando por fútbol- fueron dopados al menos desde 2011 hasta 2015 y recibieron ayuda del Gobierno ruso para esconder sus análisis positivos de dopaje, según publica el medio argentino Clarin.com.

El informe, firmado por el profesor de Derecho de la Universidad canadiense de Ontario Richard McLaren, aseguró que “durante años las competiciones internacionales han sido manipuladas por los rusos” y que la delegación rusa “corrompió los Juegos Olímpicos de Londres a una escala sin precedentes” en un sistema en el que estuvo involucrada la Agencia Antidopaje rusa.

La AMA afirmó que más de 500 deportistas rusos que se beneficiaron de prácticas ilegales para esconder el doping participaron en Juegos Olímpicos, donde muchos consiguieron medallas. Rusia ganó 72 medallas en Londres 2012, de las que 21 fueron doradas. McLaren llegó a decir en el informe que “el deseo de ganar medallas ganó al empeño ético y moral y a los valores del fair play olímpico”.

McLaren profundizó en este segundo informe sobre las revelaciones que hizo en el primero, publicado el pasado mes de julio, y que provocaron que los atletas rusos no pudieran participar en los Juegos Olímpicos de Río. Las revelaciones ampliaron la trama de dopaje a todas las grandes competiciones internacionales celebradas entre 2011 y 2015, y en las que participaron deportistas rusos.

El responsable del informe dijo esta mañana que había “descubierto la existencia de una conspiración institucional en la que participaron deportistas, dirigentes deportivos y el Ministerio de Deportes ruso”. McLaren denunció, basándose en análisis de ADN, que “la práctica de cambiar frascos con orina de deportistas dopados por otros con orina limpia se convirtió en una rutina mensual en el laboratorio antidopaje de Moscú”.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, dijo el jueves que todos los deportistas y entrenadores que aparecieran identificados en el informe de la AMA serían sancionados y no se les permitiría nunca más participar en unos Juegos Olímpicos. En julio, tras el primer informe, sólo la Federación Internacional de Atletismo prohibió la participación de los atletas rusos en los Juegos Olímpicos de Río.

Según el informe, los rusos también cometieron errores casi infantiles. En los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, dos jugadoras rusas de hockey sobre hielo presentaron muestras de orina con ADN masculino. Y en algunas muestras de orina con doping se llegó a añadir sal –“a niveles físicamente imposibles”- y café soluble para falsificar los análisis.

En el primer informe McLaren ya se denunció un sistema para cambiar las muestras de orina con restos de doping por otras muestras limpias, algo que involucraba la participación de agentes del servicio secreto ruso.

Tras el primer informe, el gobierno ruso puso en marcha un Comité de Investigación que asegura que ya interrogó a 60 atletas, además de a altos funcionarios del Ministerio de Deportes, la Agencia Antidopaje rusa y la Federación de Atletismo rusa.

Antes de cada gran competición internacional, los deportistas rusos entregaban muestras de orina limpias de doping que las autoridades deportivas conservaban congeladas. Entonces los deportistas volvían a doparse. Durante la competición, los deportistas entregaban pruebas de orina selladas mientras eran vigilados por un oficial independiente. Pero esas pruebas, que podían contener restos de doping , eran cambiadas por agentes secretos rusos por las muestras de orina limpias entregadas antes de la competición. Esos agentes hacían el cambio sin violar el sello que cerraba la muestra. El análisis se hacía así sólo a la muestra limpia.


Comparte 👍

Comenta 💬