es Spanish

Una epidemia psicológica ataca la salud mental de jugadores de la NBA

Casi la mitad de los jugadores de la NBA sufre de algún problema mental que pudiera convertirse en una epidemia. Así lo reveló John Lucas Jr., entrenador estadounidense que jugó durante 14 temporadas y que actualmente ejerce como asistente en los Houston Rockets.

Lo tienen todo, fama y dinero, parecen dioses de este deporte, pero el pánico, el miedo, la ansiedad y la depresión, cosas de los mortales, les afecta. En cifras concretas, “más del 40% de los jugadores de la NBA tiene problemas de este tipo, pero menos del 5% ha buscado ayuda profesional”.

La denuncia la hace alguien que estuvo enganchado a las drogas y al alcohol durante su etapa como jugador. Reconoce que suena exagerado, pero más allá de señalar un problema, trabaja en una posible solución. Lucas ha diseñado un programa de bienestar mental para deportistas.

A los mencionados cuadros se les unen otras patologías: “Es una epidemia en nuestra liga. Estoy hablando de todo, de trastorno de déficit de atención, bipolaridad, ansiedad, depresión”, asevera el exjugador de la NBA.

Cada cabeza es un mundo

Por mencionar algunos casos, DeMar DeRozan, de los Toronto Raptors, fue uno de los que habló de sus luchas contra la depresión, la ansiedad y la soledad. “Es una de esas cosas que no importa cuán indestructibles parezcamos que somos, todos somos humanos al final del día. Todos tenemos sentimientos (…) todo de eso. A veces (…) se lleva lo mejor de ti, donde todo lo que hay en el mundo encima de ti”.

Acto seguido, el ala-pívot de los Cleveland Cavaliers, Kevin Love, escribió en marzo de este año una carta en The Players Tribune, a través de la cual explicaba cómo sufrió un ataque de pánico durante un partido que jugó en casa contra los Atlanta Hawks.

Otros como Jahlil Okafor reconocen que sufren ansiedad por no explotar en la liga. Pero uno de los casos más inesperados fue el de Paul Pierce, una leyenda de los Boston Celtics, quien contó ante los medios la ansiedad y paranoia que sufrió durante un par de temporadas, producto de 11 puñaladas que recibió en el año 2000.

Tomando en cuenta estos testimonios, el director del Departamento de Salud mental y bienestar de la NBA, William D. Parham, apoya las cifras de Lucas. Tanto así que el doctor fue contratado por el sindicato hace unos meses, preocupado por el número de casos con problemas mentales en la liga.

En este sentido, la asociación convenció a la NBA para que desarrollara una política integral de salud mental, con tratamientos confidenciales.

Facebook Comments

4,250,712FansMe gusta
173,490SeguidoresSeguir
292,067SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -