La disciplina surgió en 1903 en Holanda

(Video) Korfbal: un deporte que promueve la igualdad entre mujeres y hombres

Cada uno de los dos equipos que compiten en cada juego, está integrado por cuatro mujeres y cuatro hombres

 

En muchos de los deportes, en especial los de conjunto, se evidencia una fuerte separación entre ambos sexos; debido a que se impone el machismo. Esta tendencia sigue hasta nuestros días, donde a pesar de la apertura de espacios para las mujeres en varias disciplinas, las mismas siguen separadas, es decir, hombres juegan con hombres y mujeres contra mujeres, y en muchos casos son las masculinas las que tienen mayor aceptación mediática y remunerativa.

Sin embargo, en 1903, en Holanda surgía una nueva disciplina que pretendía romper este paradigma, el cual fue bautizado como korfbal, cuya raíz etimológica viene de «korf» que es cesta y de «bal» que es balón.

El nuevo deporte surge a raíz del viaje del holandés Nico Broekhuysen a tierras nórdicas, donde pudo observar que en los juegos tradicionales ya se imponía la igualdad entre ambos sexos.

El juego es simple, consiste en encestar la pelota en una canasta situada a 3,5 metros de altura, la cual es de mimbre y no tiene tablero. Pero lo que realmente llama la atención es que en cada uno de los dos equipos que compiten en cada juego, está integrado por cuatro mujeres y cuatro hombres.

Muchos pensarán que tiene algún parecido con el deporte de las alturas, el baloncesto; sin embargo, una de las diferencias es que la estrategia se basa en el pase, ya que no se puede avanzar con el balón, así como driblar o regatear.

Los encuentros duran un total de cuatro tiempos, que duran quince minutos cada uno. En cuanto a la puntuación, se especifica que cada dos goles anotados por uno de los equipos, hace que se cambien los roles, es decir, quienes estaban defendiendo pasan al ataque y viceversa.

Contra el sexismo

A pesar de ser un deporte mixto, no deja de lado las diferencias físicas que existen entre ambos sexos, por lo que las formaciones se emparejan hombre-hombre o mujer-mujer.

Sin embargo, al no ser un deporte físico, las diferencias entre los sexos no se nota tanto. Por ejemplo, las mujeres son quienes más atacan, debido a que son más ágiles.

«Este deporte rompe con el estereotipo de que los hombres y las mujeres no pueden jugar juntos. Y que las mujeres representan el sexo débil. Muestra que las mujeres pueden jugar deportes duros también», recoge la BBC en un reportaje realizado al respecto publicado en el 2017.

Mucha popularidad

La popularidad de este deporte está creciendo. En los Países Bajos como en Bélgica ya cuenta con muchos seguidores.

Sin embargo, se juega como mínimo en 68 países de la orbe. Esto se evidenció el pasado fin de semana cuando se celebró el primer campeonato mundial sub 19, quedando como campeón Holanda, lo cual no es una sorpresa.

También fue un deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de 1920 y 1928; por lo que se aspira que para el 2028 se convierta en parte oficial de la cita deportiva de los cinco aros.

Si deseas conocer más información, te invitamos a leer:

Palestinos reclaman su tierra a través de los deportes al aire libre

Conozca los cinco deportes más peligroso del mundo

4,204,453FansMe gusta
128,963SeguidoresSeguir
289,439SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano