VIDEO: Perdieron el partido y terminaron a las trompadas entre compañeros

80

Un verdadero escándalo se vivió este pasado fin de semana en la Liga Mexicana de Fútbol. Eso luego del partido que disputaron Querétaro y León. Todo después de que dos futbolistas del equipo local terminaron a los puñetazos. Y a la vista de todos.

Además de haber nacido los dos en Paraguay, Edwin Benítez y Erbín Trejo fueron los protagonistas del escándalo. Y también de buena parte del match que se disputó en el estadio Corregidora. Todo comenzó luego de que el árbitro decretara el final, con triunfo para León, por un ajustado 2 a 1, que se definió a minutos del final con un gol del argentino Mauro Boselli.

Esa jugada, precisamente, fue la que encendió la mecha. Benítez estaba en llamas por la derrota y no dudó en culpar a su compatriota quien había perdido la pelota en la jugada del 2-1. Con un par de insultos y algunos gritos, dejó en claro que quería explicaciones. Pero no sólo no los encontró, sino que Trejo se defendió también en un tono más alto de lo normal.

Hasta ahí, nada extraño, nada fuera de lo común en un deporte que se juega con las pulsaciones a mil y en el que suele haber varios entredichos entre sus protagonistas. Pero Benítez no lo entendió así. Y mientras su compañero se metía en la manga para ir al vestuario, empezó a correrlo. Ahí, se dio lo peor: trompadas, patadas, más gritos e insultos. Una pelea inesperada, que duró apenas unos segundos y no continuó gracias a que el resto de los jugadores y hasta los encargados de seguridad designados por los dirigentes del Querétaro los separaron. Pero que dejó al vestuario más caliente que nunca. Y a los directivos del club preocupadísimos y evaluando sanciones para Benítez y Trejo.