Israel «investiga» muerte de un palestino que fue rociado con gas pimienta y tiroteado

En un principio las autoridades israelíes afirmaron que su accionar fue debido a que el hombre abatido a tiros salió de su automóvil con un cuchillo en la mano y corrió hacia los soldados con la intención de apuñalarlos

Las Fuerzas de Defensa de Israel señalaron este lunes en un informe preliminar que un ciudadano palestino fue asesinado sin motivo por un soldado en un puesto de control de Cisjordania, pues no representaba ninguna amenaza o peligro en aquel momento.

Ahmed Kahla, de 45 años, recibió el pasado 15 de enero un disparo en el cuello a corta distancia en un puesto de control militar israelí ubicado en la localidad de Silwad, al norte de Ramallah. En un principio las autoridades israelíes afirmaron que su accionar fue debido a que el hombre salió de su automóvil con un cuchillo en la mano y corrió hacia los soldados con la intención de apuñalarlos, recoge el periódico Haaretz.

Fuerzas israelíes asesinan a un palestino durante una redada "sin precedentes" en un refugio de Cisjordania

Posteriormente, el Ejército israelí modificó la versión de los hechos y anunció que los soldados ordenaron a un hombre que se detuviera en su vehículo y usaron gases lacrimógenos cuando este se negó. Posteriormente, prosigue la versión, hubo un enfrentamiento durante el cual la víctima habría tratado de arrebatarle un arma a un soldado antes de ser abatida.

El informe preliminar del Ejército israelí señala que los soldados actuaron con una «grave falta de juicio». La conclusión de la investigación se presentará en los próximos días.

Por su parte, el hijo de Kahla, Qusai, testigo del hecho, relató que su automóvil se detuvo en el puesto de control y un soldado disparó una granada aturdidora que golpeó el techo del coche. Cuando Kahla preguntó por qué los estaban atacando, un oficial lo roció con gas pimienta y lo sacó del vehículo antes de asesinarlo a tiros.

La familia del hombre busca llevar el caso a un tribunal israelí y obtener una compensación económica por parte de las autoridades militares. «Nos damos cuenta de que su juicio no devolverá la vida a nuestro hermano Ahmed, pero queremos que [los responsables] paguen el precio de su crimen», afirmó Zayed, hermano de la víctima. «Queremos disuadirlos de matar a más palestinos a sangre fría y sin motivo», remarcó.

Fuente RT

Te puede interesar


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬