Los países donde la homosexualidad se castiga con la muerte

Uganda acaba de aprobar una ley que castiga la homosexualidad con cadena perpetua. Pero son muchos los países donde las personas son perseguidas por su condición sexual, y siete donde existe la pena de muerte

Por CVN

31/05/2015

Publicado en

Derechos Humanos / Mundo

0 0


Irán

Por su condición de país islámico, persigue con dureza la homosexualidad, quepuede ser castigada con la pena de muerte si el acusado es mayor de 15 años. Para los menores que inclumplan la ley, la pena puede ser la cárcel o latigazos. Irónicamente y según las estadísticas, Irán es, tras Tailandia, el país que más operaciones de sexo lleva a cabo.

Nigeria 

16602_29793__584_365

Es uno de los países africanos que más se posiciona contra la homosexualidad. Prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo con la cárcel, igual que las muestras de cariño en público, que son penadas con diez años de prisión. En regiones del norte de Nigeria, ser gay está castigado con la muerte.

Arabia Saudí

La homosexualidad en Arabia Saudita es perseguida y castigada con penas de distinta índole, según haya sido cometido el “delito” y según quién lo haya cometido (un soltero, un casado, un extranjero…) Los castigos van desde los latigazos, la cárcel, las palizas o la expulsión hasta las amputaciones, las lapidaciones o la ejecución.
Mauritania / Sudán
16604_29795_635288513897949788_584_365
En el norte de África la homosexualidad está muy perseguida y se castiga con la pena de muerte en países como Mauritania y Sudán. Como es más fácil decir en qué países de África ser gay no es un delito: Mali, Chad, Níger, Congo, Namibia, Guinea Ecuatorial, República Centroafricana, Madagascar, Gabón, Guinea-Bissau, Suazilandia y Congo. En Marruecos hay la falsa percepción de que la homosexualidad está permitida, y nada más lejos de la realidad: las multas pueden llegar incluso a los 1.000 euros y se puede ir a la cárcel como máximo por tres años.
Yemen
16609_29809_635288510859666403_584_365
El Gobierno se esfuerza por repetir y creer que en Yemen “no hay gays”, pero a la vez persigue la homosexualidad, que es considerada un delito que se castiga con azotes disciplinarios o con la muerte, siguiendo la Sharia, el cuerpo de Derecho islámico.
Somalia
El pasado marzo la noticia de la lapidación de un adolescente por “sodomía” dio la vuelta al mundo. Según el juez que condenó a muerte al joven, la homosexualidad “conlleva una muerte dolorosa” en Somalia, donde en el sur del país no sólo es considerado un acto ilegal sino que se persigue, como en el caso de ese chico, con la muerte. La pregunta es, ¿hasta cuándo?

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬