Viaje a Colonia Dignidad: Los esfuerzos de las históricas luchadoras y las promesas incumplidas por Verdad, Justicia  y Memoria en el enclave alemán

“Hemos golpeado las puertas del poder político y judicial en Chile y Alemania para cesar con el turismo y las fiestas de la cerveza en la Colonia Dignidad. Hemos estado en Alemania, conociendo la experiencia de los memoriales del Holocausto y no nos cansaremos de exigir que la Colonia no puede seguir siendo un lugar de recreación, turismo y fiesta. ¡Jamás vimos que en Alemania se usarán de esa manera los sitios donde ocurrió el horror del nazismo!”, señaló la presidenta de la AFDD de Talca, Myrna Troncoso.

Colonia Dignidad

Por Silvia Gutiérrez González

A pesar de las fuertes lluvias pronosticadas para la región del Maule el pasado fin de semana, las Agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Talca y Parral, realizaron un nuevo viaje de denuncia y memoria a Colonia Dignidad.

En esta emotiva jornada realizada el sábado 9 de julio, las mujeres de la Agrupación junto a defensores de los derechos humanos y personas con sensibilidad social y política, visitaron dos sitios que se encuentran dentro del enclave alemán: la Bodega de Papas y el Galpón de Paja. De ambos sitios hay antecedentes de que fueron facilitados por los colonos a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) para realizar torturas y entrenamientos durante la dictadura chilena.

Y este último estaría marcado por un hito importante: era la primera vez que el subterráneo del Galpón de Paja sería descubierto en presencia de familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos. Y pese a que la visita fue informada con anterioridad a los administradores del recinto, el subterráneo quiso mantenerse inaccesible, poniéndole obstáculos a la puerta de entrada con maderas y fardos de paja.

Sin embargo el ímpetu y la porfía de los visitantes, permitió dar con la puerta de acceso y además bajar al subterráneo de alrededor de 4 metros de profundidad, para conocer y hacer registro de este lugar, el cual aparece en los testimonios de muchos sobrevivientes, entre ellos, el de Adriana Bórquez y el cual durante años se mantuvo bajo la fachada de ser un lugar de almacenaje de avena.

Los obstáculos que han tenido las agrupaciones en este lugar no son nuevos. Por años se ha recibido el hostigamiento de los colonos; con bocinas, humo, agua, piedras y querellas. Recordemos que en 2016 se les interpuso una querella por dañar un letrero de acceso al portón, esto en el marco de manifestaciones donde se exigía el fin al turismo en Colonia Dignidad.

Un memorial para seguir recordando

Las luchadoras están cansadas y son cada vez menos. Han sido muchos años de buscar la verdad sobre sus familiares; de ir tras cada pista, de recorrer todos los lugares por donde podrían haber pasado sus seres queridos, de interponer recursos de amparo, de viajar al extranjero a denunciar los horrores cometidos.

Han entregado su vida, con costos en lo emocional, en lo familiar, en su salud. Para ellas el compromiso por la verdad y la justicia será hasta el último día de sus vidas. Sin embargo, los compromisos no han sido recíprocos. Los Estados de Chile y de Alemania tienen deudas pendientes, como declarar sitio de memoria la Colonia Dignidad y poner fin al turismo en la actual “Villa Baviera”.

“Hemos golpeado las puertas del poder político y judicial en Chile y Alemania para cesar con el turismo y las fiestas de la cerveza en la Colonia Dignidad. Hemos estado en Alemania, conociendo la experiencia de los memoriales del Holocausto y no nos cansaremos de exigir que la Colonia no puede seguir siendo un lugar de recreación, turismo y fiesta. ¡Jamás vimos que en Alemania se usarán de esa manera los sitios donde ocurrió el horror del nazismo!”, señaló la presidenta de la AFDD de Talca, Myrna Troncoso.

La construcción de un memorial en la Colonia también se encuentra pendiente. Respecto a ello, Myrna Troncoso recuerda que “desde el 2014 hemos participado activamente en el proceso que llevan expertos en Alemania para avanzar en un concepto para un futuro sitio de memoria en la Colonia. Esperamos que eso se materialice pronto y que ambos gobiernos fijen plazos, recursos y responsabilidades para que esto se materialice pronto y se haga realidad”.

Dicho memorial les permitirá a los familiares y quienes las acompañan, poder tener un sitio donde compartir el duelo, junto con traer al presente a quienes lucharon contra la dictadura y a quienes fueron asesinados sólo por ser pobres o vivir en el campo en un contexto convulsionado por la Reforma Agraria en la región del Maule.

Y también poder ser un espacio digno donde poder refugiarse de la lluvia o el calor. Un espacio donde descansar, ritualizar y compartir emociones que se remueven al recordar y visitar un lugar tan cargado de abusos, crímenes y horror.

La lucha contra la impunidad y la negligencia institucional

Hace algunas semanas, un escándalo sobre negligencia política remecía a las agrupaciones y personas vinculadas a los derechos humanos. Durante más de cuatro años, miles de testimonios entregados por ex soldados conscriptos a la Subsecretaría de Derechos Humanos se mantuvieron ocultos sin que las autoridades y funcionarios pertinentes cumplieran los mandatos que establece la ley a los organismos de la administración pública, al no entregarse esa información a los tribunales de justicia.

En dichos testimonios, los ex conscriptos denuncian los malos tratos a los que fueron sometidos mientras cumplían el servicio militar obligatorio y también la violencia que se vieron forzados a ejercer contra civiles, como custodia de prisioneros, allanamientos, detenciones, así como en la perpetración de graves violaciones a los derechos humanos.

“Con razón los familiares de los detenidos desaparecidos, los ejecutados políticos y el mundo de la defensa de los derechos humanos están convencidos que los pactos de silencio se extienden más allá de los perpetradores y criminales directos. Poderes fácticos operan para reforzar el olvido y garantizar la impunidad. De allí la gravedad de los hechos.  No es aceptable que autoridades, y funcionarios públicos, activa o negligentemente guarden silencio ante el conocimiento de eventuales delitos. Más aún cuando la información que se tiene puede contribuir a la verdad, a la justicia y la búsqueda de los cuerpos de aquellos que entregaron la vida en la lucha antidictatorial”, indica Myrna Troncoso.

Agrega que “es inadmisible ocultar documentación que puede facilitar la realización de la justicia. Los hechos son a nuestro juicio muy graves y ameritan una investigación responsable y urgente y los familiares se merecen el respeto y una explicación razonable, pues la acción cómplice o la pasividad negligente obstaculizaron el avance de la justicia y por tanto deben determinarse las responsabilidades judiciales, administrativas y políticas”.

El viaje finalizó con un ritual en el Galpón de Paja -que habitualmente se realiza en el río Perquilauquén- donde fueron puestos los rostros de las personas detenidas desaparecidas de la región del Maule junto a los claveles rojos. Y con un declaración de parte de la AFDD-EP exigiendo al Estado chileno y alemán responder a las exigencias éticas y políticas en materia de delitos de lesa humanidad ocurridos en este protegido sitio de la precordillera de Parral.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬