El Castillo de Drácula esconde una estructura sorpresa bajo su fachada

Debajo de la fachada del «Castillo de Drácula», ubicado en Transilvania (centro-norte de Rumania), un grupo de investigadores descubrió varias estructuras que dan cuenta de los horrores de la época.

De acuerdo con los hallazgos, que se presentaron el 12 de diciembre en la reunión anual de la Unión Americana de Geofísica, los arqueólogos usaron escáneres para detectar lo que se escondía en esa zona del castillo de Corvino, donde encarcelaron a Vlad el Empalador.

La investigadora principal, Isabel Morris, de la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, indicó que esos equipos ayudaron a los especialistas a identificar un complejo administrativo construido durante el siglo XVII, reseñó Sputnik.

El lugar es famoso porque se han grabado varias películas. Foto: Las Provincias.

Entre las habitaciones hay una cámara de tortura, con un modelo de una víctima atada y colgada del techo. Se desconoce si hasta esa zona llegó Vlad III.

«Esto es importante para avanzar en la conservación de este emocionante sitio histórico», resaltó Morris.

Según la historia, el gobernador húngaro Juan Hunyadi encarceló en el siglo XV a Vlad III, príncipe de Valaquia, en ese enigmático lugar.

El nombre del padre del Empalador era Drácula, porque integraba la Orden del Dragón. El lugar cobró más relevancia desde que el escritor irlandés Bram Stoker se inspiró en ese personaje para crear la novela sobre el conde Drácula.

Además, es un lugar buscado para grabar películas y fue el escenario donde se rodó Entrevista con el vampiro (1994), largometraje de Neil Jordan protagonizado por Tom Cruise, Brad Pitt y Antonio Banderas, reseñó Las Provincias.

BBC y Netflix preparan una nueva serie inspirada en “Drácula”

Detectan prácticas antivampiros en cadaver de un niño de la época romana

4,224,104FansMe gusta
140,363SeguidoresSeguir
289,146SeguidoresSeguir
16,446SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Hombres casados podrán ser sacerdotes en áreas remotas de la Amazonía

La idea de ordenar a los llamados "viri probati", hombres casados y de probada virtud, ha existido durante décadas para hacer frente a la escasez de sacerdotes y la disminución de las vocaciones en general.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -