Caso Cascadas: LarraínVial y Leonidas Vial al banquillo, Piñera salpicado

Las segundas formalizaciones efectuadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) en el escándalo del caso cascadas entregó más antecedentes que en el primero del papel instrumental desempeñado por el fondo de inversiones LarraínVial y su accionista Leonidas Vial, ocasión en que solo presentó cargos contra Julio Ponce Lerou y un reducido grupo de […]

Por Director

Publicado en

Chile / Economí­a / Portada

0 0


corredorasbolsa

Las segundas formalizaciones efectuadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) en el escándalo del caso cascadas entregó más antecedentes que en el primero del papel instrumental desempeñado por el fondo de inversiones LarraínVial y su accionista Leonidas Vial, ocasión en que solo presentó cargos contra Julio Ponce Lerou y un reducido grupo de sus asesores más directos. En la nueva documentación se ampliaron las formulaciones y se puso en el banquillo a la Corredora de Bolsa LarraínVial y al importante accionista de la empresa financiera Leonidas Vial, además de a su gerente general. El arco del caso se amplió así considerablemente. Sin embargo, Leonidas Vial continúa ejerciendo como presidente de la Bolsa de Comercio y LarraínVial se defiende señalando que solo se limitó a efectuar operaciones que realiza regularmente, con lo cual en vez de reducir incremente la magnitud del problema. La publicación hasta ahora por la prensa de los antecedentes de la SVS que acompañan a las formulaciones es fragmentaria y lleva a la conclusión que existen antecedentes que no se han querido divulgar más ampliamente. Entre ellos se encuentra, por ejemplo, la participación antes de asumir la presidencia de sociedades pertenecientes a Sebastián Piñera, que como señalan los abogados de Julio Ponce en su defensa, han efectuado operaciones similares. Ello le asigna gran importancia a la designación por el  nuevo gobierno de los directivos de la SVS y de la decisión que se tenga de entregar a la opinión pública los múltiples antecedentes acumulados. Nunca se conoce tanto del submundo del 1%, del 0,1% y 0,01% más ricos que cuando pelean entre ellos.

 

Las segundas formulaciones  efectuadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), al finalizar enero del caso cascadas, afectaron a once personas e instituciones financieras, entre ellas a dos de las corredoras bursátiles de más presencia en el mercado: LarraínVial, incluyendo a su socio Leonidas Vial Echeverría, y a  Banchile, controlada por el grupo Luksic y el banco norteamericano Citigroup.  En la primera formalización, efectuada en septiembre pasado, se había mencionado exclusivamente a Julio Ponce Lerou, a quien se le acusó de haber “ideado, promovido y participado en la ejecución del esquema”, con el cual se ejecutaron las operaciones que dieron lugar a la acusación, y a tres ejecutivos de su exclusiva confianza[1].

En el caso de LarraínVial, además de  Leonidas Vial, que también es  vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Santiago desde junio de 1988, se formalizó a su gerente general, Manuel Bulnes, y al de distribución institucional, Felipe Errázuriz. La responsabilidad de LarraínVial, se constata en el documento, es directa. Se señala que Manuel Bulnes y Felipe Errázuriz ofrecieron negocios a Inversiones Saint Thomas, de Leonidas Vial, “sabiendo o debiendo saber que aquellos se insertaban en el esquema (…). En tal sentido LarraínVial habría sido funcional para que las operaciones de las Sociedades Cascada, Relacionadas, Vinculadas e Instrumentales, que se enmarcaban en el esquema, pudieran ser materializadas en el mercado bursátil”. Bulnes es gerente general desde el año 2003.

La intervención de LarraínVial fue particularmente relevante en operaciones directas (OD) automáticas, “ya que creó las condiciones necesarias – señaló la SVS – para que estas operaciones se efectuaran sin difusión (…) aún cuando dichas ofertas no estaban sustentadas por una orden de un cliente, siendo eliminadas inmediatamente del sistema bursátil”, luego de ser ejecutadas. “Lo anterior evitó que otros inversionistas pudieran intervenir en las operaciones realizadas por las Sociedades Relacionadas, Vinculadas e Instrumentales”. De allí, el documento deduce que “es plausible entender” que LarraínVial y Leonidas Vial “habían conocido, en la parte que les cupo intervención, que esas sociedades participaban en oportunidades de negocios para las Sociedades Relacionadas, y en la medida de aquello, también para las Sociedades Vinculadas e Instrumentales (…)”.

La corredora de bolsa LarraínVial fue fundada en 1934 por los hermanos Fernando y Leonidas Larraín Vial. El socio principal de LarraínVial al producirse su formalización es Fernando Larraín Cruzat, que no ha sido denunciado personalmente por la SVS en el caso. Por ello asumió la defensa pública del fondo de inversiones y sus empresas, destacando que continúa funcionando normalmente e incluso efectuando operaciones de envergadura, como la venta del 7% de los títulos del Banco de Chile, decidida por el grupo Luksic y el Citigroup. Sí fue formalizado Leonidas Vial Echeverría, que posee el 38% de las acciones. LarraínVial es una de los cuatro fideicomisos elegidos por Sebastián Piñera para la administración de sus inversiones.

En el documento de cuatrocientas páginas, parte de cuyo contenido se ha divulgado por medios de comunicación, se afirma que las sociedades de inversiones de Leonidas Víal, Saint Thomas y Agrícola e Inversiones La Viña, así como las de Alberto le Blanc (Inversiones Transcorp e Inversiones La Palma), “habrían sido funcionales e instrumentales al desarrollo del esquema implementado, participando de manera reiterada, periódica y en forma atípica respecto de otras de sus inversiones, en algunos de los ciclos de transacciones observados en acciones Calichera A y Oro Blanco”.

La participación de Leonidas Vial fue muy activa.  “Las decisiones de compra y venta las toma, en general, Leonidas Vial –declaró el representante general de Inversiones Saint Thomas, Santiago Vial- y excepcionalmente, las podría tomar yo”.  Sobre quien tomaba las decisiones de compra y venta de acciones en ST y La Viña expresó, por su parte, el socio de LarraínVíal: “Yo no más.  En caso que no esté, Santiago Vial, pero dentro de parámetros (…). Libertad absoluto no tiene para ello”.  La SVS deja constancia que el 54% de las transacciones entre 2007 y 2011 de Saint Thomas fueron compra y venta de títulos de las cascadas, porcentaje que aumenta a 75% si se incorporan las acciones de SQM.

Existía una distribución de funciones.  El gerente general de LarraínVíal se “encargaba –detalló la SVS- de proponer negocios a las sociedades instrumentales (Inversiones Saint Thomas y Agrícola e Inversiones Las Viñas vinculadas a Leonidas Víal), mientras que, de manera paralela, LarraínVíal “cumplía un rol central en la articulación y ejecución en las bolsas de valores de las operaciones realizadas por y entre sociedades relacionadas, sociedad vinculadas y las sociedades propiedad de Leonidas Víal, y entre todas ellas y las sociedades cascada”.

Con respecto a las sociedades de Leonidas Vial el texto de la SVS  explicitó que “el actuar de las sociedades vinculadas e instrumentales habría estado subordinado al interés de las sociedades relacionadas (a Julio Ponce) siendo compensado por ello con importantes oportunidades de negocios”.  Incluso relata una operación en que Vial adelantó el pago a la contraparte, la cual finalmente no se efectuó “sin recibir ninguna compensación por el tiempo en que sus contrapartes dispusieron de ese efectivo (…).  De facto –agregó el texto de la SVS-, el Sr. Leonidas Víal prestó $16.000 millones por, a lo menos, dos días sin recibir interés alguno”.  Consultado sobre la contraparte, contestó que no se recordaba, pero que eran miembros del “grupo SQM”, es decir Julio Ponce Lerou y su equipo.  Víal habría tenido conocimiento que la contraparte era Roberto Guzmán, hombre de confianza de Julio Ponce, “lo que permite entender –concluyó el documento- que el Sr. Leonidas Víal tendría una relación de confianza con Roberto Guzmán (…)”.  Cuando Leonidas Víal adelantaba fondos a distintas sociedades sin contar con la garantía necesaria, se “requería a LarraínVíal que le informase la identidad de las contrapartes, la cual accedía a aquello”.  Forma de actuar impropia de una corredora bursátil.

De ello, la SVS dedujo que “el Sr. Julio Ponce habría instrumentalizado el actuar de las sociedades cascada, sino que además mediante las sociedades relacionadas, vinculadas o instrumentales se habría creado oportunidades de negocios cuyo resultado habría estado asegurado por las propias cascadas”.

De acuerdo a estimaciones efectuadas en el texto, Inversiones Saint Thomas se habría beneficiado por este tipo de operaciones entre los años 2007 y 2011, motivo de la investigación, en la suma de UF3.307.000.  “Dicho monto –subrayó- representa un 54% de las diferencias resultantes agregadas de las operaciones de venta y compra del período”. Lo mismo sucedió con Inversiones Transcorp, de Alberto Le Blanc, otra sociedad instrumental. Entre 2009 y 2011, un 46% del total de sus transacciones fueron operaciones con acciones de las sociedades cascadas. Por tanto, un alto porcentaje de sus actividades se destinó en los lapsos mencionados a materializar operaciones del esquema ideado por Julio Ponce.

La acusación contra Leonidas Vial es muy concreta. “… se prestó para la realización de operaciones que si bien se ajustaban formalmente a las normas que regulan las transacciones bursátiles, fueron funcionales para asegurar la ejecución y cierre de las transacciones entre las partes con que operó. (…) dichas transacciones habrían sido primeramente planificadas de manera de producir las operaciones y resultados descritos, impidiendo y obstaculizando la posible intervención de terceros, para efecto de que tales transacciones se pudieran efectuar en los precios y condiciones en que finalmente tuvieron lugar, siendo las sociedades instrumentales del Sr. Vial funcionales a tales objetivos”.

En las capitalizaciones de las cascadas del año 2008 las acciones no suscritas se destinaron a ser comercializadas a terceros, siendo usadas posteriormente en las operaciones especulativas. La SVS afirma que “es el propio Julio Ponce quien manifiesta las necesidades de recursos de las Sociedades Cascada”. Y es quien “habría sido el que determinó el momento en que debía aumentarse el capital en cada una de las sociedades. Desde el momento – concluyó – en que Julio Ponce tendría  la capacidad de definir las necesidades de recursos por parte de las Sociedades Cascadas y de determinar el monto de estas necesidades, es plausible pensar que aquel también habría conocido cuál sería el destino de estos fondos”.

Al mismo tiempo, la superintendencia formuló cargos a Banchile Corredores de Bolsa, controlada por el grupo Luksic y el banco norteamericano Citigroup, y a Citigroup Global Market, así como a sus responsables en el período sometido a investigación.  Todas las formulaciones fueron efectuadas aduciendo infracciones  a la Ley del Mercado de Valores en que se habla de “efectuar cotizaciones o transacciones ficticias”  y de “inducir o intentar inducir a la compra o venta de valores (…) por medio de cualquier acto, práctica, mecanismo y artificio engañoso o fraudulento”.

Las formulaciones a corredoras de bolsa y a sus ejecutivos actuales o en el período de la investigación cuestiona inmediatamente el funcionamiento de estas personas y sociedades.  El Estatuto de la Bolsa de Comercio es muy claro.  Para ser corredor exige “no encontrarse formalizado” además de “no haber participado en actuaciones, negociaciones o actos jurídicos de cualquier clase contrario a las leyes, normas o sanas prácticas financieras o mercantiles que imperen en Chile o en el extranjero”.  Por su parte, el reglamento de la Bolsa de Comercio establece que “constituye infracción grave la realización de transacciones ficticias respecto de cualquier valor, la participación en transacciones simuladas y la realización de cualquier maniobra tendiente a alterar artificialmente las cotizaciones de la bolsa”.

LarraínVíal y Banchile, figuran entre las principales empresas de corredores del país.  En 2013, LarraínVíal encabezó el ranking sectorial con una participación de 17,35% sobre el total, mientras que Banchile Corredores de Bolsa con un 8,87% ocupó el cuarto lugar.  En enero pasado, mes en que se efectuó la segunda formalización, Banchile lideró el ranking de montos transados en el  mercado, duplicando su porcentaje de doce meses antes, con una participación de 19,2%.  A su vez, LarraínVíal retrocedió al segundo lugar al alcanzar un 14,93%, debido en parte a que las  AFP dejaran de hacer operaciones con ella, primero Habitat en octubre y luego las restantes. Las AFP tienen participación en las cascadas, al 31 de diciembre en Nitratos tenían el 14,84% de las acciones, en Oro Blanco el 14,75% y en Nortegrande el 8,45%. Recursos de los imponentes, por tanto, han sido utilizados en estas maniobras especulativas.

Sus presencias en el corretaje bursátil muestra la gravedad de las dos formalizaciones al tratarse de importantes intermediarios del mercado financiero. De allí la gravedad que la Bolsa de Comercio no haya adoptado ninguna determinación, continuando Leonidas Vial ejerciendo como vicepresidente. Peor aún, emitió un comunicado señalando “que tal como ha manifestado desde un comienzo, la Bolsa no anticipará opiniones, juicios ni eventuales medidas respecto de las instituciones y personas mencionadas en las investigaciones que lleva a cabo la Superintendencia de Valores y Seguros, en tanto no exista un fallo sobre las mismas” (08/02/14). Es evidente que pretende hacer tiempo hasta que en abril se renueve el directorio, donde Leonidas Vial no repostularía.

Actuando así, la Bolsa de Comercio se desprestigia. “(…) no parece sano – editorializó La Tercera – para el rol que esa entidad debe cumplir en este caso que, mientras no se aclaren los hechos, siga ejerciendo su cargo en el órgano superior de la Bolsa uno de sus integrantes, que al mismo tiempo se encuentra cuestionado por la SVS por su participación en estas operaciones” (08/02/14).

La historia del “caso cascadas” está lejos de haber escrito su último capítulo.  Las pugnas entre poderosos intereses económicos contribuyen a proporcionar a la opinión pública antecedentes que de otra manera quedan ocultos.

Por Hugo Fazio

El Ciudadano

 



[1] Véase, Resumen Económico Tercer Trimestre 2013.


Comparte 👍

Comenta 💬