¿Chile no está en recesión?

Las Cuentas Nacionales de 2013, dadas a conocer por el Banco Central, cifraron el nivel de actividad del país en + 0,2%, y no como se había señalado anteriormente en base a los Imacec mensuales en – 0,2% Debido a la corrección en cuatro décimas que se efectuó, explicó el instituto emisor, “principalmente, por la […]

¿Chile no está en recesión?

Autor: El Ciudadano

Las Cuentas Nacionales de 2013, dadas a conocer por el Banco Central, cifraron el nivel de actividad del país en + 0,2%, y no como se había señalado anteriormente en base a los Imacec mensuales en – 0,2% Debido a la corrección en cuatro décimas que se efectuó, explicó el instituto emisor, “principalmente, por la incorporación de información no disponible para las estimaciones previas y al proceso de conciliación de los cuadros de oferta y utilización de las Cuentas Nacionales trimestrales”. El ministro de Hacienda, Mario Marcel, buscó aprovechar esta leve modificación para sostener que el país “después de tantas veces se habló de recesión, con muchos editoriales y muchas columnas y artículos, podemos constatar que, durante 2023 dicha recesión no existió” ( 19/03/24)

El cuadro recesivo ya se había mostrado por los índices mensuales de Actividad Económica Interna, IMACEI-CENDA, actualizados con las cotizaciones previsionales que son un cuasi-censo de cerca de siete millones de ocupaciones formales. Muestra, a partir de febrero de 2023, caídas mensuales sucesivas en el promedio móvil de doce meses de cotizaciones al día, que son cerca del 90% del total, las que se agravan en los últimos tres meses del año, y en noviembre y diciembre superan los 15 mil empleos perdidos cada mes.

Las pérdidas acumuladas en el año superan 102.000 empleos con cotizaciones al día. Lo hace a pesar de los abrumadores antecedentes negativos entregados por las Cuentas Nacionales, así como se hace para suponer su inexistencia cuando no se registran dos trimestres consecutivos de caídas. En términos trimestrales, la actividad aumentó en el cuarto trimestre en 0,4%, el mismo porcentaje en que había retrocedido en el segundo. La demanda interna el año pasado cayó 4,2% y en el cuarto trimestre disminuyó todavía 2,5%.

Para que la demanda interna sea negativa y el producto sea positivo se requiere que los componentes del comercio exterior, las exportaciones tengan en el producto un diferencial positivo de las exportaciones con relación a importaciones, superior al déficit de la demanda interna. Pero ello se dio, ante todo, por la caída de la propia demanda interna, fundamentalmente por la contracción en el consumo de los hogares y de la inversión.

El ingreso nacional bruto disponible real aumentó 0,8%, que incorpora los términos de intercambio, en que se suma al producto, la variación de los términos de intercambio, es decir la relación de precios en los mercados internacionales, consecuencia de la variación mejor de la cotización del petróleo que la del metal rojo. Ello es consecuencia de un fenómeno externo a la economía chilena y que es otra demostración de los hechos que conducen a explicar por qué aumenta ligeramente el producto siendo la demanda interna negativa.

Si se hace el análisis a partir de los factores de origen de las cifras del producto, “las mayores contribución al crecimiento del PIB se registraron en EGA ( electricidad, gas y aguas), servicios personales y transporte. En cambio, a la baja destacó principalmente el comercio”. El EGA tuvo un aumento muy elevado de 17,8%, encabezado por la electricidad a causa de un fenómeno natural en un año particularmente lluvioso y por la expansión que está en curso de las fuentes de energía renovables, ante todo, eólica y solar.

En el transporte, el aumento fue de 4,8% por el transporte terrestre y en servicios personales en el complejo año registrado en educación.

Por su parte, si se efectúa por sectores, un descenso importante se registró en el comercio, que se contrajo en 3,5%, por menores ventas, ante todo del comercio minorista de nuevo, ante todo por reducciones en supermercados, influida por la menor capacidad de consumo de la población, y en grandes tiendas, teniendo como ejemplo relevante el proporcionado por la crisis de Falabella.

También disminuyó la minería cuprífera, donde incidieron las menores leyes en general de los minerales y en el caso de Codelco las situaciones registradas en el proceso de materialización en la renovación de su estructura productiva.

En otros sectores de la minería hubo crecimientos, desde luego en el litio. En la actividad agrícola y silvícola descendió la fruticultura, de gran expansión en el país durante ya un número importante de años.

Un espacio aparte requiere la construcción, que descendió solo un escaso 0,2% en el ejercicio, al compararse con un año anterior, debido al desempeño de actividades especializadas, habiéndose prolongado la fuerte caída experimentada en 2022. El Índice Mensual de la Actividad de la Construcción ( Imacon) completó en diciembre 25 meses consecutivos en descenso, al hacerlo fue la segunda mayor caída producida en lapsos mensuales de reducciones interanuales desde que existe esta medición. Y el segundo más grande descenso continuado, luego del de enero de 2009 y el del mismo mes en 2010, enlos años de la Gran Recesión.

El nivel de decrecimiento en ese periodo comenzó a registrarse en Chile a mediados de 2009.

El informe del Imacon destacó que la evolución de su indicador es coherente con la caída anual de sus subcomponentes y con condiciones crediticias que siguen siendo restrictivas, comentó la Encuesta de Créditos Bancarios del Banco Central. ¿ Este contexto no es suficiente para denominarlo recesión para el ministro?. En su visión, Marcel igualmente afirmó que “la economía ha recuperado el punto más alto que tenía en los últimos años. Hoy tenemos – agregó proyectando su visión – un nivel de actividad similar, pero con inflación controlada y una balanza de pagos que ha vuelto a su promedio histórico. Esto es interesante porque hay un economista de apellido compuesto que solo la semana pasado dijo que esto iba a ocurrir el 2026, y resulta que ocurrió en enero de este año”

Por Hugo Fazio-CENDA


Comenta



Busca en El Ciudadano