David Paravisini considera que al país no le conviene depender de una moneda foránea

Dolarizar significa poner la economía en manos de inversionistas extranjeros

Que un país como Venezuela pueda tener su propia moneda internacional, el petro, “sería un éxito sin precedentes en el mundo”, sostuvo el constituyente

La propuesta de dolarizar la economía venezolana por parte del candidato de la oposición, Henri Falcón, traería una pérdida de soberanía para el país. “Significa entregarle el país al grupo de empresas importadoras e inversionistas extranjeros”, apuntó el coordinador de la Subcomisión de Petróleo, Gas Energía y Agua, de la Comisión de Economía para el Desarrollo Productivo, David Paravisini.

Venezuela necesita inversiones en áreas de desarrollo como los servicios eléctricos y de las comunicaciones y una dolarización significaría poner la economía en manos de los inversionistas internacionales. “Necesitamos una moneda propia que nos dé autonomía”, insistió.

Lo que argumentan los partidarios de la dolarización es que de esta manera se ganaría la confianza de los organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero no plantean las desventajas de ese sistema en países subdesarrollados como Venezuela, anotó el constituyente.

Hay que ver las vicisitudes que pasa el pueblo ecuatoriano. Además, no dispone de recursos para hacer una inversión, sino que tiene que consultar a los países que disponen de esas monedas”, argumentó.

Divisa propia
Paravisini reconoce que existe un sector de la población, sobre todo en la clase media, que se ha dolarizado y lleva todas sus operaciones a la equivalencia en dólares, por eso insiste en la necesidad de transformar la economía.

El presidente Nicolás Maduro plantea la vía contraria, independizar al país del dólar con la creación de una divisa propia: el petro. “El tema de la divisa como está esclaviza a los que la manejan. Que un país como el nuestro pueda tener su propia moneda internacional sería un éxito sin precedentes en el mundo”, añadió al referirse al petro lanzado por el Gobierno Bolivariano.

Solo hay cinco países que tienen divisas reconocidas internacionalmente: Estados Unidos, Europa, Japón, Rusia y China. Si se logra que el petro tenga aceptación internacional sería algo novedoso. “Habría que ver hasta qué punto Estados Unidos va a permitir que eso suceda”, sentenció.

Compártelo

Comentarios