EE. UU. y China dan un respiro a los mercados con la firma de la primera fase del acuerdo comercial

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suscribió el pacto que marca una tregua en la guerra comercial Tal como se anunció en diciembre de 2019, este miércoles se concretó la firma de la primera fase del tan esperado acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, con el que se da un respiro a los […]
Publicado en

Economí­a

0 0


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suscribió el pacto que marca una tregua en la guerra comercial


Tal como se anunció en diciembre de 2019, este miércoles se concretó la firma de la primera fase del tan esperado acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, con el que se da un respiro a los mercados agobiados por la guerra comercial.

Durante una ceremonia que se llevó a cabo en la Casa Blanca, ante unos 200 invitados, el presidente estadounidense, Donald Trump, y el viceprimer ministro chino, Liu He, suscribieron el pacto.

“Este acuerdo es de Fase 1, probablemente podamos concluirlo con una Fase 2, no esperamos tener una Fase 3”, dijo Trump en una rueda de prensa. Por otro lado, agregó que las negociaciones para esa otra parte del acuerdo comenzarán próximamente.

Los representantes chinos aclararon que este acuerdo comercial entre EE. UU. y China no está dirigido contra otros países y cumple con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“Este acuerdo no está dirigido ni afectará los derechos e intereses legales de ningún tercer país. Está en línea con las normas de la OMC (…) Es un acuerdo que beneficia a EE. UU. y China y al mundo, que traerá crecimiento económico y paz mundial”, subrayó Liu He.

Asimismo, reiteró que la administración del presidente chino, Xi Jinping, cumplirá con los compromisos adquiridos.

Foto: AP Photo.

En esta Fase 1, Pekín y Washington acordaron proteger las patentes, particularmente en productos farmacéuticos, y prohibir los productos falsificados y la apropiación indebida de secretos comerciales, reseñó Sputnik.

En el texto de 86 páginas, se detalla que “China permitirá a los solicitantes de patentes farmacéuticas confiar en datos complementarios para satisfacer los requisitos relevantes de patentabilidad, incluida la suficiencia de divulgación y la actividad inventiva, durante los procedimientos de examen de patentes, los procedimientos de revisión de patentes y los procedimientos judiciales”.

Igualmente, resolvieron fortalecer su cooperación y coordinación en la lucha contra la piratería, incluida la falsificación en las plataformas de comercio electrónico y acordaron abstenerse “de devaluaciones competitivas y no actuar sobre el tipo de cambio con fines competitivos, incluyendo a través de intervenciones a gran escala, persistentes y unilaterales en el mercado de cambios”.

El acuerdo supone que China comprará anualmente hasta 50.000 millones en productos agrícolas estadounidenses y un total de 200.000 millones en bienes de ese país durante los próximos dos años, a cambio de levantar los aranceles impuestos a productos del país asiático.

Fuentes: EFE, Sputnik, Telesur.

Compártelo

Comentarios