es Spanish

Enric Durán, ladrón que roba a ladrón 100 años de perdón

Hábil antisistema, obtuvo créditos que le fueron otorgados en un 75% como persona y el resto mediante la creación de dos empresas falsas. Arregló  ivas con tijera y fotocopiadora, fue mostrando solvencia al sistema crediticio e hizo que  usureros le llenaran los bolsillos con 500 mil euros  en una operación que partió el 2006, con un total de 68 operaciones de crédito y 39 entidades bancarias afectadas.

Con más de 10 años de activismo en el cuerpo, así decidió visibilizar al gobierno oculto, aquel grupo de especuladores que se están aprovechando de la humanidad sobre la base de una usura disfrazada. Con el fruto de su operación, imprimió 200 mil ejemplares del periódico Crisi,  distribuido  por su madre y [email protected], en Barcelona, España, mientras Enric tuvo que tomar el avión y partir de viaje, pues tarde o temprano la justicia comenzaría a buscarlo.

Curiosamente Durán estuvo en Valparaíso en julio de este año. Leyó El Ciudadano y mirando la vida del  puerto principal de nuestro país,  pudo percatarse que en Chile hay movimientos antisistémicos y anarquistas “que están poniendo toda su energía y su fuerza a la transformación social. Tienen muy claro al enemigo y están trabajando para fortalecer nuevos proyectos que puedan servir de ejemplo a las nuevas generaciones”.

El Robin Hood moderno dice que el dinero obtenido será ocupado   para continuar denunciando  al sistema bancario y prestar ayuda a  iniciativas que alerten de la crisis sistémica que estamos empezando a vivir y que intenten construir una alternativa de sociedad. Simplemente un insumiso a la banca que arriesga 6 años de cárcel, no aplicándose aquí el refrán, “Ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón”.

Hoy los bancos de Estados Unidos se declaran en quiebra, ¿qué te parece esta situación?

– Con esto y el plan “anticrisis” del gobierno de Estados Unidos lo que traman es que la gente de a pie pague el pato de todos los riesgos que ellos han tomado cuando los beneficios ya fueron a unas pocas manos privadas.

Y  transcurridos tantos siglos de la dominación económica, el becerro levantado  por un pueblo y  el patrón oro ¿de qué nos sirve entender el pasado para enfrentar el futuro?

– Sabemos que el dinero ficticio que se crea ahora desde los bancos privados, en forma de deudas, es el trasfondo del problema, y sabemos también que volver al pasado del patrón oro tampoco nos va a solucionar nada, pues los metales escasos son candidatos para acabar en pocas manos.

En una sociedad tan individualista como la actual, ¿qué acciones recomiendas para  unirnos  como un colectivo más consciente y solidario?

– Quizá acciones como la de insumisión financiera que he realizado pueden servir para demostrar que la solidaridad existe aún en el siglo XXI, pero también acciones y experiencias  como los centros sociales autogestionados, las cooperativas de consumo ecológico y las redes de trueque que se basan en los valores colectivos de solidaridad.

¿Por dónde pasa la construcción de sistemas alternativos al dominante? ¿Qué valor ves en los movimientos locales con carácter de asamblea?

– Pasa por su ideación y por  experimentar a escalas locales y en ámbitos alternativos. Lo que pretendamos proponer a toda la sociedad es importante probarlo antes a pequeña escala. Un valor importante de estos movimientos es que sus medios y sus fines son totalmente coherentes y a menudo no hay una separación entre unos y otros.

¿Cuál es el papel que debe jugar la comunicación para un cambio social?

– Los medios de comunicación son fundamentales para llegar más allá de la gente que ya está de acuerdo. Para ello el reto es encontrar formas creativas de dar esos pasos. La publicación Crisi, demostró que con la participación de la gente se puede convertir un medio de comunicación en algo masivo. Crisi lo ha logrado por un día, pero eso demuestra la capacidad de difusión que tenemos si nos organizamos.

Revelada tu acción directa ¿Te parece que hubiese sido mejor mantenerla en secreto en pos de que más movimientos antisistema pudieran haberla aplicado o estás contento con los resultados?

– Si la mantenemos en secreto muchos potenciales insumisos financieros nunca la habrían conocido; tampoco se habría podido llegar a tantas personas con la información necesaria para entender cómo se crea el dinero y por tanto no habría conseguido gente con la misma motivación para hacer la acción. Por otra parte, los bancos necesitan dar créditos para sobrevivir,  así que no limitarán la potencialidad de sus beneficios porque un día yo les engañe. Compartir conocimientos suele llevar al éxito, tenemos el ejemplo de Linux frente a Windows.

En lo personal, ¿Cómo te sientes actualmente? ¿Te encuentras bien? ¿Piensas regresar a España pronto?

– Me encuentro bien, gracias, muy liado con muchas entrevistas pero contento de como ha ido todo.  Regresaré al Estado español cuando la gente de los movimiento sociales se sienta preparada para, junto conmigo, luchar por mi libertad y para que se pongan sobre la mesa las malas prácticas del sistema financiero.

¿Cómo han tomado la acción tu familia y amigos más cercanos?

– Como llevo muchos años en el activismo, mis amistades están vinculadas, por lo general, a los movimientos sociales, así es que me han animado en todo momento. A mi familia más cercana la avisé un tiempo antes de hacerlo público y se lo han tomado bastante bien;  en general me apoyan bastante.

En un sistema que  los bancos controlan cada vez más a los usuarios al momento de prestar un crédito ¿Cómo hacías para presentarte ante ellos y mostrar credibilidad?

– Aprendí qué información podían sacar de mi, y cual no, y a partir de allí sabía lo que me tenía que inventar y lo que me iban a preguntar. Se trataba de tener las cuentas corrientes, los documentos y los proyectos adecuados. Especialmente en el caso de empresas, se trataba de mostrarme seguro. Era muy importante también mantener una organización y tener clara la información que yo había dado a cada entidad bancaria.

Dices que parte del dinero obtenido los donarás para luchas sociales antisistémicas ¿Puedes contarnos de qué tratan?

– Es la misma lucha con momentos y proyectos distintos. La mayoría del dinero ya fue a proyectos estratégicos de los movimientos sociales de Catalunya para facilitar su trabajo en red y su fortalecimiento. Se trata de movimientos autónomos que a la vez que denuncian lo que hay detrás de la crisis actual en sus distintas vertientes, se dedican a poner en marcha alternativas. Todas ellas juntas pueden formar otra sociedad.

Respecto a Crisi, ¿tendremos una nueva edición pronto?

– Se trata de una publicación única, por tanto no habrá otra. Los proyectos que aparezcan en el futuro dependerán de las reuniones que la gente que ahora se está implicando en esto, decidan.

¿Cuál es tu opinión frente a la avanzada de capitales españoles sobre los recursos naturales de América del Sur y de Chile? ¿Crees que alguna vez realmente obtuvimos la independencia?

– Hay un artículo en la publicación Crisi, página 8, que explica el daño que hacen empresas españolas como Endesa y Repsol y como son financiadas por los principales bancos españoles. Es una actuación bárbara y colonizadora sobre los pueblos del sur que repudio totalmente. Creo que cuando dejaron que muchos de estos países se independizaran supuestamente, en realidad fue porque conocían que podían mantenerlos a su merced a través de la dictadura económica que domina el mundo.

¿Fue a tu juicio España  el agente del poder oculto para ser operador en América del sur, teniendo un idioma común?

– El Estado Español tiene un papel central en el despliegue  del poder en América latina, por el aspecto histórico y por la lengua. También, evidentemente, por la vasta presencia de multinacionales españolas en América latina.

Nos preocupa en la zona el hecho de que cuando el poder está en crisis, termina en una guerra. Recientemente se movilizan tropas rusas para ejercicios militares con Venezuela, tratando de demostrar a Estados Unidos que no es invencible en una especie de guerra fría ¿Cómo analizas este hecho?

– En un contexto que cada vez será de mayor escasez de recursos, el peligro de que la guerra alcance cada vez dimensiones más globales es real. Los pueblos del mundo no debemos dejar que esto suceda. Para ello hace falta transformar cada uno en nuestro país, tanto las estructuras políticas, como la forma de vivir. Especialmente en occidente hay que aprender a vivir con menos, para demostrar que no tiene ningún sentido competir por esos recursos cada vez más escasos.

¿Qué recomendación le darías a una persona sin muchos recursos y  que le están dando fácilmente crédito pero con altos intereses?

– Que renuncie a los créditos y que aprenda a vivir con lo que gana y lo que esta realmente a su alcance. Además, que se organice y refuerce sus lazos comunitarios, pues no hay mejor crédito que el que te dan las personas que te conocen, confían y son solidarios realmente contigo.

Respecto a la intervención del Estado, cada vez que hay una crisis financiera ¿ Cuál es tu lectura?

– Está claro que el Estado es el medio que utilizan los poderes financieros para traspasar sus malos momentos económicos al resto de la población mundial. Se trata de privatizar los beneficios y socializar las pérdidas.

Y que te parece la  cita  “Mirad la miseria del pueblo y convendréis conmigo en que es indispensable sustraer algo al placer de los afortunados para mitigar el dolor de los que sufren”, de  Pedro Aguirre Cerda, ex Presidente  de Chile.

– Es interesante por quien lo dice, pero pienso que no es suficiente con mitigar el dolor, hay que transformar de manera completa el sistema, porque si no a la larga ya no quedará pastel que repartir.

Por Bruno Sommer Catalán

El Ciudadano

Facebook Comments

4,249,969FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,850SeguidoresSeguir
16,510SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -