Los precios del crudo siguen su ascenso por inestabilidad en Medio Oriente

70

Los precios del crudo mantienen su tendencia alcista el jueves, ante la percepción de los inversionistas de que Estados Unidos (EEUU) podría imponer sanciones más duras a Irán, uno de los principales productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Los futuros del crudo Brent subieron 26 centavos, o 0,3 por ciento, a 77,47 dólares por barril, luego de alcanzar los 78 dólares, el más alto desde noviembre de 2014. El West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos cerró con un alza de 22 centavos a 71,36 dólares.

Estados Unidos dijo el martes que planea imponer nuevas sanciones contra Irán luego de abandonar un acuerdo alcanzado a finales de 2015 que frenó las actividades nucleares de Teherán a cambio de la eliminación de las sanciones estadounidenses y europeas.

El crudo Brent podría volver a los 100 dólares el barril el próximo año, o incluso antes, dijo Bank of America, debido al colapso continuo de la producción venezolana y los riesgos para las exportaciones de crudo iraní. El banco también elevó su pronóstico promedio de Brent a $ 70 para este año y $ 75 en 2019, refirieron agencias especializadas.

Los precios del petróleo están en camino para su cuarta ganancia trimestral consecutiva, la mayor en más de 10 años, impulsada en gran medida el mes pasado por los temores a una interrupción en los suministros de Irán, que bombea alrededor del 4 por ciento del petróleo mundial y exporta alrededor de 450,000 barriles por día (bpd) a Europa y alrededor de 1,8 millones de bpd a Asia. Las ventas a Europa son vistas por los analistas como las más probables de ser reducidas por las sanciones.

Relacionado:  Irán tacha de "mentiras" las declaraciones del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo

Los analistas tenían pocas esperanzas de que la oposición a la acción de Estados Unidos impidiera que las sanciones siguieran adelante. Los aliados europeos han dicho que siguen comprometidos con el mantenimiento del acuerdo nuclear, y la canciller alemana Merkel reiteró su apoyo al acuerdo el jueves.

Incluso sin interrupción de los flujos de crudo de Irán, el equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado petrolero se ha estado ajustando constantemente, especialmente en Asia. El principal exportador, Arabia Saudita, y el productor número 1, Rusia, lideraron los esfuerzos desde 2017 para limitar la producción y apuntalar los precios. .

Arabia Saudita está lista para compensar cualquier escasez de suministros, pero no actuará solo para llenar el vacío, dijo el miércoles una fuente de la OPEP familiarizada con el pensamiento petrolero del reino.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, sin embargo, no tiene apuro para decidir si bombea más petróleo para compensar una caída esperada en las exportaciones desde Irán, dijeron cuatro fuentes familiarizadas con el tema, diciendo que cualquier pérdida en el suministro llevaría tiempo.