Rajo de Chuquicamata extenderá su fase de explotación por un año más

Durante 2020 aportará más de 30 mil toneladas de cobre fino adicionales al plan del presupuesto. El presidente ejecutivo, Octavio Araneda, destaca que, acorde a la transformación de Codelco, las nuevas formas de operar se tradujeron en un equipo de la mina rajo que puso la excelencia operacional entre sus prioridades para seguir aportando excedentes a Chile.
Publicado en

Economí­a

0 0


Tras un análisis técnico-económico, ajustes en los diseños y en el desempeño de los equipos y los buenos resultados de la Mina Rajo, Codelco definió que extenderá la fase de explotación del yacimiento por un año más.

El programa original consideraba finalizar en forma definitiva la explotación del rajo en diciembre de este año y enfocar los esfuerzos sólo en el movimiento de material de stock durante 2021 y 2022.

La continuidad, ahora, contempla la extracción de mineral desde la fase 49, proceso que durante 2021 podrá coexistir junto a la operación de la mina subterránea, que también presenta positivos rendimientos en su ramp up. De esta forma, en la mina rajo seguirán funcionando los equipos de carguío y extracción de mineral, así como los servicios de mantenimiento y apoyo a la producción.

Los números positivos obtenidos en el rajo durante este año se sustentan en el mejoramiento de prácticas de trabajo, el aumento de la productividad y la implementación de la jornada de trabajo extraordinaria 7×7, que entrega mejores condiciones para mantener la seguridad ante el Covid-19, la continuidad operacional y la calidad de la vida laboral.

La mina rajo durante 2020 aportará más de 30 mil toneladas de cobre fino adicionales al plan del presupuesto, lo que permitirá continuar generando excedentes para Chile.

El presidente ejecutivo, Octavio Araneda, explica que “durante este año, y a pesar de las complicaciones de la pandemia, la hoja de ruta de la transformación sigue intacta. Hemos impulsado y alcanzado nuevas formas de operar, lo que se ha traducido, en el caso de Chuquicamata, en un equipo del rajo que se adaptó, aspiró a más y buscó la mejora continua. El compromiso de los trabajadoras y trabajadores de esta área da cuenta de que poner la excelencia operacional entre los objetivos prioritarios tiene consecuencias positivas concretas”.

Compártelo

Comentarios