Alguien te mira

Al poder le gusta observar, pero le molesta ser observado

Por Director

10/09/2009

Publicado en

Editorial

0 0


Al poder le gusta observar, pero le molesta ser observado. Descifrar sus artes y malos oficios con datos duros y sin fantasía, pues éstos están afectando derechos colectivos, es algo inevitable cuando se trata de ética periodística.

Hace un mes lanzamos un especial sobre Pascua Lama. Antes de publicarla ya sabíamos que una edición no sería suficiente, que la complejidad y cantidad de aristas que involucra el tema no cabía en un solo número del periódico, aun otorgándole todas o casi todas las páginas.

Por ello prometimos una segunda edición especial, y lo cumpliremos. No obstante, dados los nuevos antecedentes que hemos recabado, los relatos, cartas y correos electrónicos que hemos recibido -y fundamentalmente, darnos la oportunidad de insistir con los organismos gubernamentales para lograr conseguir su versión del proyecto y los daños que ya ha causado-, nos han llevado a reflexionar y decidir aplazar la publicación. Queremos actuar de buena fe y darnos un plazo más que razonable para que nos reciban.

Estamos empeñados en ofrecerles una edición más completa y mejor preparada sobre un tema tan importante como la gran minería, la explotación de los recursos de todos los chilenos, el daño irreparable al medio ambiente y evidenciar a las personas y partes involucradas en la red de corrupción que parece envolver al proyecto Pascua Lama.

De quien sí  logramos una respuesta definitiva fue de Rodrigo Rivas, Gerente de Asuntos Corporativos de Barrick Chile, quien nos señaló textualmente vía correo electrónico:

“Siempre nos ha interesado que los medios de comunicación consideren con seriedad las distintas miradas sobre un tema determinado, pero después de ver lo publicado, vemos que sólo les interesa una visión unilateral, independiente que estén pidiendo nuestra “versión”. Por esta falta de objetividad, agradecemos la oportunidad que nos ofrecen, pero no vamos a dar entrevistas a El Ciudadano”.

¿Puede ser tomada en serio la acusación de falta de objetividad si el señor Rivas esperaba leer qué publicaríamos para ver si nos daba una entrevista?  ¿Es posible que Barrick no tenga argumentos para contradecir la información recabada por El Ciudadano? ¿Será que lo importante del periodismo es comprobar la verdad de los hechos? Debemos decir que más de 20 días esperamos para una entrevista y todavía deseamos conocer su versión. Pero parece que lamentablemente no la sabremos…

En nuestro trabajo de dar a conocer y acercar informaciones omitidas a la ciudadanía, nos enfrentamos a situaciones curiosas a diario, a veces nuestros teléfonos suenan con eco, ocasionalmente hay correos electrónicos que nunca llegan y otros que tardan más de lo habitual. En varias ocasiones nuestro medio on line: www.elciudadano.cl, se ha visto interrumpido. Recientemente estuvo fuera de la red por cuatro días, hasta que pudimos reestablecerlo con el trabajo de un experto.

No somos de la idea de hacer relaciones antojadizas, pero queremos dar la bienvenida como nuevo suscriptor a la Agencia Nacional de Inteligencia, ANI. Nos sentimos tomados en cuenta y pensamos que algo estaremos diciendo y algunas fibras estaremos tocando si ya nos consideran. Anteriormente habíamos contado con el honor de recibir la solicitud de suscripción del mismísimo Eduardo Gordon, general director de Carabineros y antes de eso la Biblioteca del Congreso, donde seguramente nos lee más de un congresista.

Las noticias que importan han logrando llamar la atención de los poderes ejecutivo y legislativo. Poder judicial: esperamos su suscripción, ya tendremos algunos reportajes que seguro serán de su interés.

Pero de quienes no hemos logrado llamar la atención en absoluto es de nuestros colegas de los medios tradicionales de masas. Continúan haciendo oídos sordos a las denuncias que presentamos permanentemente. Son los que criminalizan y espían a la señora de la feria que mantiene a su familia vendiendo marihuana.  Mientras persiguen a quienes roban poco, nosotros investigamos a los que roban mucho. Mientras estigmatizan a quienes protestan como revoltosos, nosotros buscamos entender por qué a la gente se le hace necesario salir a las calles a exigir sus derechos: ¡Cuestión de perspectivas!

Los medios masivos continuarán omitiendo las voces de la disidencia que despierta, la que escapa a su electromagnetismo, su video y bio política, que pretende borrar la memoria histórica de quienes tienen la convicción de que la clave está en la información que se ha escondido, en beneficio de pocos y en perjuicio de los millones que restan.

Algo está pasando, definitivamente, y seguiremos trabajando para dar eco a los pueblos y ciudadanos que toman conciencia, abren los ojos y levantan la mirada.

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬