Convención Constitucional referente histórico  de la democracia chilena e iniciativa popular de norma

El órgano que redacta la Nueva Constitución en Chile, que lleva por nombre Convención Constitucional, tiene en su espaldas el cumplir con los deseos de los [email protected] que la eligieron democráticamente aprobando por un 78% el darse una Nueva Constitución que termine con décadas de injusticias y privilegios para los mismos de siempre : el […]

Por Director

Publicado en

Editorial / Política / Portada

0 0


El órgano que redacta la Nueva Constitución en Chile, que lleva por nombre Convención Constitucional, tiene en su espaldas el cumplir con los deseos de los [email protected] que la eligieron democráticamente aprobando por un 78% el darse una Nueva Constitución que termine con décadas de injusticias y privilegios para los mismos de siempre : el 1% más rico del país.

Ese deseo de los pueblos de Chile guarda relación con asegurar por Nuevo Contrato Social, justicia, dignidad y un mejor porvenir para las personas. Para ello eligieron y mandataron a los Convencionales electos, cuya composición original recordemos daba incluso para derrotar por 2/3 a toda idea que vaya contra el mandato popular.

No obstante,  las fuerzas al interior de la Convención se han movido y hay momentos en que el lobby de la minoría que es la derecha, logra convencer votos de convencionales, que pareciera olvidárseles cuáles son los acuerdos tomados por asambleas en los territorios, previo a que existiese una vía institucional para el proceso.

Hay veces que Convencionales, de partidos como el Socialista, votan junto a la derecha para nominar coordinadores de comisiones, e ir en contra de iniciativas como una propuesta integral de justicia plurinacional apoyada por miles de firmas de los pueblos originarios y que ingresó a través de la vía de iniciativa popular. En cambio aprobaron estos mismos Convencionales,  junto a la derecha,  un escueto proyecto sobre tribunales indígenas de un solo artículo.

Situaciones como la anteriormente descrita, no debiesen ocurrir sobre todo en convencionales que militan en un partido que se dicen ser de izquierda.  

En estos tiempos compañeres, bienvenida toda discusión, pero al momento de votar, disciplina y no solo partidaria, disciplina para que el mandato popular,  que como he señalado, viene de años de movimientos sociales y asambleísmo, que trazaron un camino a sus delegados electos  de regiones y Santiago.

Votar por convicciones personales que no sean coincidentes con los “pliegos de los pueblos” redactados durante más de una década en sedes sindicales, al aire libre, en un barrio, claramente será puesto en tela de juicio y el ser público, debe saber que habrá prensa dispuesta a hacerlo ver cada vez que se sopese se está errando el camino.

Queremos  recordar y reiterar, que parte de los acuerdos tomados por asambleas en los territorios, hoy están presentes en iniciativas populares de norma, tomando curso institucional para llenar de democracia y participación de la ciudadanía el proceso Constituyente.

Vamos a recordar algunas de las resoluciones ciudadanas que vimos repetirse en asambleas de distinto tipo en la última década y media :

-Renacionalización de recursos naturales estratégicos : agua, metales , otros , sobre todo de aquellas empresas que incumplen reiteradamente y han dañado seriamente al herario público evadiendo pagos y contaminando.

-Educación pública gratuita y de calidad en sus distintos niveles:  Jardín, Escuela, Liceo, Universidad

-Reconocimiento de los pueblos originarios y que Chile sea declarado Plurinacional

-Reconocimiento de la madre naturaleza como sujeto de derecho, preservar su bienestar por sobre cualquier actividad extractiva que no signifique beneficio para los pueblos del territorio, primeramente, y luego del país y que no cuente con todos los debidos procesos de participación de las personas que afecta como de los estudios ambientales respectivos.

-Mejora de los salarios en el país y de la actividad sindical y negociación colectiva por rama

-Paridad en los cargos públicos y contrataciones laborales, un Estado feminista

-Mejoras al sistema de medios de comunicación del país para un equilibrio informativo y pluralidad efectiva de miradas de la realidad

Entre otras muchas demandas del país que soñamos y que si no están en este listado resumen, creemos si lo estarán presente vía las 78  iniciativas populares de norma presentadas y que recolectaron las 15 mil firmas, como lo estarán si no,  con el respaldo y presentación de firmas necesarias a su respectiva Comisión, de los  convencionales interesados en hacer de esta Nueva Constitución, tal vez, la con más altos estándares de participación en la construcción de nuestro destino.

Queremos recordar que cuando nació este medio de comunicación de nombre El Ciudadano, hace ya 17 años, una de sus primeras campañas comunicacionales fue impulsar la Iniciativa Ciudadana de Ley,  la que finalmente quedó fuera de la Ley de Bases para la Participación Ciudadana de ese entonces.

Recordar así a los constituyentes, entonces, para que en la Nueva Constitución se dejen sentada bases solidas, para que realmente revolucionemos el concepto de democracia, que en nuestro país, hasta hace 8 meses siempre fue a medias.

Finalmente, para  aquellos que por años se enjuagaron la boca con la palabra democracia, hoy sean decentes y sepan respetar y resguardar la voluntad de las mayorías.

El Ciudadano


Comparte ✌️

Comenta 💬