Fuerte represión a escolares de Providencia

Más de mil personas marcharon desde Plaza Italia hasta la municipalidad de Providencia para manifestar su repudio en contra de los anuncios del alcalde, Cristián Labbé, de cerrar los liceos en toma y cancelar la matricula a los alumnos que no fueran de la comuna

Por Cesarius

Publicado en

Educación / Portada

0 0


Más de mil personas marcharon desde Plaza Italia hasta la municipalidad de Providencia para manifestar su repudio en contra de los anuncios del alcalde, Cristián Labbé, de cerrar los liceos en toma y cancelar la matricula a los alumnos que no fueran de la comuna. Luego de permanecer casi una hora fuera de la Municipalidad, Fuerzas Especiales de Carabineros arrojó su poder represivo -carros lanza aguas y gases lacrimógenos- para dispersar a los manifestantes.

Según Matías Leal, presidente del centro de alumnos del Liceo José Victorino Lastarria, entre ochocientos y mil personas se reunieron en Plaza Italia, para que, cerca de las 10 de la mañana, comenzaran a marchar en señal de rechazo a las declaraciones de Labbé.

De manera pacífica caminaron por la calzada sur de la avenida Providencia, encabezados por los representantes de los cinco colegios de la comuna: Carmela Carvajal, Liceo Tajamar, José Victorino Lastarria, Liceo 7 y Arturo Alessandri Palma. Los jóvenes sostenían un lienzo que decía “Labbé tu pasado torturador, tu presente segregador”.

Leal agradece el apoyo transversal de varios sectores en especial de compañeros del resto de Santiago que se hicieron presentes, como el Liceo 1, el de Aplicación, el Nacional y el Manuel de Salas, entre otros.

Como comenta Catalina Valdés, alumna del Liceo 7, la mayoría de los mejores rendimientos son de otras comunas, quienes representan el 85 % del estudiantado, “lo que dice el alcalde es discriminación en un cien por ciento. Ya se hace un filtro con la prueba para entrar, nosotras nos ganamos nuestro cupo”, enfatizó.

Mailin Peréz , alumna de 7° básico del Liceo Carmela Carvajal considera que la movilización es justa porque muchos niños no tienen una formación digna como la que ella tiene en el Carmela. “Si fuera buena la educación no tendrían que venir a Providencia a estudiar, nosotros pedimos educación digna y de calidad para todos”, asegura la menor que sostiene un cartel que dice que se demora una hora y media viajando desde Puente Alto a su liceo.

Su madre, quien la acompaña en la marcha, comenta que es una “canallada lo que dice Labbé, esto se puede esperar porque viene alguien –afecto a la- dictadura. Mi hija está dispuesta a perder el año porque piensa en su futuro, en el de sus hermanos y en el de los que vienen atrás”.

Raquel Arce Morales, Presidenta colegio profesores de Providencia, piensa que la actitud del alcalde no corresponde. “Él cree que estamos en dictadura todavía, queremos conversar con él para que se retracte y pida disculpas”. Arce asegura que los profesores no se pueden acercar a los colegios en toma, porque Labbé lo prohibió.

 

REPRESIÓN DESMEDIDA

Alrededor de las 11 de la mañana los manifestantes llegaron a la Municipalidad de Providencia, la cual estaba completamente cercada y resguardada por carabineros, el primer grito que se escuchó fue. ¡Asesino, asesino!

Al menos una hora, alumnos y apoderados, estuvieron manifestándose en las afueras de la Municipalidad ubicada en Pedro de Valdivia (entre las calles Eliodoro Yañez y Mar del Plata). Todo ocurrió de manera pacífica, sólo en un par de ocasiones trataron de pasarse las rejas, pero con la cantidad de carabineros fue imposible.

Mientras, fuera de la Municipalidad, se manifestaba la gente, por dentro los concejales del municipio Carolina Leitao (Democracia Cristiana, DC) y Rodrigo García (Partido por la Democracia, PPD) realizaban una declaración pública en repudio a las declaraciones y anuncios del alcalde, quien tiene un reconocido pasado ligado a la dictadura y a sus organismos de represión y tortura.

En tanto, los representantes de los liceos esperaban una respuesta por parte de la Municipalidad para reunirse con el alcalde. Durante la espera se le vio pasar por el patio delantero y observando por una de las ventanas del edificio. Pero cuando los estudiantes pidieron reunirse con él les dijeron que no se encontraba en el lugar y debieron esperar para encontrarse con la directora de educación Karla Frauenberg.

Pero la respuesta que obtuvieron fueron chorros de agua y gases lacrimógenos. Cerca del mediodía el “guanaco” comenzó a dispersar a los manifestantes, quienes no provocaron este actuar. Mientras fuertes chorros de agua con sustancias químicas repelía a jóvenes y apoderados, carabineros trataba de llevarse detenidos a quienes podían. Con gran coraje alumnos y también padres hicieron lo posible para evitar que se llevaran a alguno de ellos.

La represión que se usó la policía fue desmedida. Paula Romero, presidente del centro de alumnos del Liceo Tajamar denunció ofuscada su malestar por la contención de carabineros. “Nos tocaron como prostitutas”, criticó al borde de las lágrimas.

Pareciera que mientras menos miedo tiene la gente más represores se vuelve la fuerza policial. Cientos de estudiantes y apoderados aguantaron que les lanzaran en reiteradas ocasiones agua de los carros de fuerzas especiales. De hecho, la apoderada del liceo Lastarria, Angélica González, quien presentó un recurso de protección contra el plan “salvemos el año escolar” que luego declararon inadmisible, se paró enfrente del guanaco con una bandera chilena e hizo que retrocediera unos cinco metros.

Junto a ella, varios estudiantes soportaron los chorros de sustancias químicas hasta donde pudieron. Siguieron gritando y avanzando, incluso un grupo de estudiantes universitarios realizaron un baile al son de los tambores en respuesta a los ataques de los carabineros. Pero, finalmente cerca de las 1 de la tarde, las fuerzas especiales terminaron dispersando a todos y se llevaron a 16 detenidos.

Matías Leal, presidente de Lastarria, aseguró que la reunión con la directora de educación Karla Frauenberg fue poco fértil, porque no dieron ninguna solución a la situación y tampoco les dieron una fecha definitiva para reunirse con el alcalde Labbé. Leal comenta que junto a sus compañeros le hicieron ver a Frauenberg que el actuar de carabineros fue bastante represivo, pero ella les afirmó que “ese era su trabajo”.

Por Estefani Carrasco Rivera

Foto: www.facebook.com/nolesvoteschile

FOTO DE Adolfo Solís

 


Comparte ✌️

Comenta 💬