¿Qué carrera vas a elegir?

Son muchos los jóvenes que se inquietan ante esa pregunta. Y es que para algunos de ellos, elegir una carrera no es una tarea fácil. Hay quienes enseguida manifiestan una gran seguridad en su decisión, mientras que otros no logran definirse, dudan entre dos opciones o no saben siquiera dentro de qué campo disciplinar les gustaría desarrollarse.
Publicado en

Chile / Educación

0 0


Lo primero que hay que saber es que está bien dudar. Definirse por una carrera implica tomar una decisión en relación a una serie de cosas con las que posiblemente no tengamos experiencia. A eso, se le suman las expectativas propias y de la familia, los miedos, un mercado laboral cambiante y las posibilidades de conseguir un buen trabajo que nos dé autonomía económica y estabilidad.

Despejar las dudas

Una buena manera de empezar a resolver esta cuestión es investigar para dar respuesta a cada una de nuestras dudas.

Indagarse a uno mismo para entender cuáles son los intereses, habilidades y expectativas con las que partimos puede ser un buen comienzo. La mayoría de las universidades brinda acompañamiento a través de consultas de orientación vocacional y diagnóstico de habilidades y conocimientos.

También es interesante acercarse a quienes ya terminaron de estudiar y están actualmente trabajando. Son muchas las cosas que podemos descubrir de nuestra futura profesión mirando cómo trabajan las demás personas y qué posibilidades reales de inserción tuvieron. Al mismo tiempo, hay que investigar cuál es la oferta académica disponible.

Oferta académica universitaria y técnico profesional

Conocer la oferta académica acerca nuestras expectativas a las posibilidades concretas. Las carreras universitarias apuntan a desarrollar un perfil más general dentro de la disciplina; mientras que las técnico-profesionales se focalizan en algunas competencias específicas asociadas al desarrollo de una tarea dentro de una disciplina.

Carrera de Administración Pública que tiene un 86% de empleabilidad global, es una de las más elegidas dentro del área técnico profesional. El alto nivel de acceso al trabajo para quienes se definan por esta carrera, tiene que ver con que otorga la posibilidad de insertarse laboralmente en instituciones estatales a nivel nacional, regional o local, así como en organizaciones sin fines de lucro, organismos internacionales y centros de estudio, entre otras opciones.

Es definitivamente una buena opción para quienes aspiren a trabajar priorizando el compromiso con lo comunitario y la responsabilidad ciudadana, poniendo sus saberes al servicio de las necesidades de la población y aportando a construir una sociedad mejor.

Otra de las más populares dentro de lo técnico profesional es la  carrera de Auditoría que también cuenta con muchas posibilidades de inserción laboral (87% de empleabilidad global) y ofrece ingresos relativamente altos en comparación con otras profesiones.

Dentro de este campo laboral, la formación aporta a construir saberes sólidos en temas contables, tributarios y de gestión, priorizando siempre la orientación práctica.

El campo de trabajo del contador auditor abarca habilidades específicas vinculadas al análisis financiero, el diseño e implementación de tributos y a auditoría, la gestión, entre otras. Con este perfil se puede trabajar tanto dentro de una empresa, como en un organismo público u organización.

Otras cuestiones a considerar

Dónde vamos a estudiar es un factor a considerar, ya que condiciona también la elección de la carrera de distintas maneras.

Una de las cuestiones es conocer si la carrera que elegimos integra la oferta académica de las universidades de nuestra localidad. En caso de que no, las preguntas que tenemos que hacernos es si estamos dispuestos a mudarnos, si podemos afrontar los gastos que implica vivir en otra ciudad. Irse a estudiar es, sin dudas, una experiencia excitante y transformadora, pero no todos están preparados para soportarla. Conviene entonces indagar también si estamos dispuestos a aceptar un cambio radical de vida.

Otra cuestión a tener en cuenta son los aranceles y las becas que ofrece cada universidad. Hay una gran variedad de precios en el ámbito académico que tendremos que considerar de acuerdo a nuestras posibilidades e intereses. Afortunadamente, muchas universidades ofrecen becas que, en algunos casos, alcanzan hasta el 100% del arancel.

El momento de elegir una carrera es muy especial, sobre todo para quienes el camino a seguir aún no está del todo claro. Las dudas son un buen punto de partida. Deben ser el motor que nos dispone a buscar y encontrar respuestas necesarias para elegir poniendo en la balanza todos los aspectos que consideramos importantes. ¡Adelante! ¡Comienza tu búsqueda!


Comparte 👍

Comenta 💬