es Spanish

Resultados de la PSU confirman aumento de la desigualdad

Ya no es noticia. Los alumnos provenientes de la educación municipalizada y la subvencionada rinden peor PSU año tras año. El 42% de los primeros no podrá ni siquiera postular a las universidades del Consejo de Rectores. ¿Qué dice la ministra? Más o menos lo mismo que sus colegas en los últimos 18 años: “de ninguna manera, por favor, ni lo piensen, que es un fracaso”.

Es como un deja vù. El día que viene después de la publicación de los resultados de la PSU se repite todos los años. Aumenta le brecha que separa el rendimiento de los alumnos provenientes de la educación municipalizada y la particular y la necesidad de fortalecer la educación pública aparece en el centro del debate público. Este año no fue distinto y la brecha aumentó de nuevo.

Rindieron la prueba 227 mil estudiantes, cifra que para la ministra de Educación, Mónica Jiménez, muestra que “tenemos inclusión total” a la Educación Superior en Chile. Pero de los casi 100 mil alumnos de colegios municipales que rindieron la PSU este año, 41.701 ni siquiera tendrá derecho a postular a las universidades del Consejo de Rectores. Sacaron menos de 450 puntos y sólo uno de cada diez alumnos obtuvo sobre 600.

En los colegios particulares, nueve de cada diez alumnos pueden postular a las universidades “tradicionales”. Concentran el 73% de los puntajes nacionales, mientras que sólo cinco comunas (las cuatro más ricas del país), Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina y Maipú, concentran el 45% de los puntajes nacionales.

La educación con financiamiento compartido o subvencionada tampoco obtuvo resultados positivos. Aportan sólo el 12% de los puntajes nacionales, menos que los municipales. Mientras que los municipales emblemáticos continúan resistiendo la crisis de la educación pública: el Instituto Nacional lidera en puntajes nacionales.

Para el presidente de la FECH, Federico Huneeus, los dichos de la ministra sobre la inclusividad del sistema son “absurdos”. A propósito los resultados de la PSU el dirigente estudiantil de la Chile asegura que “se necesita una nueva alternativa de acceso a la Educación Superior, una política coherente con el financiamiento que no perpetúe las desigualdades”.

El representante estudiantil de la otra universidad más preferida por los máximos puntajes de la PSU, el presidente de la FEUC Miguel Crispi, calificó de “falta de respeto” la actitud complaciente del gobierno y la ministra. Según Crispi “las cosas se están haciendo mal y tienen que evaluarlas asesores internacionales, no puede ser el DEMRE el mismo que haga y evalúe la PSU. Es como si yo le pusiera nota a mis pruebas”.

Por Francisco Figueroa Cerda

Facebook Comments

4,251,090FansMe gusta
174,550SeguidoresSeguir
292,319SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -