Coordinador de la defensa jurídica de Julian Assange:

Baltasar Garzón: Esta causa supone una agresión al derecho a la libertad de prensa del mundo entero

 

“Investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”, es parte del derecho a informar. Baltasar Garzón, lo tiene claro y como “Defensor incansable de los derechos humanos”, prepara la defensa del fundador de Wikileaks, Julian Assange, un periodista y héroe contemporáneo, perseguido por descorrer el velo del violador de derechos humanos número uno del Mundo: Estados Unidos. En conversación con El Ciudadano, Garzón es claro “la razón objetiva para la revocación del asilo residiría presuntamente, según se viene apuntando desde largo tiempo atrás en medios de comunicación, en las presiones por parte de la administración norteamericana”.

Por Bruno Sommer

-Qué elementos jurídicos son los que hacen ilegal la decisión de Lenin Moreno de quitar el asilo a Julián Assange?

-La institución del asilo busca proteger a un ciudadano cuando está sometido a una persecución ilegítima que puede conllevar un riesgo para su integridad física. Si un país de la comunidad internacional en forma soberana, y tras analizar una situación, otorga asilo para proteger a un ciudadano, dicho asilo no puede revocarse hasta que ese riesgo fundado que justificó la concesión desaparezca. Así lo regulan las múltiples convenciones internacionales en las que se enmarca el asilo, como la Convención de Ginebra de 1951 o la Convención de Caracas de 1954. En el caso del Sr. Assange, en 2012 Ecuador evaluó la situación y llegó a la conclusión de que existía un riesgo fundado de que, como consecuencia de una persecución política operada desde Estados Unidos por la publicación de material clasificado en el que se acreditaba la comisión de crímenes de guerra por parte de personas y responsables militares de ese país, el Sr. Assange, periodista en ejercicio, pudiera terminar ante la jurisdicción norteamericana con un claro riesgo para su integridad. Desde 2012 la agresividad contra el Sr. Assange por parte de instituciones y responsables políticos y de otras instituciones de Estados Unidos no ha hecho más que crecer exponencialmente, solicitándose para él, incluso, la pena de muerte por parte de autoridades políticas en varios medios de comunicación, reclamando la administración Trump su captura extrajudicial, incluso revelándose por error la existencia de una causa secreta de índole penal que deliberadamente no querían hacer pública hasta ser detenido al salir de la embajada. Por lo tanto, es evidente que el riesgo fundado por el que se le otorgó el asilo en 2012 no sólo no ha cesado sino que ha crecido. De esta forma, Ecuador no puede dar por terminado el asilo unilateral, discrecional y arbitrariamente, sino que debe hacer esa evaluación de riesgo, algo que por cierto le señaló a este país la Corte Interamericana en su Opinión Consultiva 25/18 y la Comisión Interamericana en las Medidas Cautelas 54/19. Por lo tanto, revocar en esa forma el asilo ha sido por parte de Ecuador un acto absolutamente contrario al derecho internacional más fundamental.

-¿Qué lleva a su parecer a Lenin Moreno a tomar esta medida, existen presiones? ¿Pueden los INApapers costarle la presidencia?

-Desde la defensa, consideramos que el Presidente de Ecuador ha tratado de justificar su decisión en elementos absolutamente inexplicables como la existencia de un gato espía, haber esparcido excrementos por la sede diplomática, falta de higiene y demás justificaciones que, además de ser falsas, carecen del más absoluto sentido. La razón objetiva para la revocación del asilo residiría presuntamente, según se viene apuntando desde largo tiempo atrás en medios de comunicación, en las presiones por parte de la administración norteamericana, materializadas en encuentros constatados con la administración Trump, en cartas recibidas por parte de miembros del poder legislativo norteamericano y, como han publicado diversos medios, en la necesidad de Ecuador por recibir un crédito por parte del FMI en el que Estados Unidos habría jugado un papel importante. En todo caso, las causas aducidas por la presidencia y otros representantes del gobierno ecuatoriano, no se sostienen jurídicamente y tenemos intención de cuestionarlas y, de hecho, ya lo hemos hecho ante la CIDH. Pero, además de lo anterior, es necesario recordar que 24 horas antes de esa decisión de revocar el asilo la organización WikiLeaks informó que se había detectado una estrategia de espionaje dentro de la embajada contra el Sr. Assange, debido a que ese material habría salido del poder de Ecuador y un grupo de personas estaban extorsionando a la organización. En ese material, al que tuvo acceso a la organización cuando fue exhibido por los extorsionadores, se podía observar grabaciones de cámaras de seguridad en todos los puntos de la embajada, grabaciones del Sr. Assange en las reuniones con sus abogados, médicos y demás visitas, a través de micrófonos, la correspondencias de sus abogados, incluso los documentos que sus abogados habrían introducido, en el ejercicio del derecho de defensa, dentro de la embajada para asistirle. La revelación de este sensible hecho se produjo sólo 24 horas antes e la decisión de Ecuador de poner fin al asilo. En cuanto a los INA Papers, WikiLeaks ya ha dicho repetidamente que no ha participado en ese trabajo de investigación. Ese trabajo fue hecho por medios de comunicación ecuatorianos. Por lo tanto, no es más que una cortina de humo tratar de vincular a WikiLeaks a ese hecho. -Estados Unidos dice ser un país defensor de la libertad de expresión, de la libertad de informar , pero aquí la persigue… -Evidentemente el procesamiento de un periodista por publicar información veráz fruto de fuentes anónimas es un precedente nefasto para la libertad de prensa. Todos recordamos a los periodistas del Watergate, galardonados en el mundo entero por revelar unos delitos de corrupción a través de fuentes que habían conseguido y de las cuales garantizaron el anonimato. En este caso, el Sr. Assange, periodista en ejercicio, publicó gravísimos crímenes de guerra cometidos en Irak y Afganistán, por lo que su procesamiento supone un retroceso peligrosísimo en lo que respecta a la libertad de prensa.

-Uno de los riesgos de la extradición de Assange a Estados Unidos es que se le torture, ¿Por qué?

-Muy sencillo, porque la persona que según Estados Unidos fue su fuente, Chelsea Manning, fue sometida a trato cruel, inhumano o degradante durante su detención en una prisión militar norteamericana. Y no es algo que lo afirme yo, sino que lo determinó el Relator Especial de la ONU contra la Tortura en su informe de 2012 al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Por lo tanto, si un organismo de la ONU ya lo ha determinado en un precedente inmediato, ¿Qué podría esperararle al Sr. Assange allí?

-¿Puede ser extraditada una persona a un país que tiene pena de muerte?

-No debería, y por eso los países más avanzados en derecho tienen cláusulas en ese sentido. Sin embargo, Reino Unido sí extradita a países con pena de muerte siempre que exista un compromiso de ese país de que, finalmente, aunque se le condena a pena de muerte, no se ejecutará la pena capital. Ello implica que la persona pueda ser condena, e incluso estar en el corredor de la muerte o en una cadena perpetua, siempre que se haya comprometido a no ejecutarla finalmente. Pero en el caso de las relaciones Estados Unidos y Reino Unido existen varios precedentes de entregas en las que no se ha cumplido este punto. Además, al margen de este punto, lo que aquí se debe tutelar ni siquiera es la aplicación o no de la pena de muerte. Ni siquiera si se puede producir un trato cruel, inhumano o degradante. Lo que aquí se debe dilucidar es que un periodista no puede ser procesado por publicar información veráz.

-¿Cómo busca Estados Unidos eliminar la base política de la persecución de Assange?

-En la poca información que se tiene de la orden de detención cursada intenta, en forma muy vaga y abstracta, acreditar que el Sr. Assange asistió a Manning para acceder a esa información. Sin embargo esas afirmaciones son absolutamente descabelladas. El Sr. Assange ni siquiera sabe quién fue la fuente de la filtración ya que WikiLeaks garantiza el anonimato.

-Cómo contestarán la acusación de Inglaterra de haber violado la libertad condicional concedida

-Ya ha sido contestada en la misma línea que identificó el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitraria en su Opinión 54/15 sobre el Sr. Assange, donde le indicó a Reino Unido que una persona que está en riesgo fundado de persecución se ve forzado a asilarse porque no tiene otra forma de tutelar su vida e integridad. En ese sentido se alegó ante la autoridad judicial británica aunque parece que Reino Unido no está por atender a los organismos de la ONU.

-¿Cómo describe la situación de Salud actual de Julián ?

-El Sr. Assange ha demostrado una entereza increíble. Después de 7 años sigue con la misma fuerza que cuando entró. Sin embargo, es evidente que 7 años asolado en una embajada hacen un daño incalculable. Por eso, era de esperar que su ingreso, tras 7 años sin recibir tratamiento médico, fuera en un hospital. Pero las autoridades británicas decidieron ingresarlo en un centro penitenciario de máxima seguridad.

-¿Cuáles son los derechos vulnerados a Julián en estos momentos y desde el comienzo de su persecución?

-Para empezar el derecho a la seguridad física, toda vez que el asilo conferido por Ecuador nunca fue reconocido por países como Reino Unido, Suecia o Estados Unidos. Pero, además, el derecho a la vida e integridad personales del Sr. Assange están evidentemente en riesgo. Pero al margen de sus derechos, y en forma estructural, esta causa supone una agresión al derecho a la libertad de prensa del mundo entero.

-¿Qué hay de la persecución Judicial de Estados Unidos ante Cortes por todos los hechos denunciados con pruebas por Wikileaks?

-No se ha registrado nada al respecto. Todos recordamos, por ejemplo, el vídeo del helicóptero Apache en el barrio de Bagdad, donde murieron dos periodistas de Reuters. Pero, inexplicablemente, existiendo un material de esas características, no se ha hecho nada.

-¿Cómo piensan posible desde Wikileaks romper el cerco informativo y la desinformación generada por las grandes corporaciones mediáticas con temas como el de Julián, lo que ocurre con el bloqueo económico a Venezuela, el asedio a Irán y/otros?

-Es curioso que muchos medios, estando ante una persecución a alguien de su gremio, a un periodista, estén reportando que el Sr. Assange usaba una patineta o recibía a tales personas. Deberían centrarse en lo grave de este caso, la persecución contra un periodista por hacer su trabajo y revelar al mundo crímenes cometidos por los poderosos.

-¿Qué mensaje le gustaría a Julián y al equipo de Wikileaks entregar al mundo en este momento y a los periodistas en particular?

-Este caso no debe ser visto como un caso singular, una acción contra el Sr. Assange. Este caso puede suponer un antes y un después para la prensa del mundo. Es un aviso a los periodistas de todos los países para que no publiquen información comprometedora de los gobiernos poderosos. Los periodistas de todo el mundo deberían cerrar filas en torno a este caso. En cuanto a las tres preguntas restantes considero que no tengo capacidad de contestar sin hacer juicios de valor en mi condición de abogado defensor; y en cuanto a ayudar a WL, se trata de defender la libertad de prensa y de acceso a la información de quien se la juega porque los ciudadanos sepan como se ataca a su seguridad pretextando que se les protege. Defender a quienes hacen eso posible es una obligación y denunciar estas agresiones, también.

Por Bruno Sommer

El Ciudadano

4,204,453FansMe gusta
128,963SeguidoresSeguir
289,439SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano