China tilda de «provocación» la decisión de Canadá de enviar más fragatas al estrecho de Taiwán

Poco antes, la ministra de Exteriores, Mélanie Joly, dijo al diario Financial Times que Canadá enviará más buques de guerra al estrecho

El Ministerio de Exteriores de China expresó su enérgico rechazo a las «provocaciones» de Canadá después de que este país anunciara su intención de enviar sus buques de guerra al estrecho de Taiwán.

«China siempre respetó el derecho a la navegación que gozan todos los países en correspondencia con las normas internacionales, pero nos oponemos enérgicamente a que cualquier Estado utilice la libertad de navegación para provocaciones y amenazar la soberanía y la seguridad de nuestro país», dijo la portavoz de la Cancillería china, Mao Ning.

La funcionaria recalcó que su Gobierno reivindicó en numerosas ocasiones su soberanía y jurisdicción sobre el estrecho de Taiwán que separa geográficamente a China continental y la isla. Según la narrativa de la cúpula política de Canadá, país miembro de la OTAN, las aguas del estrecho de Taiwán son internacionales, algo que China no reconoce.

Poco antes, la ministra de Exteriores, Mélanie Joly, dijo al diario Financial Times que Canadá enviará más buques de guerra al estrecho de Taiwán para reafirmar que las aguas reclamadas por China son internacionales.

«Necesitamos asegurarnos de que la cuestión del estrecho de Taiwán sea clara y que siga siendo un estrecho internacional», afirmó Joly en una entrevista.

La ministra insistió en «hacer cumplir el orden internacional basado en reglas cuando se trata del estrecho de Taiwán».

«Por eso nuestra fragata cruzó el estrecho de Taiwán en verano, junto con los [buques] estadounidenses, y buscamos tener más fragatas cruzándolo», añadió.

Según Joly, Ottawa planea gastar unos 400 millones de dólares canadienses (unos 300 millones de dólares estadounidenses) en el apoyo militar al Indo-Pacífico. En particular, la ministra mencionó el despliegue de tres fragatas en la región, en lugar de una en la actualidad, y de enviar más agregados militares al Indo-Pacífico.

La tensión entre China y Taiwán se agravó tras la visita de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a la isla el pasado 3 de agosto, pese a las protestas de Pekín que vio en ese viaje el apoyo de Washington a los independentistas taiwaneses.

Los vínculos entre China y la isla de Taiwán se rompieron en 1949, después de que las fuerzas del partido nacionalista Kuomintang, encabezado por Chiang Kai-shek, sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista y se trasladaran a ese archipiélago.

Las relaciones entre Taiwán y la China continental se restablecieron solo a nivel empresarial e informal a finales de la década de 1980. La política fundamental de China respecto a Taiwán es la reunificación pacífica bajo el principio de «un país, dos sistemas».

Fuente Sputnik

Te puede interesar


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬