Aterciopelados: los que ponen los muertos son México y Colombia

Cubrir FRONTERA es un asunto maratónico; sin embargo todo vale la pena cuando tienes la oportunidad de hablar con bandas potentes sobre temas que son relevantes y sin repetir el paradigma de “Cuál es tu último trabajo musical”, “Qué podemos esperar de tu show el día de hoy” o “Qué sientes al volver a tocar […]
Publicado en

Chile / Entrevistas / Portada

0 0


Aterciopelados

Cubrir FRONTERA es un asunto maratónico; sin embargo todo vale la pena cuando tienes la oportunidad de hablar con bandas potentes sobre temas que son relevantes y sin repetir el paradigma de “Cuál es tu último trabajo musical”, “Qué podemos esperar de tu show el día de hoy” o “Qué sientes al volver a tocar en un escenario chileno”. Para eso están todos los medios del duopolio que, teniendo gente pensante y opinante frente a temas que son de importancia vital para Latinoamérica, sólo se dedican a hacer las mismas preguntas y un poco de farándula. Debo reconocer que es un poco brutal tener a personas del porte de Héctor Buitrago y a Andrea Echeverri que juntos forman uno de los grupos, nombrados en 2006 por la revista Times, como una de las mejores agrupaciones del mundo, junto a Radiohead o a U2. Sobre todo si consideramos que, además, son embajadores de Amnistía Internacional en contra del maltrato a la mujer.

En sus canciones encontramos tópicos ambientalistas, en contra del consumismo y son un ícono de la música protesta. Por esta razón no podíamos dejar de preguntarles sobre la situación de Colombia, legalización de la marihuana, la preconcepción de México y Colombia como Narco-estados y sobre la figura de Pablo Escobar, entre otros temas.

 Aterciopelados 4

Me gustaría que habláramos un poco sobre el tema de que se puede definir a  México y Colombia como dos Narco-Estados. ¿Cómo ven ustedes esta premisa?

Andrea: Es re-triste. Nosotros vivimos en un país que lleva más 50 años en guerra. Digamos que, de pronto, lo del narco no es tan viejo ¿No? porque hay peleas de todo tipo pero que llevan 50  allí años engarzados y eso ha sido muy fuerte y, de hecho, todavía es muy fuerte porque estamos en negociaciones de paz pero todo un negocio ahí atrás y hay que ver quién está dispuesto ahí a acabar el negocio.

Héctor: Ese el tema.  Quién acaba con en el negocio. Habría que replantear todo lo que es la política de la guerra contra las drogas, pues que no ha funcionado.

Los resultados están a la vista: cada vez más complicaciones, muertos y los que ponen los muertos son México y Colombia, mientras que los países consumidores, pues siguen consumiendo. Digamos que la cultura del dinero fácil, pues de cierta manera, se ve en los medios, en la televisión, en el cine.

Las narco-novelas son bien conocidas en Colombia y eso también sigue alimentado esa cultura del dinero fácil; idealizando un poco esa cultura del narco, pero pues yo creo que todo tiene que ver con un cambio de fondo en las políticas de drogas, que tiene que venir de los países consumidores, para que los países productores no sigan poniendo los muertos ahí en la guerra.

Finalmente sí  somos unas culturas narcos. La mafia estaba muy metida en la sociedad Colombiana, todo el mundo lo sabía.  Como que, en un momento, sucedió que se puso a la vista de todos.  Ahora sigue, pero ya no esta tan a la vista, pero igual sigue. Es muy difícil sacarla de ahí a la mafia. Está la corrupción, los narcos, está bien jodido eso.

Aterciopelados 6

En este mismo tema ¿Cómo ven ustedes el rol de la DEA en Latinoamérica?

Héctor: Pues como todas las agencias Americanas. Con unos lineamientos que vienen de EE.UU. que son muy como ellos piensan que debe ser un mundo ideal.  Con mucho intervencionismo, con muchas operaciones encubiertas y  todo ese tipo de cosas.

 Andrea: Volvemos a lo que dice él… si ellos son lo que consumen pero la opresión esta por otro lado.

Héctor: Yo creo que debemos hablar de legalización. De verdad, si queremos un cambio, yo creo que deberíamos hablar de legalización.

Acá en Chile es un tema que está súper potente. Ahora se está pretendiendo legislar al respecto y bueno por ese me interesa mucho preguntarles por este tema y sus apreciaciones del caso. Me encanta ver que tenemos ideas similares.

¿Me gustaría saber que representa  para el pueblo Colombiano según la percepción de ustedes la figura de Pablo Escobar?

Andrea: Complicado. Porque además hay como toda una construcción mítica alrededor de él porque daba billetes, pues porque tenía mucho, pero era terrible. Era malísimo.

Pero uno escucha  por allá a cantantes gringos que dicen “¡ah Pablo Escobar!”.

Lo que decía también Héctor ¿No? Es como una especie de “Trainspotting”, en donde le ponen un halo de tan chévere,  de glamur, como si fuera una especie de héroe;  lo que es como un poco duro porque a la final  era terrible. Daba  plata al estilo “por policía que mates te doy un  millón de pesos”. Igual también regalaba casas, regalaba cosas, pues que en un país pobre hacían falta pero pues todo con el negocio sucio detrás y con mucha violencia. Había también muchas bombas.  A todos los que vivimos esa época nos tocó una bomba por lo menos cerca que “ ¡BOOM!” y que oías  su ruido atronador, tenaz, tenaz, con mucha gente ahí muerta, herida o afectada.

_DSC0068-1

Incluso  se  fabula mucho con la figura de Pablo Escobar,  en el sentido de que tuvo hasta serie de HBO. Es como re-power  porque también se potencia la imagen de un traficante que es muy valiente, cachondo, osado, generoso, que a la vez es malvado, pero como todo en la vida, entonces la figura se vuelve confusa.   

Andrea: Y luego se hizo “El Cartel de los Sapos”, el cartel de esto, la novela y así. Y siempre es guapísimo. El malo es como todo galán. Y hay una cosa con las chicas que está en alta. En Colombia lo ves todo el tiempo.  Las chicas se mandan a poner sus pompers  porque los chicos, si les gusta, después les pagan todo y es una cosa bien fuerte a nivel de género.

Héctor: Nosotros decimos que es la última figura que se idealizó y que tenía un espacio, incluso muy respetable  dentro de la sociedad, pues era muy amigo de políticos. Trabajaba en esos negocios ilícitos, pero era amigo de muchos personajes de la política colombiana, y eso salió a la luz.  Eso ya no es así, pero todavía se ve una presencia muy fuerte de la mafia en la política.

Andrea: Yo he visto que compran camisetas de Pablo Escobar en otros países y gringos que las llevan por aquí y por allá como si se tratara de John Lennon o el Ché Guevara y eso es loquísimo.

Héctor: Digamos que a la final, lo único que es interesante es la inteligencia de cómo podía lograr vencer a la seguridad de un país como EE.UU.  Y poder ingresar los cargamentos de droga y todo eso.  Se veía como una malicia indígena y una inteligencia de poder vencer toda esa seguridad para ingresar la droga a EE.UU.

Aterciopelados 5

Como ven los procesos de integración Latinoamérica por ejemplo frente a los tratado de libre comercio que tiene tanto Chile y Colombia con EE.UU.

¿Los TLC?

Claro

Héctor: Bueno, es un poco aterrador ya que pasa también por un tema de colonización económica y eso tiene mucho que ver con quien este en el poder en cada país. Por ejemplo, en nuestro país está ahora José Manuel Santos que es un político neo-liberal completamente abierto a los TLC entonces está interesado a que ocurran más y a permitirles la entrada rápidamente. Si tuviéramos un presidente de izquierda o con otra visión,  seguramente habría un poco más de resistencia; sin embargo, los movimientos sociales están fuertes en Colombia en cuanto a la resistencia contra los TLC. Pero además están utilizando estrategias para que el pueblo no se entere y los medios no dan cuenta de cómo es que están autorizando la llegada de nuevos TLC. Como que lo hacen subrepticiamente.

¿Cómo ven ustedes todo esta corriente latinoamericanista que se vio en Venezuela, también de la cual también es participe Ecuador con Correa; está Uruguay, Argentina, Bolivia; sin embargo, Colombia y Chile ciertamente son países que se mantienen distantes a todo esto?¿Cómo lo analizan ustedes desde el punto de vista de Colombia?

Héctor: Se mantienen distantes porque somos un país de derecha y Colombia es un país donde la ultraderecha estuvo muy presente en el gobierno de Uribe por 8 años. Incluso pues, todo lo que trató de ser de izquierda fue aniquilado porque exterminaron un partido político ¿No? Patriótica fue exterminada. Pues yo creo que es por eso, porque Colombia como todos los otros países tenía un proceso que debía llevar a que un gobierno de izquierda estuviera en este momento pero desafortunadamente por el tema de la derecha…

{destacado-1} Andrea: Es que hay un tema con la guerra que es raro. Porque a Uribe, por ejemplo, lo quería hartísima gente del campo, al clima que tu pensarías que no; pero él, cómo era súper guerrerista hacía que, de alguna manera, la cuestión seguridad mejorara en algunas partes. Etonces se hace una mezcla muy rara y la gente le tiene miedo ahí a la izquierda.

Se ha hecho un ejercicio y una campaña del terror también que es súper dura referente a la izquierda.

Héctor: De cierta manera. Es que allá tenemos una guerrilla de la izquierda así tan activa hace que la derecha tenga mucha fuerza y que tenga además, las herramientas para poder satanizar aquello que es distinto a la derecha.

Andrea: Y es que la guerrilla también está muy conectada con el narcotráfico. Esta vaina es un enredo.

 _DSC0086-1