lunes, abril 6, 2020

Fernando San Román: a quienes somos jóvenes y estamos en política se nos ningunea bastante.

 fernando san román

En referencia a lo que sucedió con la recuperación del borde costero en Tocopilla, ¿Qué es lo que marcó la diferencia en el proceso tocopillano y por qué experiencias como las de su comuna, que es de escasos recursos, pueden sacar adelante un proceso de esa envergadura y otras comunas, de similares características no lo hacen? 

Bueno, nosotros creemos que en Tocopilla, en el año 2013, ocurrió una situación bastante histórica donde logramos aunar fuerzas. El municipio, que es un ente institucional -nosotros somos una institución pública- contamos con una formalidad, con un marco legal. Pero, entendemos que al ser electos democráticamente tenemos que representar al interés de las mayorías. Por lo tanto, nos pusimos a disposición de eso y la comunidad estuvo dispuesta a luchar en la calle por una serie de demandas históricas.

Y creo, que la gran diferencia es que nosotros estuvimos dispuestos a correr el riesgo de estar en la calle con la gente. Cosa que es complicada cuando uno está dentro de lo institucional, dentro de un marco. En ese momento, a nosotros nos amenazaron con que iban a acusarnos de abandono de deberes para que fuéramos destituidos.

Entonces, uno corre riesgos, pero nosotros estamos para correr riesgos, no estamos para estar tranquilos ni para administrar lo que hay; estamos para transformar, para cambiar las cosas. Por lo tanto, en ese sentido nosotros creemos profundamente en la movilización como una herramienta de la ciudadanía, del pueblo organizado; para conseguir objetivos y lograr demandas, creemos en la movilización.

Y por lo tanto, fuimos consecuentes con lo que nosotros creemos no más y no podíamos quedarnos en el escritorio mirando cómo la gente estaba en la calle luchando, por lo que nosotros mismos veníamos luchando antes de llegar a la municipalidad y por temas que también estaban en nuestro plan de gobierno comunal y que aún están en nuestro plan de gobierno actual. Entonces, salimos a la calle con la gente, de la mano, juntos y ganamos juntos.

Qué fue lo más complicado de superar en ese proceso, pensando en que otros municipios quisieran establecer un gobierno de similares características, de soberanía popular y con la gente. ¿Qué fue lo más difícil de enfrentar?

A ver, yo creo que lo más complicado fueron las presiones de todo tipo, así como que… del mismo gobierno, de los que uno podría considerar cercanos también. Constantemente llegaban frases del tipo “hasta qué punto vamos a llegar con esto”, “hay que ceder un poco”, tratando como de desinflar un poco el movimiento que había tomado vida propia, eso fue complejo, pero nosotros estábamos bien decididos y convencidos; por lo tanto, esas presiones no las recibimos y seguimos avanzando porque creemos que cuando el movimiento social agarra fuerza y vida propia hay que dejar que fluya también. Uno no lo puede ir controlando e ir cuidado. Cuando el movimiento ya está instalado, ya agarró fuerza y es legítimo, y tiene el apoyo de la mayoría, de la ciudadanía uno tiene que avanzar; esos son los momentos que para avanzar y correr el cerco y el límite de lo que tenemos.

Lo otro complejo fue la represión. Yo creo que eso fue un momento muy complicado; no solo por lo que nos tocó a nosotros, porque a nosotros nos golpearon; yo fui golpeado, agredido, detenido junto a otros ciudadanos, ahorcado, golpeado, de hecho fue bastante grave todo lo que sucedió. A mí me ahorcó un carabinero de fuerzas especiales y perdí la respiración por algunos segundos, fue bien terrible. Mi hermana, que estaba conmigo, trató de defenderme y también fue agredida. Yo vi cómo la detuvieron fue horroroso ver cómo la agredían. Fue una violencia total.

Pero no fue tanto eso. Uno resiste y si te toca, ahí hay que apechugar no más. Lo que más me afectó fue ver cómo algunas personas sufrieron efectos físicos graves. Hay un joven de Tocopilla que perdió la vista, perdió un ojo, por una bomba lacrimógena que le dispararon a la cara. Supongo que interpusieron acciones legales. Sí hay una acción legal que está en trámite. ¿Y no se resolvió eso todavía? No se ha resuelto, pasó a la fiscalía militar, eso mismo le iba a preguntar. Pasó lo típico. Eso hay que cambiarlo, es increíble que un hecho provocado por un policía y que afecta a un ciudadano, sea investigado por ellos mismos, o sea, por la fiscalía militar. Es un proceso abusivo que no corresponde.

Incluso la ONU ha dicho que eso hay que cambiarlo y está claramente establecido que eso no puede ser; entonces, eso es lo que más nos complicó; ver cómo agredían a la gente… cómo nos dieron duro. Fue una represión brutal, hubo muchas personas con lesiones, hubo muchos detenidos, golpeados y ese fue un momento muy complejo. Ahora, lo bonito es que a pesar de todo, de la represión y los abusos cometidos, la ciudadanía supo sobreponerse a eso, con más fuerza y el movimiento siguió.  Yo creo que si el gobierno de la época pretendía, que con esa represión esto se iba a aplacar, lo único que lograron fue lo contrario. La gente con esto tomó más fuerza, se hizo más valiente, más fuerte. La rabia que le provocó el que le hayan agredido a un montón de ciudadanos, incluido el alcalde que estaba ahí con ellos, activó más a la gente, yo creo que eso alimentó a la gente, ayudó a que la organización social prendiera con más fuerza.

Fernando, considerando que ser alcalde de un municipio es un lugar de poder y que históricamente ese poder no suele estar vinculado con la gente, más que para el período de las elecciones; salvo en contadas ocasiones,  ¿Por qué su gestión, como alcalde, ha tenido estos ribetes “sociales”. ¿Qué lo hace tan diferente al resto de tus pares y con cuáles sientes que hay afinidad en cuanto a la forma de hacer administración municipal?

A ver, yo creo que en general, nosotros estamos tratando de hacer otro tipo de política, otra forma de hacer política.

Nosotros hacemos política y no renegamos de ella en absoluto. Yo soy político, y creo en una política diferente, en una democracia directa y más participativa. Por eso nosotros estamos implementando un nuevo sistema de participación de las personas que habitan el municipio, que tiene que ver con realizar consultas ciudadanas periódicas. Nosotros hicimos una consulta ciudadana para el borde costero, le preguntamos a las gente ¿Oye, ustedes quieren que recuperemos terreno de una empresa que los tiene abandonos y los tiene tomados, y que tienen título de dominio? ¿Creemos que se tiene que recuperar eso? y la gente se expresó y el 98% votó que sí, y eso fue un ejercicio de democracia.

Y estamos implementando consultas ciudadanas permanentemente en diferentes temas. Estamos haciendo un trabajo con la DIDECO y dividimos a Tocopilla en 5 sectores. Cada sector tiene un gestor territorial que trabaja con todas la juntas de vecinos de ese territorio y canalizamos directamente las demandas de las juntas de vecinos. Trabajamos directo con ellos, conversamos directo con ellos, salimos mucho a terreno. Y estamos tratando de hacer un gobierno municipal de la gente, de los pobladores, de las juntas de vecinos, de las organizaciones.

Cuesta, es complejo porque estamos en un sistema que no funciona así, o sea, todo lo contrario; por lo tanto, nosotros igual estamos yendo contra la corriente, en contra de lo que el sistema tradicionalmente dice que se tiene que hacer, pero nosotros creemos que es el camino. Estamos convencidos de eso y estamos implementando este modelo de participación de gestión territorial.

De hecho a mí me llama mucho la atención el tema de los recursos, particularmente del municipio de Tocopilla, porque otra comuna que implementó mucha consulta ciudadana fue Providencia, bajo la gestión de Cristián Labbé, que es diametralmente opuesto a todo lo que es usted, pero que; sin embargo, implementó también un sistema popular y democrático en la gestión del territorio. Inmediatamente uno piensa “bueno, pero en Providencia, la plata sobra y hacerlo es fácil. Por otra parte, los municipios con menos recursos utilizan aquello como la eterna excusa para no realizar consultas y, gracias a su gestión, ha quedado demostrado de que se puede realizar y que si no se hace es más que nada por falta de voluntad política. Por eso le preguntaba con quiénes de sus pares siente una afinidad en materia administrativa.

 El tema de los recursos es una excusa muchas veces para no hacer las cosas. Nosotros tenemos muchos menos recursos que, por ejemplo, Lo Prado. De hecho, tenemos un presupuesto de no más de 3 mil millones de pesos para toda la comuna. Nosotros, con tres mil quinientos millones tenemos que pagar el alumbrado público, los sueldos de los funcionarios municipales, regar las áreas verdes, pagar el agua, la mantención de espacios públicos, todo con 3.500 millones de pesos y lo hacemos con precariedades. No podemos responder a todo, tenemos que andar limitándonos en muchas cosas pero lo hacemos.

 Y una consulta ciudadana no cuesta tanto. Cuesta, pero no cuesta tanto y yo creo que hay que invertir en eso porque fortalece la democracia, o sea, no es un gasto. Estás tú fomentando la participación, haciendo que los ciudadanos se empoderen y tengan más protagonismo. Es finalmente, devolverles la opción de hacer efectivo su voto ya que, a través de su gestión y de las consultas, pueden elegir y ser escuchados. O sea, que pueden tomar decisiones. Efectivamente. Y respecto a la afinidad con municipios, bueno, nosotros hemos trabajado harto con la Municipalidad de Calama. El alcalde Esteban Velásquez también partió con un movimiento social bien fuerte en años anteriores. Nosotros viajamos, cuando todavía no éramos municipio, a Calama a marchar con él, a acompañarlos en esa movilizaciones porque creíamos en sus demandas y en la organización social.

 Y cuando estuvimos en la Municipalidad de Tocopilla y marchamos, él también nos acompañó. De hecho, estuvo en una marcha en Tocopilla, solidarizando, devolviendo la mano solidariamente. Esto se lo pregunto, porque actualmente se ve mucho conflicto en la política, no se ve mucho compañerismo, este caminar juntos, el construir país codo a codo por un bien común. Creo que la gente no está al tanto de esos procesos, que igual hay una invisibilización de estos momentos, porque al poder hegemónico no le conviene que la gente se dé cuenta de que hay otras formas de hacer política y es interesante visibilizar. Pero sabes, cuesta encontrar afinidad con pares, porque hay mucho tema de egos, de envidias, incluso siento que a quienes somos jóvenes y estamos en política se nos ningunea bastante.

Nos ha pasado. De hecho, nos tratan de pendejos Esa es otra pregunta interesante, sobre todo considerando que en el congreso hubo una irrupción de diputados que son muy jóvenes y que formaron parte, también, de movimientos sociales, en este caso, estudiantil y me imagino que para ellos también debe ser muy complicado. Indudablemente. Un ex-intendente que no quiero nombrar, del gobierno anterior, nos trató de inmaduros, cabros chicos… a ese nivel de trato, sólo porque somos jóvenes y estamos haciendo las cosas de manera diferente. Hemos realizado cambios sustanciales en la municipalidad, hay un equipo joven que está instalado en el municipio trabajando, gestionando y estamos demostrando que podemos gobernar, que podemos ejercer poder.

Además, estamos con la mente más fresca, no estamos “maleados”, tenemos la audacia para atrevernos a hacer cambios, a tocar intereses, que es un tema. Cuando nosotros trabajamos para recuperar un borde costero, estamos tocando un interés de privados, porque es una empresa privada la que tiene un borde costero y no lo quiere soltar y que quiere especular con ese terreno para sacar una tajada y una ganancia. Y decimos ¡no!, legítimamente ese terreno le pertenece a Tocopilla y lo tenemos que recuperar; ya sea, por una negociación con Bienes Nacionales o bien, por la vía de la expropiación.

Hoy tuvimos una reunión muy buena con el Ministro donde nos entregó el apoyo para esa gestión; a través, de la expropiación. Es un mecanismo que no es nada del otro mundo, está en la ley, y en la expropiación tú le pagas el terreno a la empresa y no se lo estás quitando, pero le estás pagando lo que corresponde, cosa que generalmente no concuerda con lo que ellos quieren.

Me gustaría que abordáramos el tema de las Zonas Francas en la ciudad, cuál sería la importancia y qué viabilidad real tiene este proyecto.

Hoy día tuvimos una reunión con el Ministro de Economía por el tema de la Zona Franca. Nosotros creemos que es una propuesta viable, que es técnicamente viable, pero que, políticamente depende de la voluntad de quienes están gobernando. Políticamente todo es, si hay voluntad. Pero lo importante aquí es que técnicamente es posible; por lo tanto, al ser técnicamente viable depende de la voluntad política el que se pueda llevar a cabo.

Siento que hay harta reticencia con el tema porque es complejo. Que un beneficio tributario que tiene una comuna se amplíe a otra, el Estado tiende a no ceder ese tipo de beneficios salvo en casos muy puntuales. Por lo tanto, estamos en un trabajo de recopilar antecedentes, de sumar apoyo político para demostrar que es una buena propuesta y que va a ayudar a fomentar la economía de Tocopilla. Nos va a generar beneficios tributarios en temas como los alimentos, nosotros no estamos pensando solamente en lujos: en comprarse un autito o un plasma. No, estamos pensando en todo, en la calidad de vida también, que productos que son para la alimentación de los tocopillanos estén a menor precio gracias a los beneficios tributarios. Si eso se llega a concretar, va a permitir que a la larga, a lo mejor, las personas de escasos recursos puedan comprar más alimentos, pueden tener una mejor calidad de vida. Que los adultos mayores, que viven con una pensión miserable, van a poder comprar más de lo que hoy pueden conseguir, porque va a haber alimentos más baratos. También estamos pensando en eso y no solamente en los productos de lujo que pueden verse beneficiados por una rebaja tributaria.

Hoy existe una Zona Franca en Iquique, que da ciertos beneficios tributarios a su comuna, en temas de IVA. Eso beneficia a una serie de temas de la economía porque, en el fondo, los comerciantes adquieren los productos más baratos; porque se fomenta el negocio y el emprendimiento. Y lo que nosotros creemos es que es viable técnicamente extender  algunos de esos beneficios a Tocopilla. Ni siquiera estamos diciendo que todos, pero algunos de ellos. Estudiémoslo, extendamos algunos beneficios para que Tocopilla pueda tener rebaja en algunos productos que permitan generar una mayor participación económica.

Hoy el Ministro nos señaló un tema y le encuentro razón y lógica en su planteamiento ¿Por qué Tocopilla y no otras comunas?, todos van a decir nosotros también queremos. Yo creo que es porque Tocopilla ha estado abandonada, históricamente, por parte del Estado. La misma presidenta lo reconoció en su discurso y dijo que iba a implementar planes para zonas rezagadas y nombró a Tocopilla como una de ellas. Es decir, el Estado reconoce que ha sido una  zona históricamente rezagada; por lo tanto, tiene una condición especial a diferencia de otras comunas. Antofagasta puede tener problemas, pero no ha estado rezagada como comuna en general. Tocopilla sí. Lo que no significa que no tengan problemas porque todavía tenemos campamentos con personas que viven en la extrema pobreza en Antofagasta que es la capital minera, o sea, es brutal.

Pero Tocopilla en general, como comuna ha estado rezagada y abandona, entonces por eso nosotros creemos que merece un trato, no especial, pero sí un trato justo. El costo de la vida además; es más alto, pero en comunas más chicas como la nuestra eso también se ve incrementado. ¿A razón de qué? Tiene que ver con la distorsión que genera la minería y los sueldos mineros. Eso genera -por ejemplo- que en Tocopilla haya mucho arriendo de casas o locales para residenciales, para alojamiento de trabajadores mineros. Empiezan a subir los precios de los arriendos y se empieza a especular con las viviendas y las habitaciones, entonces se distorsionan los precios y los valores producto de la minería.

Aparte, porque se asume que toda la economía está basada en una persona o un trabajador de la minería que gana un millón y medio. Entonces, de ahí se parte para abajo. Un arriendo que acá en Santiago puede valer, por ejemplo, una casa de cien mil ó ciento veinte mil, allá en Tocopilla o en Antofagasta valen 250 o 300 lucas, de ahí para arriba.

También, nosotros, junto con la propuesta de extender la Zona Franca, creemos que Tocopilla debería tener un puerto. Porque hoy no lo tiene, hay uno para embarcar salitre de la empresa Soquimich y otro para desembarcar carbón de las termoeléctricas. Esos son los dos puertos privados que hay. Pero no tenemos un puerto multipropósito para exportar frutas que vengan de Argentina o de Brasil, que pasen por Tocopilla por rutas. No tenemos puertos para generar un polo de desarrollo. Hay una empresa de energía solar que necesita instalar paneles y ellos dicen necesitamos un puerto para descargar los espejos solares que van a venir de afuera. Pero como no tenemos puerto y van a tener que sacarlos por el puerto de Mejillones, por Iquique y trasladarlos a Tocopilla, se les encarece el proyecto, no pasa por Tocopilla y perdemos la posibilidad de un polo de desarrollo económico de producción porque no tenemos puertos para desembarcar espejos solares y además es un tema de sustentar una energía que es limpia, que nos parece que hay que fomentarla. Entonces necesitamos potenciar portuariamente a Tocopilla también, con todos los resguardos que eso significa porque no queremos tener problemas como los que está pasando hoy Antofagasta con el puerto, en donde el concentrado de cobre pasa por el medio de la ciudad y tiene altos índices de contaminación, metales pesados, niños con plomo en la sangre y todo un tema que ha movilizado a la ciudadanía de la ciudad. Nosotros hemos ido a marchar con ellos a apoyar esa movilización. De hecho, la alcaldesa de Antofagasta, que debiera marchar con sus ciudadanos por ese tema no marcha con ellos, nosotros desde Calama y Tocopilla vamos a allá  con los antofagastinos, porque creemos en su lucha, la compartimos y solidarizamos con ellos.

En el gobierno de Sebastián Piñera se hizo una dictación de un decreto que derogaba la norma que estaba regulando la emisión anual de material particulado, y esto había mayor permisividad para los agentes emisores de dicho contaminante, ¿Por qué sucedió eso y qué injerencia puede tener un alcalde frente a éste tipo de acciones que son tan unilaterales?

Y yo la otra vez usé ésta frase y se mal interpretó pero la puedo decir ahora con total libertad: yo creo que todas las formas de lucha son válidas. Porque, desde lo institucional como municipio nosotros podemos hacer mucho. Y lo hacemos, y creo que hay que usar el espacio institucional. Ojo con eso. Si nosotros no usamos el espacio institucional, lo usan otros en contra nuestra. Si nosotros no estuviéramos en el municipio de Tocopilla, estaría el alcalde que estaba antes, que era un alcalde pro termoeléctricas, de hecho hoy día está trabajando para una termoeléctrica; o estaría la candidata de la derecha que fue gobernadora, que era la candidata de la derecha y que hoy día está trabajando en la termoeléctrica, esos son los dos candidatos con los que yo competí y los dos trabajan hoy día para la termoeléctrica. Eso creo que deja muy claro cuáles son los intereses que tiene cada uno de ellos.

Entonces nosotros planteamos un proyecto distinto a Tocopilla y la gente nos eligió y estamos dentro de una institucionalidad, pero eso no significa que no creamos que haya otras formas de lucha para tener una mejor sociedad. Por lo tanto, hay que usar todas las formas. La organización, la movilización social también es una herramienta en la que creemos. Es más nosotros nos hemos movilizado, yo he marchado, hasta hace poquito yo estuve en Antofagasta, en Tocopilla hemos tenido movilizaciones, entonces hay que usar todas las vías que tenemos hoy día para luchar por una ciudad y un país más justo; y en éste sentido, el tema de la contaminación es un tema clave en Tocopilla, porque nosotros en la comuna tenemos un problema de contaminación bastante serio, ya que no sólo tenemos problemas de contaminación, como lo tienen Mejillones y otras comunas, sino que en Tocopilla las termoeléctricas están en medio de la ciudad y es más grave el tema. En el centro sur de Tocopilla están las termoeléctricas instaladas. 

Perdón ¿Y cómo pasó eso? Lo que pasa es que históricamente se construyeron en el borde costero las termoeléctricas y después la ciudad fue creciendo, pero eso no es justificación porque a veces yo siento que no que posible que los culpables seamos nosotros los ciudadanos, y las empresas no sean culpables y el estado tampoco, ¡es una barbaridad! No, no es así, alguien tiene que planificar la ciudad y alguien no tuvo la visión, en este caso las autoridades de la época, de ver ese tema y planificarlo de otra manera en términos urbanísticos para evitar lo que hoy día tenemos. Además, en los años 90 se instalaron nuevas termoeléctricas y ahí ya no había justificación para hacerlo.

Relacionado:  Diputada Marzán pide urgencia a proyecto que permite el retiro del 10% de los ahorros previsionales

E-CL que era Electroandina está desde… históricamente, lleva como cien años en la ciudad y esto se tradujo en que tenemos una alta tasa de cáncer en la comuna de Tocopilla, de hecho tenemos una de las más altas de la región y en comparación con el resto del país, es una de las más altas. Tenemos además, enfermedades respiratorias que obviamente, aunque no tengamos un estudio que diga “ésto es así” ahí está el cáncer, ahí están los muertos, ahí están las enfermedades respiratorias y qué curiosidad más grande, tenemos las termoeléctricas ahí, entonces no creo que sea porque sí. Claramente hay una incidencia de la contaminación de la termoeléctrica con éste tipo de enfermedades, es obvio, la Organización Mundial de la Salud lo dice y si bien, las termoeléctricas han invertido en filtros para modernizar sus instalaciones, no porque quieran, sino porque la ley lo exige. Eso no significa que no haya problemas de contaminación en Tocopilla, a lo mejor hoy día hay una menor emisión porque hay filtros, pero tener una termoeléctrica en medio de la ciudad aunque sea con la tecnología más moderna que tenga, siempre va a ser un problema, y en Tocopilla el problema de contaminación es grave.

A eso se suma que el gobierno de Piñera, a última hora, trató de dejar amarradas algunas unas cositas y firmaron un decreto supremo con la firma del presidente para derogar la norma que regía en ese momento de material particulado; e instalar una nueva norma que a juicio de nuestra municipalidad era más permisivo y permitía que las termoeléctricas contaminaran más y ponía en riesgo el plan de descontaminación que nosotros tenemos, que se basaba en la norma que estaba vigente, o sea, al derogar esa norma quedaba en entredicho el plan de descontaminación. Nosotros qué dijimos: vamos a usar todas formas, utilicemos el Tribunal Ambiental que es nuevo y presentemos un recurso. Luego presentamos un recurso de reclamación en el Tribunal Ambiental con nuestro equipo jurídico, que es un equipo que tiene una visión, que es la del municipio que está al servicio de la comunidad y estuvimos alegando en los tribunales, durante mucho meses, casi un año completo y hace poquito, a fines del año pasado salió el fallo donde se nos da la razón. A esto se sumaron otros municipios como Huasco, Puchuncaví, y nos dieron la razón y el Tribunal Ambiental derogó y anuló el decreto de Piñera. Pero no solo eso, este fallo tiene mucha implicancia. Tenemos un cónclave en el que convocamos a los alcaldes que tienen problemas de contaminación, en Tocopilla. Los citamos a la ciudad para analizar el fallo y las implicancias que tiene, junto con los equipos jurídicos, el tribunal además le ordena al Ministerio de Medio Ambiente que comience a elaborar una nueva norma, cumpliendo con los más altos estándares para asegurar una mejor calidad del aire. Es decir, no solo derogó la norma que Piñera había cambiado para hacerlo más permisivo sino que ordena la dictación de una nueva norma mucho más rigurosa.

Relacionado:  Covid-19: Ministerio Público revisará prisiones preventivas de delitos menores para acordar arrestos domiciliarios

Y esa norma la dictaría quién. El Ministerio de Medio Ambiente, pone una serie de exigencias; el Tribunal Ambiental, al parecer, le hace un rayado de cancha al ministerio. Le dice: estos son los estándares y esto es lo que tienen que hacer. Y bueno, obviamente vamos a estar muy vigilantes de esa norma, vamos a exigir participación, vamos a estar ahí tocando la mesa para que se haga una norma como corresponde para que asegure una mejor calidad del aire para nuestras comunas.

Se ve que la comuna de Tocopilla está súper movilizada, muy atenta a lo que está pasando, cosa que no se replica en los demás municipios. Qué incidencia es la  que tiene directamente el municipio en cuanto a organización social. Pensando en que Chile es como la procrastinación absoluta, o sea, me movilizo más adelante y luego las cosas suceden y con suerte decimos: oh qué lata; sin embargo, podemos ver que Tocopilla, desde que están bajo su administración, han tenido una participación más directa, la gente está mucho más comprometida y tiene la instancia de movilizarse. ¿Es el respaldo la compañía de una autoridad, cómo se puede analizar eso?  

Bueno, nosotros creemos que efectivamente, desde que llegamos a la municipalidad, ha aumentado la participación y es más, ha aumentado incluso la movilización social. Incluso nosotros hemos tenido protestas en contra y, aún cuando pueda estar en desacuerdo, me parece legítimo que se expresen. Hace poco unas personas se tomaron una escuela porque decían que estaban lentos los proyectos nuestros y los llamamos al diálogo; les mostramos que no era así, entendieron y llegamos a un acuerdo y en ningún momento usamos las fuerza especiales. Nunca. No llamamos a la fuerza pública para desalojarlos porque era legítimo, incluso si estas personas estaban equivocadas o desinformadas. Lo hicieron con buena intención, para que sus hijos estuvieran mejor. Mis hijos estudiaron ahí (ellos estudian en escuela pública.) Y nos sentamos en la mesa y nos entendimos.

Nos parece bien que la gente se exprese y se movilice. Hace poco los profesores estuvieron movilizados, y nosotros los respaldamos, porque nos parece legítimo que lo hagan. Eso nos valió que incluso Jaime Gajardo nos criticara, aún cuando no tenga nada con él, y podemos ser aliados en muchos temas. Pero, lamentablemente se dejó llevar porque le entregaron algunas informaciones que yo creo que fueron erradas, se sintió agredido por todo lo que ha pasado y creo que ha habido un mal manejo de algunos temas. Él nos culpó como municipio y dijo que “habían municipios fomentando a profesores disidentes, que los están financiando” y nos disparó. Yo le tuve que responder que, simplemente, respaldaba el legítimo derecho de los profesores de mi comuna, a quienes conozco y conozco también la realidad de la educación.

Nosotros creemos en la movilización y hemos estado con los tocopillanos cuando ellos han querido movilizarse por problemas de fondo y vamos a seguir estando, de hecho creemos en eso. Y sobre los profesores, también nosotros hace poquito realizamos un hito bien importante, los profesores tienen deudas históricas que se han ido acumulando todos los años. En la comuna había una deuda por pago de perfeccionamiento -cuando hacen cursos y se les tiene que pagar un porcentaje, se les paga mes a mes en su sueldo- Esto se fue cumulando desde hace tiempo y había una deuda de cerca de 500-600 millones de pesos. ¿Cuánta es la población de profesores? 200 profesores y ningún municipio, o al menos los alcaldes anteriores ni siquiera reconocían la deuda, se les dilataba y se les mentía. Nosotros dijimos basta. Si llegamos al municipio, primero, reconocemos la deuda; y segundo, la vamos a pagar. Pero no tenemos recursos propios para pagarles, somos un municipio pobre, pero vamos a conseguir recursos y tienen que darnos tiempo.  Y lo hicimos. Comenzamos a gestionar recursos con el Ministerio de Educación y conseguimos 400 millones de pesos, del fondo Apoya a la Educación Pública de los cuales, destinamos el 40% para iniciar el pago de la deuda en diciembre, lo pagamos el 23 de ese mes. Agilizamos todo lo que más pudimos e hicimos todos los trámites para pagar ese porcentaje. Este año pagaremos el 30% aproximadamente, porque fue un compromiso de campaña. Podríamos haber gastado esa plata en cualquier cosa, pero decidimos pagar una deuda que es un tema pendiente y que además es una brutalidad tener a los profesores esperando años para que se les pague algo que es de ellos. Y ellos lo valoraron mucho y lo reconocieron y tenemos una relación muy estrecha, tenemos petitorios, hay una mesa de trabajo permanente, hay una confianza.

Me gustaría que pudiera referirse, como una “autoridad diferente” a temas país que están aconteciendo y que son claves. Partamos por lo que es la reforma laboral. 

En cuanto a la reforma laboral, nosotros la estamos revisando más profundamente porque creemos que, primero, es bueno que se esté hablando de reforma, que estemos planteando una reforma, porque lo laboral hay que mejorarlo. Porque hoy los trabajadores están muy desprotegidos, porque tenemos a los sindicatos muy debilitados y porque el sistema funciona así: mucho poder para la empresa, para los poderes económicos y los trabajadores en la indefensión.

Nos parece positivo que se esté planteando una agenda de reformas laborales, creemos que hay que ir más allá, es un paso es importante de reconocer. De pronto, el todo o nada no nos permite ir dando pasos, pero hay que profundizar la reforma que no es suficiente.

Reforma educacional

Los ejes de la reforma los compartimos plenamente, el fin al lucro de la educación, gratuidad, no a la selección y al copago. Pero creemos que el gobierno se ha ido enredando en el camino porque no ha sido claro, siento que está bien intencionada y es rebueno que en Chile estemos hablando de reforma en la educación, con esos términos y ejes. De un gobierno que hablaba de la educación como un bien de consumo a uno que dice que es un derecho social es un tremendo avance, pero en el camino se ido enredando porque creo que el gobierno ha escuchado demasiado a la derecha y a los sectores más conservadores y le ha faltado escuchar más a los movimientos sociales.

Ley de aborto terapéutico.

Estamos de acuerdo con una ley de aborto terapéutico como hoy se está planteando. Es un primer paso, pusimos el tema en la mesa y es un avance.  Pero creo que hay que profundizar, porque hay un tema, una caricatura. Lo dijo Marco Enríquez-Ominami y lo comparto, que se tiende a generar una caricatura cuando se habla del aborto. Como que a uno le gustan los abortos y los está fomentando ¡Y que viva el aborto! ¡Vamos todos a abortar! como si para una, como mujer, fuera super fácil abortar. Yo tuve un hijo y con mi esposa. Cuando supimos, no estábamos casados, éramos pololos cuando supimos que íbamos a tener un hijo, quisimos tenerlo y no se nos pasó por la cabeza abortar.

Pero no significa que creamos que no se tiene que legislar. El aborto existe, es una realidad, se hace y de manera insegura para quienes no tienen recursos. Y se hace en clínica cuicas como dijo la exministra para los que si tienen las condiciones y nadie puede negar que es una realidad. La ex ministra no dijo ninguna mentira.

Respecto de la renuncia de Helia Molina, qué opinión tiene sobre la forma en que el gobierno abordó lo que sucedió y de que le hayan aceptado la renuncia, sin prestarle un respaldo claro frente a sus declaraciones. ¿Se están enviando señales erráticas a la ciudadanía? 

Lo dije públicamente y no hay problema de decir mi opinión sobre el tema, creo que el gobierno se equivocó en propiciar la salida de la ministra, entiendo que el tema era complejo pero creo que es un error, se debió haber respaldado más a la ministra, a lo mejor haber hecho un comunicado, una declaración pública. Esto del poder es muy complejo. Yo que estoy en un espacio de poder entiendo que es complicado y a veces hay cosas en las que uno debe medir lo que va a decir, lo que no significa que no las puedas decir.

Entiendo la reacción del gobierno pero creo que fue una exageración sacar a la ministra, creo que fue un error y ganaron los conservadores y los hipócritas de este país. Porque lo que dijo la ministra es una verdad que todos conocemos y ella se atrevió a decirlo, cometió el error entre comilla de decir, creo que fue honesta, sincera y valiente.

Eso siento que está pasando, tengo muy buena relación con el “actor” gobierno, en la región nos entendemos re bien con el intendente, con el gobernador, incluso con el gobierno central, nos atienden, reciben y responden. Siento que en muchos temas somos aliados tácticos, pero creo que se van enredando cuando no hay una postura clara, cuando hay mucha ambigüedad en los temas, en la reforma educativa lo mismo, vamos avanzando con la reforma y empezamos con las negociaciones. Lo que pasó con la reforma tributaria. Nosotros partimos muy entusiasmados con la reforma, respaldando con fuerza y en el camino se nos fueron quitando las ganas de respaldar porque se empezó a negociar con la derecha, a escuchar al mundo privado, los empresarios empezaron con una política del terror y se terminó negociado la reforma. Toda reforma tributaria puede decirse que es un paso, pero de la reforma que se planteó en un comienzo y en la que terminó; terminó totalmente manoseada, ese es el temor que tengo con  la reforma de la educación.

Es el temor que nace en este tipo de situaciones cuando vemos a una ministra que plantea un tema derechamente y que todo el mundo sabe y lo conoce, pero es un tema que no se habla, a pesar de que es el tema de fondo, el derecho, el acceso, todos sin importar su dinero deberían tener garantizado el aborto, en casos que, incluso, iban a estar puntualmente señalados en la ley. Tampoco estamos hablando de una cosa tan terrible como todo el mundo dice, y que existió en Chile y que existió incluso en Dictadura fue la última gestión de la Dictadura en materia de salud, curas hasbún mediante. Exacto, la última gestión fue que se eliminó un decreto sanitario, un cambio a última hora para dejar fuera el aborto.

Respaldo a la ex ministra, Solidarizo con ella y creo que fue un error del gobierno precipitar su decisión.

Otro concepto, que me gustaría que pudiera analizar: Matrimonio igualitario

Estoy totalmente de acuerdo y creo que es un derecho. Las personas tienen derecho a amar y no puede haber restricciones para el amor en la sociedad ni en la vida. Por lo tanto, creo que tiene que existir una ley de matrimonio igualitario, lo promovemos, lo difundimos y ojalá Chile avance pronto en una ley de matrimonio igualitario, creo que está preparado y está madura la situación. Cuando a veces dicen que no estamos preparados lo encuentro un chiste. Lo mismo que pasó con la ley de divorcio, el escándalo tremendo que se armó en torno a la “defensa de la familia”, en donde también fuimos uno de los últimos países en establecerla y hoy ni siquiera se habla del tema. Nadie se acuerda de eso y se debe avanzar en una ley de matrimonio igualitario, sin restricciones, si bien me parece un avance un acuerdo en vida en pareja, dentro de las posibilidades legales de darle más derecho a las parejas que conviven me parece bien, pero tiene que haber  matrimonio con todas las de la ley.

¿Por qué para los heterosexuales, matrimonio; y para los homosexuales, acuerdo de vida en pareja.? Es discriminación igual finalmente, por lo tanto creo que matrimonio igualitario para todos, el que quiere casarse con quien quiera, que lo haga. Si siente que hay amor que se case. En el fondo es eso, sigue siendo igual una discriminación en plantear para ellos un estatuto es diferente. No, matrimonio igualitario para todos, que todo el que ame a otro, que se quiere casar, pueda generar un contrato social con el otro; independiente si es hétero, trans u homosexual.

Finalmente, legalización de la cannabis 

Estoy totalmente de acuerdo con que se debe despenalizar el autocultivo, creo que eso no ayuda en nada a la política de control de drogas. A los únicos que ayuda la actual ley y política de drogas es a los narcotraficantes, por lo tanto, para combatir el narcotráfico creo que se tiene que avanzar en la despenalizar el autocultivo. Se tiene que regular el tema. Tampoco significa que nosotros estamos de acuerdo en que todo el mundo ande fumando todo el día, drogados a cada rato (risas) Pero tiene que haber una regulación, y hay que seguir ejemplos como los de Uruguay y otros países de Europa.

Veámoslo y estudiémoslo, hagamos un estudio serio del tema. Y despenalicemos, hagamos una legislación porque, además, es una realidad, mucha gente hoy consume escondida porque hay una persecución. Y me refiero a personas, a figuras pública que a lo mejor por su situación, estatus, y por un montón de temas, lo hacen a escondidas por sus trabajos. Hasta porque pueden tener problemas, pero están de acuerdo y lo hacen. También, espero que el gobierno en ese tema avance y que la sociedad también lo ponga en la mesa y creo que está puesto ahí, se están discutiendo temas que antes no se discutían. Así que estamos totalmente de acuerdo con eso.

Algo más que le gustaría agregar? 

Yo le mandaría un mensaje a todos, a la ciudadanía en general, creo que si nos uniéramos más los que pensamos más parecido, los que queremos cambiar esto, si dejamos de lado los egos, las divisiones, podemos transformar más rápido la sociedad. Lo he visto, me he encontrado con muchos grupos fragmentados que quieren lo mismo, podemos tener matices pero habemos muchos que queremos cambiar y transformar la sociedad, pero estamos muy dispersos y divididos en diferentes grupos. Falta más cohesión de los que nos consideramos transformadores, de los que queremos transformar la realidad.

Eso de cada uno por su metro cuadrado, y si yo puedo cagar al que está enfrente para salvarme, es terrible pero hay que cambiar eso. Cuesta, es un proceso largo pero creo que hay que dejar de lado la diferencia.

Creo que su gestión como autoridad es súper importante, porque un sujeto que está en el poder, que es capaz de movilizarse, de estar con otro ya es una señal de que hay algo distinto y yo creo que en ese sentido su función, se ha invisibilizado bastante, al igual que las temáticas de Tocopilla, y creo que parte justamente por eso, porque lo que está haciendo para la institucionalidad es peligroso.

Absolutamente peligroso, somos más peligrosos dentro que fuera. Hay que empezar a ocupar más los espacios, los locales, que desde ahí se puede ir construyendo; creemos que desde Tocopilla y desde el norte se podemos construir algo más grande para todo Chile, con otros, encontrándonos con otras comunas, y colectivos. Se puede.

El tema de la inmigración, cómo lo ve 

Es interesante, porque en Tocopilla, a diferencia de otros alcaldes cercanos, no políticamente sino geográficamente, comunas cercanas que están todo el día despotricando en contra de los extranjeros. Allá podemos tener temas puntuales pero porque la inmigración es un fenómeno social, que genera problemas porque el Estado, el país no está preparado en infraestructura para una gran cantidad de personas que van llegando, pero no porque sean extranjeros sino porque son personas nuevas que se suman a la sociedad.

Las escuelas -a lo mejor- tienen que ampliarse porque va a llegar más gente, la salud tiene que mejorar para atenderlos a ellos y a nosotros, a todos como personas. En Tocopilla ellos nos ayudan. Hay una agrupación que se llama “Colombianos en Tocopilla” que realiza operativos de limpieza, salen a la calle. Tenemos un programa con el Ministerio de Desarrollo Social que se llama “Ruta Calle” que en invierno sale a entregar alimentación y bebidas calientes a personas en situación de calle y a nosotros nos acompañan, y ponen recursos. Nosotros trabajamos con la comunidad colombiana sin ningún problema, son aliados de la gestión nuestra y ayudan a Tocopilla. Cuando ellos estaban haciendo un operativo de limpieza había gente que decía: que verguenza que nosotros los tocopillanos ensuciamos y vienen de afuera los colombianos, que tanto criticamos nosotros, a limpiar nuestra basura. Son un ejemplo y yo pienso lo mismo.

Problemas hay en todas partes, delincuencia también, si yo tengo una persona de origen extranjero que comete un delito no puedo pensar y generalizar que los extranjero son la causa de los delitos, porque también tengo chilenos que cometen delitos. Lo mismo si un pobre comete un delito los pobres son delincuentes pero también tengo empresarios y gerentes que son tremendamente delincuentes, hoy vemos en claro ejemplo lo que está sucediendo con Penta. Voy a usar un dicho religioso “de todo hay en la viña del señor”.

¿Cómo se vive la multiculturalidad en Tocopilla, a propósito de la migración?

Hace poco los colombianos nos pidieron ayuda, ellos hacen unas tradiciones en navidad, prenden unas velitas con unas cajas el día, el 8 de diciembre, son tradiciones religiosas que ya pasan a ser expresiones culturales. Lo hicieron en Tocopilla, y los apoyamos en eso y los acompañamos, son tradiciones latinoamericanas que tiene Colombia que queremos ir adquiriendo en el tiempo, porque en el fondo vamos haciendo un intercambio cultural y es tremendamente rico, potente y se enriquece nuestro lenguaje, gastronomía, todo exacto y es brutal la campaña de terror que se está haciendo. Nosotros estamos cambiando un poco la mirada, creemos que ellos pueden ser un tremendo aporte a la sociedad si trabajamos juntos, queremos sacar ese estigma porque hay mucha discriminación. En Antofagasta se ha dado mucho, se quería hacer una marcha contra los colombianos a ese nivel, son cosas brutales que en pleno siglo XXI se ven y que uno no piensa que se van a ver, pero nosotros tenemos que contribuir a cambiar eso.

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Chile, Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa. *Datos Para Transferencia: Sociedad Periodística El Ciudadano Ltda. RUT. 76080231-K Cuenta Corriente 166-08438-07 Banco de Chile mail: [email protected]

Apóyanos , gracias :)

   Conocer más >
4,317,958FansMe gusta
393,942SeguidoresSeguir
393,669SeguidoresSeguir
17,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Dona a El Ciudadano Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Chile, Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa. *Datos Para Transferencia: Sociedad Periodística El Ciudadano Ltda. RUT. 76080231-K Cuenta Corriente 166-08438-07 Banco de Chile mail: [email protected]

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Donar >

#Covid 19 SARS-COV2

Los Más Leídos