Gabriela Rivadeneira, exasambleísta de Ecuador: «Si el día de mañana fueran las elecciones, Luisa González gana en primera vuelta»

"¿Qué se necesita para ganar en primera vuelta? Más del 40 por ciento del voto válido y 10 por ciento de distancia con el contendor que está en segundo lugar. Hoy por hoy, Luisa González está cumpliendo con ese parámetro", indicó la expresidenta de la Asamblea Nacional ecuatoriana y actual presidenta del instituto IDEAL.

Gabriela Rivadeneira, exasambleísta de Ecuador: «Si el día de mañana fueran las elecciones, Luisa González gana en primera vuelta»

Autor: Denis Rogatyuk

Buenos días compañeros y compañeras de El Ciudadano a un nuevo capítulo de la entrevista ciudadana. Hoy vamos a comenzar una serie de entrevistas, una serie de conversaciones sobre la hermana República del Ecuador.

Ese país hermano que hace unos años fue uno de los países más maravillosos, más seguros del continente. Lamentablemente, ahora se encuentra en una crisis grave después de seis años de neoliberalismo de los presidentes Lenín Moreno y Guillermo Lasso, pero que ahora tienen una oportunidad para dar la esperada recuperación.

Las elecciones generales, en ese país, están planificadas para el 20 de agosto y para analizar esta situación, hemos comenzado esta serie de entrevistas con una serie de actores políticos del Ecuador, para ver si la Revolución Ciudadana si puede recuperar el poder político y el orden en ese país.

Esta primera entrevista es con nuestra amiga Gabriela Rivadeneira, expresidenta de la Asamblea Nacional ecuatoriana y ahora la presidenta del instituto IDEAL (Instituto para la Democracia Eloy Alfaro), Gabriela, como siempre, un gran placer.

Gracias Denis, a ti y a El Ciudadano de estar pendientes de todo lo que ocurre en la Patria Grande, pero particularmente, en estos tiempos tan convulsos, de lo que está pasando en el Ecuador.

Tú lo decías, en la introducción, un país que fue denominado incluso como el jaguar de América, a nivel mundial, pues ahora sometido a una de las crisis más brutales que hemos tenido en toda nuestra historia republicana del Ecuador. Cuando digo eso, no es exageración mía.

Me complace mucho analizar estos temas contigo, en la apertura de esta serie de conversatorios, con actores políticos de Ecuador, que desde diferentes puntos de vista podrán coincidir que ahora estamos en un punto crucial de nuestra historia.

Me gustaría comenzar en analizar un poco el panorama electoral antes de las elecciones. He estado analizando algunos de los pronósticos, encuestas en torno a la elección presidencial y la candidata a la presidencia, Luisa González, parece que tiene entre 30 y 40 por ciento de la intención de votos. Eso es lo que dicen la mayoría de las encuestas. Hay algunas que le dan un poco más por debajo, un 28, 29…pero la mayoría pronostica entre 30 y 40 y estas cifras excluyen el voto en blanco, el voto nulo, entonces el verdadero número puede ser más grande. ¿Cómo ves estas cifras? ¿Qué dice esto sobre la percepción del movimiento de la Revolución Ciudadana? ¿Qué dice esto sobre las bases (de la Revolución Ciudadana) que todavía existen en el Ecuador, en este momento?

Mira Denis, y todos y todas quienes nos escuchan, solo queda recordar que estamos en un momento ante una elección anticipada, producto de una aplicación de lo que se denomina ‘muerte cruzada’. Es decir, en el Ecuador, frente a un juicio político contra el presidente banquero Guillermo Lasso que iba a ser censurado por la Asamblea Nacional, decidió aplicar una figura constitucional como defensa, lo cual resta la legitimidad de la figura constitucional.

Este proceso suspendió, de manera inmediata el parlamento ecuatoriano, tiene gobernando bajo decreto al peor presidente en la historia de Ecuador. Lasso tiene menos del 13 por ciento de credibilidad e aceptación, según las últimas encuestas del mes anterior. Hay que ver cómo sale en estas encuestas después de las nuevas masacres carcelarias y los nuevos sicariatos ejecutados contra autoridades de nuestro país.

Entonces, la situación se agrava en este proceso ante la crisis económica y la crisis de seguridad que estamos viviendo, el país que era el segundo más seguro del continente, ahorita se convirtió en el más inseguro del continente.

Una de nuestras ciudades, con mucho dolor, Esmeraldas, es una de las cinco ciudades más peligrosas del mundo. Esto nos duele, nos aterra, y por eso este proceso electoral es tan importante para dar un giro de timón a este proceso. Y en este marco, la ciudadanía ecuatoriana también está evidenciando y también ha podido contraponer que es lo que ha estado pasado en los últimos años y que fue lo que pasó en el gobierno liderado por Rafael Correa de la Revolución Ciudadana.

Ahora hay una mayor aceptación a la propuesta de la Revolución Ciudadana. Recordemos que hay ocho binomios que se han presentado al evento electoral, de los ocho, el único binomio que representa a la izquierda que existe en el Ecuador, es el de Luisa González y Andrés Arauz por la Revolución Ciudadana y los siete siguientes (que vamos a analizar en esta entrevista) son justamente parte de esa maquinaria conservadora que se ha restaurado en los últimos años. ¿Hoy qué nos dicen las encuestas? Que, si el día de mañana fueran las elecciones, Luisa González gana en primera vuelta. ¿Qué se necesita para ganar en primera vuelta? Más del 40 por ciento del voto válido y 10 por ciento de distancia con el contendor que está en segundo lugar. Hoy por hoy, Luisa González está cumpliendo con ese parámetro, quien nos sigue es Otto Sonnezholner, que fue uno de los vicepresidentes fallidos de Lenín Moreno, y ahora insisto, para no adelantarme a la conversa, Luisa Gonzáles, el día de mañana, si fueran las elecciones, ganamos en primera vuelta, y eso se decidiría de manera inmediata el 20 de agosto, y eso sería un giro de timón y un cambio radical en la política que ha estado viviendo el Ecuador en los últimos años.    

Justo por ahí quería comenzar nuestro análisis. La única candidatura de la izquierda es la candidatura de Luisa González de la Revolución Ciudadana, pero dentro de la propia oposición hay varios ángulos políticos. Me gustaría comenzar con Yaku Pérez, que fue un caso interesante de las elecciones pasadas, creo que ya el mundo conoce la historia de Pérez que lanzó su candidatura con un mensaje ambientalista, pero al mismo tiempo se puso en contra de Rafael Correa, y de todo lo que representa la Revolución Ciudadana. Es parte de esta ‘falsa izquierda’ para llamarlo de alguna manera. Pero, en estas elecciones, según tu punto de vista, ¿él está presentando la misma candidatura que antes? O ¿hay cambios? ¿Va a seguir con el mismo mensaje?

En efecto, es lo que le ha funcionado, para seguir sobreviviendo. Bien lo has dicho tú, creo que hay más claridad de lo que significa el personaje de Yaku Pérez, pero, sin embargo, a nivel internacional, todavía hay muchísima confusión de lo que significa Yaku Pérez.

A nivel nacional, digamos que hay un sector que acepta el disfraz de lo alternativo. Yaku Peéez es un actor político que nace desde el origen del apoyo de las ONGs extranjeras en temas de injerencia política nacional.

Después del movimiento de los 90, del grandioso movimiento indígena de los noventa, que cambio también en parte la historia de nuestro país y de América del Sur, surgió una serie de personajes y liderazgos del movimiento indígena, que fueron prácticamente, no solo visibilizados, sino cooptados por ONGs extranjeras, especialmente norteamericanas y europeas. Esas ONGs que han venido financiando décadas de injerencia política en nuestro país, y están muy ancladas a lo que significa el supuesto control y resguardo de recursos naturales. Ya vimos cómo ha pasado en Medio Oriente y en otros países, incluso ahora mismo, en América del Sur, resguardados por una supuesta práctica ambiental, financiada para una posible extracción transnacional. Eso es todo lo que ha pasado en la historia de nuestro país y de los recursos naturales.

Cuando la Revolución Ciudadana comenzó a poner políticas de nacionalización y protección de los recursos naturales para el pueblo ecuatoriano, entonces es cuando salen esta serie de dirigentes, supuestamente ambientalistas, a ponerse en contra de las políticas del único gobierno que ha puesto derechos a la naturaleza, como fue el gobierno de la Revolución Ciudadana, y políticas ambientales de resguardo como fue el Código Ambiental generado en nuestro proceso legislativo.

Así que eso ya te da un marco de dónde encasillar este personaje de Yaku Pérez, un disfrazado de ambientalista, un disfrazado de alternativo, que termina siendo una de las piezas fundamentales de la política norteamericana en la política ecuatoriana.

Eso es y ha sido evidenciado, incluso por medios y reportajes internacionales, que agradecemos que le han puesto los puntos sobre las íes, porque al inicio se creía que era Correa el enemigo de los indígenas, por estar en contra de la práctica política de esta cúpula de derecha indígena que se ha mantenido durante décadas … y no podemos olvidar que Yaku Pérez ha sido uno de los primeros contradictores de los gobiernos de izquierda de la región. Incluso estando de acuerdo con el fatal golpe de Estado dado contra Evo Morales del 2019.

Sus pronunciamientos públicos no se borran. Sus pronunciamientos públicos están ahí presentes y esos, justamente, son los que nos permiten reafirmar que Yaku Pérez es uno de los más peligrosos de todos, porque es uno de los que se disfrazan en el momento electoral, pero en realidad son los que sostienen el status quo, las élites, y su profunda relación con el gobierno de Guillermo Lasso, del cual ha sido una de sus piezas fundamentales.

¿Qué es lo que pasa hoy en el movimiento indígena? Hay una ruptura entre esta cúpula vieja que es donde esta Yaku Pérez, que fueron, además, los que secuestraron a Pachakutik para que todas sus votaciones vayan de acuerdo con las votaciones del gobierno de Guillermo Lasso. Lo cual, desde ya, nos indica que tipo de política nacional están siguiendo y, una disputa con la Conaie, representada por una nueva dirigencia, donde además hay un joven, de izquierda progresista, disputando esos sentidos dentro del movimiento indígena que no ha presentado candidatura.

Es decir que Yaku Pérez tampoco representa a Pachakutik en esta ocasión. Pachakutik como brazo partidario del movimiento indígena no presentó candidatura presidencial para este proceso electoral, y Yaku Pérez se prestó a otro partido político para estar presente en la papeleta electoral en estas elecciones.

Esa es otra particularidad que me gustaría puntualizarla: de los 8 binomios, el único que representa a su partido es el de la Revolución Ciudadana, los demás son candidatos prestados a partidos oportunistas que los están presentando para sostenerse y mantener vida dentro de la vida política ecuatoriana.

Así que lo que ves es como un shampoo, no solo ideológico, sino de oportunismos, dentro de los binomios y dentro de las listas presentadas para estas elecciones.

Gabriela, yo diría que tenemos una candidata, que es Luisa González y tenemos siete chapulines, como dicen en México

Correcto

Para mí, este grupo de chapulines, parece más un concurso de ver quién es el que más odia a Correa. Ese es el mensaje de la oposición en el Ecuador de hoy. El siguiente candidato en la lista, que ya lo mencionastes, es Otto Sonnenholzner, que me parece muy extraña su candidatura, porque él, como vicepresidente de Moreno, renunció después de 7 meses en el cargo y en medio de la pandemia del Covid 19, que tuvo un manejo catastrófico. Realmente no entiendo cuál es la lógica detrás de esta candidatura. Si él no pudo ni siquiera ser un vicepresidente durante unos seis o 7 meses, ¿cómo espera él ser presidente para los próximos cuatro años?

Mira Denis, es lo más paradójico. Recordemos que durante el período de gobierno de Lenín Moreno, el presidente que retornó las políticas neoliberales al Ecuador, después de la Revolución Ciudadana. Lenín Moreno encarcela a Jorge Glass, que fue el vicepresidente legítimamente electo a su cargo y después de su encarcelamiento, lo que hace es nombrarlo de manera ilegítima e inconstitucional, vicepresidente de turno. Lenín Moreno llegó a tener cuatro vicepresidentes de turno, entre ellos a Otto Sonnenholzner.

En plena pandemia, Otto Sonnenholzner no solamente fue, el supuestamente, encargado del manejo de la pandemia, que ya sabemos a nivel mundial lo que pasó en el Ecuador. Es decir, todos los cadáveres en las calles, porque no había atención prioritaria al tema de los fallecidos por Covid; las desapariciones de cuerpos, gente que recibió cuerpos de personas que no corresponden a sus familiares y que hasta ahora no son explicadas; la falta no solamente después, en la lentitud de las vacunas, sino la falta de insumos para la detección del Covid y todo lo que fue la des-institucionalización del Estado, pero especial y particularmente del área de salud en pleno Covid. Todo eso pasó en la época de Otto Sonnenholzner.

Yo decía que era paradójico, porque ahora resulta que es un candidato de esos ‘offsiders’, de la nueva política. Es decir, marketineado.

Ahí es importante y porque me interesa también ponerlo en el debate, sobre la palestra, y dejarlo a decisión de quienes nos escuchan, porque muchas veces hemos cuestionado cuando se da un paso errado entre la comunicación política y el marketing político.

El marketing político lo limpia todo. El marketing político lo puede ganar todo. Debemos ser capaces, con comunicación política, en enfocar y dar insumos a la ciudadanía para que pueda diferenciar en política y más en un proceso electoral tan sensible como el que estamos llevando en estos momentos en el Ecuador, cuáles son esos personajes detrás de los mensajes.

Entonces, Otto Sonnenholzner, al cual se le apodó en su momento como ‘Foto’ Sonnenholzner, porque lo que hacía era sacarse selfies y fotos durante todo su periodo como vicepresidente, incluso durante la pandemia y el Covid, pues ahora es el principal contendor de la Revolución Ciuadadana. Está Luisa González, en primer lugar y sigue, muy por detrás, Otto Sonnenholzner. El objetivo que tienen con esta candidatura es acortar la distancia para que no se pueda cumplir en la primera vuelta el objetivo de tener más del 10 por ciento de diferencia para que él sea el que pase a una segunda vuelta y sobre él se acumulen todas las fuerzas conservadoras y de derecha.

Han tenido algunos experimentos. Quisieron lanzar a Jan Topic, del cual vamos a hablar, como un experimento que pueda surtir efecto. Pero ante el fracaso de la candidatura, todas las fuerzas conservadoras y los recursos económicos de las élites del Ecuador se están volcando hacia la candidatura de Otto Sonnenholzner.

Así que, en ese sentido, digamos que para nosotros es muy claro refrescar y recordar la memoria de las y los ecuatorianos para poder identificar y poner en su sitio lo que significa Otto Sonnenholzner.

Ahora estamos padeciendo por una improvisación y una falta de conocimiento del manejo del Estado por este gobierno saliente que con Otto Sonnenholzner va a ser peor.

Además, hay varios videos, (yo siempre digo, “bendita las redes sociales’) que permiten ver cómo era Otto Sonnenholzner y que le dictaba que decir en las ruedas de prensa Lenín Moreno. Ese es el candidato que hoy está disputando las elecciones.

A mí me sorprende el nivel de supuesto apoyo que se refleja en las encuestas y que esté en segundo lugar, después de todo lo que pasó. El siguiente es Fernando Villavicencio, un candidato que es menos conocido fuera del Ecuador, pero leyendo su resumen, lo que detecto es que es un archienemigo de Correa autoproclamado. Desde su apoyo al golpe de Estado del 2010 a la supuesta colaboración que ha tenido con las agencias de Estados Unidos, incluso estuvo promoviendo estas teorías de conspiración de casos de corrupción en contra de Correa y de los otros líderes de la Revolución Ciudadana. Me parece que es alguien que está “lleno de aire caliente” y solo está ahí para echar a andar rumores, es como un candidato gritón.

Muy bien. Lo dijistes todo. ¿Qué puedo agregar a eso Denis? Mira, en la política ecuatoriana, después del 2017, se implementó un discurso de odio tan profundizado desde las élites económicas, desde las élites comunicacionales, desde las grandes corporaciones de comunicación, que profundizaron este sentir del anti-correísmo. No nos importaba si el gobierno estaba eliminando políticas sociales, si estaba cerrando escuelas; no nos importaba si el gobierno estaba quitando puestos de trabajo; no nos importaba si el gobierno volvía a establecer relaciones militares con los Estados Unidos. No nos importaba nada. Lo ocupaba y utilizaba la opinión pública y publicada, era el discurso anti-correista y lo que dijeron es que había que ‘des-correizar’ el país.

En esa lógica, cualquier político que se tornara en el vocero del anti-correísmo, tenía un espacio en la política y en la palestra nacional. Eso obviamente, en los últimos años, ha ido cambiando, porque la gente ya no come cuentos. Entonces la gente dice: ‘Oka, ustedes me dicen que Correa era malo o que Correa era un corrupto (lo cual nunca ha sido comprobado y no podrán comprobar jamás) pero en lo que nos tienen ahora, en este desastre, en este abandono, en esta situación de terror al pueblo ecuatoriano, pues no lo habíamos sentido nunca’.

Entonces, el anti-correísmo empieza a bajar profundamente y hoy por hoy, en los siete años que llevamos siendo oposición, la Revolución Ciudadana en los gobiernos neoliberales, resulta que tenemos los indicadores más bajos de anti-correísmo, y eso nos indica que estos voceros que se encargaron de ser los anticorreistas públicos van bajando también su aceptación. Tanto así, que tenemos un candidato presidencial anti-correista confeso, que esa ha sido su única propuesta, su único dilema, lo único que sale de su boca siempre, es el anti-Correa. Un candidato que tiene menos del 7 por ciento de la intención de voto.

Ahí está claramente el panorama que le espera en Ecuador porque si algo se trabajó en la población popular y en las sabatinas, que han sido tan cuestionadas por unos sectores, pero tan necesarias para establecer pedagogía popular, aprendizaje popular, lo que hicieron es que la gente tenga conceptos básicos e insumos básicos para el análisis de la realidad y de la coyuntura nacional.

Eso que también lo hacen muchos de los presidentes de ahora, como Andrés Manuel López Obrador en México con las mañaneras, todos los días.

La Pedagogía popular es lo que tanto necesitamos para contrarrestar a estos farsantes de la política que viven de los recursos que les otorgan quién sabe quién. Ahí hay muchos negocios escondidos alrededor de Villavicencio. Han sido denunciados varias veces, pero sus nexos con la Fiscal, porque recordemos que en el Ecuador seguimos manteniendo la Fiscal de hace siete años. La Fiscal promotora de la persecución política en el Ecuador. La Fiscal que se formó en los EEUU; la Fiscal que además es una mano certera, segura y cercana del gobierno de los Estados Unidos en el Ecuador, pues, es la que prácticamente es una de las principales aliadas de este tipo de actores que jamás tienen un proceso de investigación a pesar de tantas denuncias de irregularidades alrededor de su propia manejo económico y político.

Así que el anti-correismo anda de baja, la necesidad de un proyecto patriótico, de una recomposición nacional patriótica va hacia arriba y esperamos que eso nos alcance y sea suficiente para que el 20 de agosto tengamos una sola vuelta.

Sin duda, eso esperamos, pero creo que con el terreno tan sobresaturado con las diferentes figuras anti-Correa, como has dicho, parece más un concurso a ver quién odia más a Correa. Creo que esto aumenta más los chances de ganar en primera vuelta, con tantos gritones anti-Correa. La siguiente candidatura, de verdad para mí, es alguien que casi desconozco completamente, Daniel Noboa, el hijo del ex candidato Álvaro Noboa. ¿Qué podemos decir sobre él? No sé si has tenido tiempo para analizarlo. ¿Qué ofrece él al país? Si es que ofrece algo…

Mira, Daniel Noboa tiene menos del 5 por ciento de intención de voto, según el promedio de todas las encuestadoras. No hay mucho que decir de este actor. Es mucho más conservador, incluso hasta en sus intervenciones. Posiblemente a él, lo rescato del sector ese de odiadores de Correa. Es un joven empresario, hijo de un siempre presente candidato presidencial en el Ecuador, Álvaro Noboa, representante de las bananeras, contra el que Rafael Correa ganó en el 2006 la presidencia del Ecuador.

En esa ocasión era la contrapostura más clara entre un proyecto alternativo de desarrollo y ese gran empresario, sinónimo de explotación laboral; sinónimo de violación de derechos humanos y sinónimo de lo terrateniente de lo que queda en el Ecuador.

Es decir, Álvaro Noboa, que desde esa época ha permanecido presente en todas las papeletas presidenciales, ahora le cede el turno a su hijo, a quien no le ha ido bien. Álvaro Noboa siempre tenía una aceptación un poco más grande, era un populista de derecha, presente en todos los procesos electorales y Daniel Noboa, creo que es el penúltimo en la apuesta presidencial.

Daniel fue asambleísta en estos últimos años, sin tener un rol preponderante. No se le ha visto como vocero, no se sabe muy bien cuál es su discurso. Es casi uno de los candidatos ausentes en la vida pública o de la opinión pública, en este proceso electoral.

Es uno de esos candidatos que solo se presenta por su apellido.

Creo que quiso aprovechar más el apellido, pero no logró despegar.

Y finalmente tenemos a Jan Topic, que sueña con convertirse en un Rambo del Ecuador, una especie de Bukele, pero hasta el momento, lo que he visto más, son estos clips de él fumando marihuana durante una entrevista en vivo, donde amenaza a un trabajador con asesinarlo o algo parecido.

Realmente me parece el candidato más cómico si su candidatura no fuera tan preocupante para el Ecuador, porque es un tipo que tiene un récord de ser un mercenario en varios ejércitos del mundo, y supuestamente, según sus propias declaraciones, él estaba luchando en Ucrania, al lado del ejército ucraniano, al lado de varios grupos neonazis. Es una gran preocupación. Yo pensaba que este candidato tendría más apoyo que el que tiene ahora, tiene como 3, 4 o 5 por ciento. Me parece que este mensaje de supermacho de Rambo que viene a liberar al Ecuador de los carteles, no está ganando mucha atención.

En realidad, fue un globo de ensayo que se desinfló muy rápido. Yo creo que la derecha ecuatoriana y este sector del neonazismo que se está levantando en el Ecuador, apostó a que el perfil de Jan Topic podría cuadrar en el momento que está viviendo el país. Un momento de violencia absurda, de sicariatos todos los días. Mira Denis, en lo que va del año, 16 políticos han sido acribillados, siete de ellos han resultado asesinados bajo la figura de sicariato. El último, el fin de semana pasado, el alcalde de Guanta, lo cual consternó realmente a todo el país.  

Esto se suma a una ola de sicariatos, en esto insisto, en medio año tenemos 2900 asesinatos de forma violenta. Esto solo en lo que va en los últimos seis meses del año, suma más que en la década del 2010 al 2020. Esa es la situación que vive Ecuador.

Entonces, pensaron que poniendo una figura, al estilo Rambo, como tu bien lo dices, (y ese es el apodo que se le ha puesto en campaña) iba a funcionar pero para satisfacción, y como esperanza para todos y todas nosotras, ese es un perfil que no logro cuadrar en la necesidad de la gente.

Y, no solo las imágenes que tu mencionastes (en torno a Jan Topic), sino además un caso que fue muy sonado aquí en el Ecuador hace unos años, en el que casi mata a golpes a su propio hermano y eso fue un caso público. Un caso que fue televisado, etc. Casi mata a puñetes a su propio hermano. Ese es el tipo de candidato que hoy está presentando parte de la derecha ecuatoriana, un Jan Topic, un mercenario confeso.

Es increíble que en pleno siglo XXI y con el nivel de democracia, aunque democracias vulneradas, democracias débiles, hoy por hoy, pensemos en que una candidatura de este nivel pueda tener asidero. Este es el peligro de tener un Bukele presente en la región.

Y nosotros hemos dicho, de manera permanente, puedes tener buenos resultados inmediatos, a corto plazo, puede tener el impacto de la noticia y el titular, pero realmente a mediano y largo plazo lo que hace es condenar al pueblo a tener cero democracia, y a un sistema atentatorio y violatorio de los derechos humanos. Eso es lo que no queremos Ecuador.

Por supuesto, mano dura frente a la delincuencia y lo hemos dicho con absoluta claridad, pero el rol del Estado es de desarmar a la delincuencia, no armar a la ciudadanía. No vamos a convertir en sicarios y asesinos a la población cuando lo que tenemos que hacer es sentenciar y encerrar a los sicarios y a la delincuencia ecuatoriana.

Denis, permíteme hacer este paréntesis, en días anteriores, frente a esta ola y esta escalada de inseguridad, el gobierno sale a decir, con sus voceros y ministros de seguridad, que se sentaron en la misma mesa con las cabecillas de las bandas delincuenciales más peligrosas del Ecuador, para acordar ‘bajar la espuma’, como lo ha dicho el ministro del Interior.

Y, sale incluso uno de los cabecillas de estas bandas en una rueda de prensa con un policía en servicio activo junto a él, casi como guardaespaldas. Es inconcebible, lo que está pasando en el Ecuador. No estamos poniendo el principal énfasis en esas imágenes que quedan grabadas y tratan de naturalizar un hecho de supuestos acuerdos.

Esto permite desbaratar uno de los argumentos que ha hecho permanentemente la oposición contra Correa. La oposición dijo que durante los 10 años de Rafael Correa, mantuvimos la estabilidad y la seguridad porque había un acuerdo entre las bandas y el gobierno. Hoy estamos viendo un acuerdo entre las bandas y el gobierno. Y lo único que causa eso, es más desastre, más tristeza, más sufrimiento para el pueblo y un terror de Estado.

Por lo tanto, consuela en cierta medida que un perfil de un mercenario no cuadre dentro de las aspiraciones de la mayoría de la población y ojalá esto se mantenga. Porque seguro será un personaje, que perdiendo estas elecciones, va a tratar de intentar en las siguientes, y ante eso siempre hay que mantener las antenas y la atención bien puestas sobre lo peligroso que significa para la política de un país y para la política nacional tener ese tipo de actores disputando los procesos electorales.

Sobre este tema, recuerdo mi primera visita a Ecuador, a finales del 2015, pasé casi todo el tiempo en Quito, estudiando español, haciendo mi trabajo de periodismo freelance y lo que me llamaba la atención, es que podíamos caminar por el centro histórico a las 10, 11 o medianoche y prácticamente no pasaba nada. Sé que ahora es muy diferente. Para mí, en lo personal, ha sido muy triste. De verdad espero que se pueda regresar a esos tiempos grandes del Ecuador. Gabriela, muchísimas gracias a ti, por ese análisis e iluminarnos un poco sobre lo que está pasando en el Ecuador. Seguiremos observando esta gran batalla de Luisa González contra seis chapulines.

Gracias Denis, gracias a ti y a El Ciudadano siempre, que mi tierra te reciba bien, como siempre y que la esperanza por la vida sea la que prime este 20 de agosto. Estamos hablando de recuperar la esperanza de vida o continuar con las políticas de muerte. Eso es lo que se juega en el Ecuador. Así que gracias a ti Denis, a El Ciudadano, a todas y todos los que nos escuchan y hasta una próxima conversa.

Video de la entrevista; https://fb.watch/m6JsWVz4mm/?mibextid=qC1gEa

Sigue leyendo:


Comenta



Busca en El Ciudadano