martes, octubre 22, 2019

Entrevista con Gabriela Urrutia, directora del proyecto artístico FRAGUA 2019

Conscientes de la históricas problématicas asociadas a la centralización en nuestro país, conversamos con la artista visual, Gabriela Urrutia, una de las directoras -junto a Elisa Figueroa– de la galería Barrios Bajos de Valdivia, casa creadora y productora del programa artístico transdisciplinario valdiviano, Fragua 2019.

Fragua es un proyecto que se define como un programa de investigación y creación artística de enfoque transdisciplinar y de vinculación territorial para artistas y distintas/os agentes de sectores creativos y del conocimiento y a pocas semanas de iniciar su segunda versión, Gabriela nos contó acerca de los pormenores de esta hermosa iniciativa que defiende la provincia como espacio imprescindible de reflexión y construcción del universo artístico nacional.

Cuéntanos sobre cómo se origina el proyecto FRAGUA. ¿Cuáles fueron las razones que lo motivaron, y los primeros objetivos que trazaron?

Fragua 2019 es la segunda versión de un proyecto impulsado por Galería Barrios Bajos, espacio independiente en Valdivia, que propone generar una plataforma experimental de reflexión, investigación y creación artística, de enfoque transdisciplinario y vinculación territorial, que aborda diferentes temáticas sumamente relevantes para la región: Paisaje/Territorio, Terremoto/Crisis, Arte/educación, Cuerpo/Comunidad, Colonialismo/Migración y Fluvial/Pluvial.

Si bien, la Región de Los Ríos se constituye como un territorio fértil en la generación de proyectos culturales y creativos, consideramos que falta un programa aglutinante que fortalezca la cadena reflexiva de la investigación y creación artística. Por esta razón, Fragua propone un espacio que, por medio del abordaje de temáticas de interés local y a través de nuevas metodologías de orientación transdisciplinar, espera activar y/o dinamizar el diálogo y vinculaciones tanto entre los participantes, invitados e invitadas nacionales e internacionales y públicos directos, como con el público en general, para fomentar una práctica situada en el territorio local.

El programa propuesto se estructura en torno a 6 mesas de diálogo abiertas al público, integradas por relatores y relatoras provenientes de distintas disciplinas y sectores. Además contempla 6 workshops de investigación y creación artística guiados por invitados e invitadas nacionales e internacionales, una instancia de muestra e intervenciones en la ciudad a modo de cierre y socialización del proceso con la comunidad, y finalmente, la generación de material editorial que sistematice y difunda la experiencia.

¿Crees que existen mayores dificultades a la hora de desarrollar propuestas artísticas en/desde regiones versus Santiago? De ser así ¿cuáles son estas dificultades?

Considero que así como existen dificultades para generar propuestas artísticas desde regiones, también existen otras circunstancias que favorecen el desarrollo de éstas en los distintos territorios de Chile.

Es cierto que en el país hay una concentración aberrante de oportunidades de desarrollo en Santiago, por lo mismo, muchos y muchas agentes de las artes migran de regiones a la capital. Sin embargo, sabemos que esta situación es insostenible y sumamente poco sustentable, y las diferentes autoridades también lo saben, lo que se está expresado en algunas políticas que tímidamente se ponen en marcha. En este sentido, Fragua es financiado principalmente por el programa PAEI de Corfo Los Ríos, el que está alineado con las políticas de desarrollo de la región y también cuenta con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, entre otras instituciones, que valoran la emergencia de proyectos situados en los diversos territorios. Pienso que es nuestra responsabilidad civil romper con la narrativa centralista y construir nuevos espacios de creación.

Por otra parte, la escala de la ciudad (Valdivia) es sumamente amigable tanto para generar los diálogos necesarios para decantar ideas y proyectos, como también para reunir apoyos y colaboraciones que favorecen el desarrollo de las propuestas.

La primera edición de FRAGUA estaba más circunscrita a las artes visuales y en este segundo año se abrió a otras disciplinas, ¿Cuáles son las razones de este movimiento?

Efectivamente, la primera versión se creó como una instancia de reflexión acerca del estado del arte en Chile, conocer diferentes iniciativas desarrolladas tanto en el norte de Chile como en Valparaíso, Santiago, Concepción, Valdivia, entre otros, y las diversas necesidades y demandas de la escena artística en general y específicamente la de Valdivia.

Relacionado:  Los Lagos: Organizaciones asumen defensa de su territorio ante instalación de salmonera en Antilhue y represa en río San Pedro

A través de aquella experiencia pudimos constatar los diversos esfuerzos tanto, en generar vínculos reflexivos, críticos y dialógicos con los territorios y comunidades correspondientes, como también en ampliar la investigación artística hacia otros campos de conocimiento.

Por esta razón, y considerando a Valdivia como territorio donde el nivel de proyectos e investigaciones relacionados a las ciencias, la naturaleza, las ciencias sociales, el patrimonio, la literatura, etc. (sin una intención conceptual de separarlos) es muy relevante para el desarrollo de la región, nos propusimos mover el foco reflexivo desde la obra específica a una investigación artística ampliada que se nutre del trabajo de muchos y muchas creadores/as provenientes de diversas disciplinas.

¿Cómo fue el proceso para poder definir los 6 ejes temáticos de este FRAGUA 2019?

Relacionado:  Pescadores artesanales del sur exponen ante comisión de Pesca de la Cámara

La propuesta de los 6 ejes surgió a partir de una observación a nuestro contexto regional, intentando identificar temáticas relevantes, en torno a las que se han desarrollado variados proyectos e investigaciones desde diversas aproximaciones disciplinares.

Uno de los puntos que resalta en este programa transdisciplinario es el de la territorialidad. ¿Qué elementos crees que tiene Valdivia y la región que la hacen espacio fértil para el desarrollo de FRAGUA?

Creo que tanto Valdivia como cualquier otro territorio es un espacio fértil para un programa que intenta vincularse reflexiva y críticamente con su contexto específico. Particularmente, Fragua se constituye a partir de una observación a nuestra realidad y posibilidades regionales, por tanto, que sea una ciudad universitaria con una alta generación de proyectos culturales y creativos, con un importante centro de estudios científicos, con una historia específica de gran desarrollo industrial y luego un desastre natural de magnitud mundial, con un paisaje exuberante, entre otros, son factores que determinan situadamente una reflexión y propician la generación de ciertas propuestas creativas e investigativas.A grandes rasgos y adelantándonos a lo que sucederá este mes ¿cuáles crees que serán los principales aprendizajes y logros que rescaten las y los participantes a esta edición de FRAGUA?

Fragua propone un espacio de experimentación, reflexión e investigación artística y en ese sentido, tanto Rodolfo Andaur (CL), Amanda de la Garza (MX), Ana Laura López de la Torre (UY), Michelle Sommer (BR), Mônica Hoff (BR) e Ignacio Díaz (CL), curadorxs e investigadorxs, invitadxs de Fragua para guiar los 6 workshop, han formulado un programa profundamente interesante y nuevo en cuanto a su metodología y contenidos. Estoy convencida, considerando a los y las participantes, que será un proceso muy enriquecedor de aprendizaje colectivo y artístico.

Asimismo, las mesas de diálogo abiertas al público que se han estructurado a partir de los 6 temas axiales del proyecto, y donde se reunirán diversos/as expositores/as provenientes de distintas disciplinas, serán un importante catalizador de conocimientos y relaciones que nutrirá el desarrollo de las propuestas de investigación y creación.

Por otra parte, y en relación al viaje hacia la Costa Valdiviana, Chaihuín, que contempla en un inicio el programa, será una importante instancia de inmersión en el paisaje y territorio que otorgará gran sentido a la práctica posterior.

Por último, invita al público de El Ciudadano a participar de la 2ª versión de FRAGUA: Arte Contemporáneo Sur.

En general, la invitación es a repensar las distintas formas de aproximarnos a nuestros territorios, generar los diálogos y cruces para nutrir las reflexiones en torno a nuestro contexto y realidad, proponer nuevos procesos de investigación abiertos y transdisciplinares que impacten en el desarrollo integral territorial, e inciten a construir colectivamente.

Específicamente, las y los invitamos este 22 de marzo a participar de un nutrido programa de investigación y creación artística, sumamente nuevo y experimental en su formulación y con invitados e invitadas nacionales e internacionales con una gran trayectoria. Si bien, la convocatoria cerró el 18 de febrero para participar de los workshops, llenándose la totalidad de los cupos, contamos con varias actividades gratuitas y abiertas al público en general. La información del programa se puede encontrar en www.fragua-sur.cl o en nuestras redes sociales FRAGUA 2019.

Comentarios

Ayúdanos!

1 COMENTARIO

4,260,573FansMe gusta
210,969SeguidoresSeguir
303,487SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos