Investigadora Rosalía Ibarra Sarlat: «Las nuevas generaciones pueden ayudar a concientizar sobre el uso del plástico»

La catedrática asegura que no basta con la medida tomada hace poco en Ciudad de México de prohibir las bolsas plásticas pues aún hay mucho por hacer como consumidores por evitar el uso de materiales desechables
Publicado en

Entrevistas

0 0


Luego de casi un mes de la entrada en vigor de la Ley de Residuos Sólidos en la Ciudad de México, la investigadora en Derecho Ambiental de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rosalía Ibarra Sarlat, afirmó que la medida es buena, pero falta mucho por hacer.

«La medida es buena, pero falta mucho, ya que no solamente es el plástico, por ejemplo las empresas que nos llenan de empaques. Hay que ponerles candados y nosotros como consumidores ejercer nuestros derechos», indicó la investigadora en entrevista.

Puntualizó que esa situación de los residuos es un «asunto de todos; empresas, gobierno, sociedad». La Ley de Residuos Sólidos en la Ciudad de México, que entró en vigor el pasado 1 de enero establece que queda prohibida la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico por cualquier motivo.

La investigadora resaltó que «erramos el camino; antes no utilizábamos tanto plástico (…) antes las cosas se vendían a granel y llevabas tus recipientes y teníamos botellas retornables».

«En algún momento torcimos el camino, empezamos a utilizar el plástico pero en muchas cosas es innecesario y que ahora se empiece a plantear que ya no se use es algo necesario», consideró.

Puntualizó que aún persisten conductas entre la población de pedir la bolsa de plástico al momento de realizar alguna compra. «Para algunas personas es una costumbre y lo entienden como algo raro», explicó.

«Me han comentado vecinos o mi mama que en los supermercados las personas todavía exigen las bolsas; sin embargo, es una falta de conocimiento por que no existe ningún derecho de que se nos dé la bolsa. Hay que colaborar con la medida porque nos está perjudicando a todos», consideró Ibarra Salat.

Consideró que falta concientizar a las personas ya que muchos no entienden por qué hay que dejar los plásticos.

«Hay desde comentarios absurdos hasta muchos que se niegan a generar el cambio, porque no entienden el problema ni lo dimensionan», afirmó la investigadora.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) apunta que en los últimos 50 años se multiplicó 20 veces la producción mundial de plásticos, es decir unos 320 millones de toneladas, de las cuales ocho millones llegaron a mares y se hundieron, flotan o quedan en las playas.

«Las nuevas generaciones pueden ayudar a concientizar, ya que antes no se hablaba de estos temas, pero entre todos compartiendo el conocimiento y entendiendo el fondo del asunto podemos entonces hacer caso a las leyes y entender porque se establecen», finalizó.

Cortesía de Sputnik

Compártelo

Comentarios