Izkia Siches, nueva presidenta del Colegio Médico: «El mercado cooptó a parte de la profesión y creo que podemos recuperarla»

"El consenso es que el sector público debe robustecerse, crecer y tener mejor calidad, darle dignidad a los pacientes", señala la recién electa dirigenta del gremio.

Izkia Siches, nueva presidenta del Colegio Médico: «El mercado cooptó a parte de la profesión y creo que podemos recuperarla»

Autor: Jose Robredo

Este fin de semana se realizaron los comicios del Colegio Médico, los que dieron por resultado la elección de la lista encabezada la doctora Izkia Siches, de 31 años y ex militante del Partido Comunista, que pasó a convertirse en la primera mujer en asumir como presidenta del gremio.

Aunque la han vinculado al Frente Amplio, Siches sostiene que «enfrascarnos allí es, quizás, injusto con quienes no se sientan identificados con ese sector y que sí han trabajado en este esfuerzo de oxigenar el Colegio Médico», dando cuenta que el proyecto que representa va más allá de la connotación política.

En conversación con El Ciudadano, la presidenta electa del Colegio Médico se propone que a partir del 30 de junio, cuando asuma el cargo, se inicie una nueva etapa en el gremio, donde se entienda «que atendemos pacientes, asumiendo que hay cosas que hacemos mal».

Aparecías como una apuesta y terminas dando la sorpresa en la elección del Colegio Médico. ¿Cómo ha sido este proceso? 

Ha sido muy intenso llegar a esta etapa, donde ya estamos electos, hemos causado gran impacto en los medios porque soy joven, porque soy mujer, porque soy de izquierda y porque logramos ganar con una gran participación y respaldo de los colegas, con un proyecto que era distinto, sectorial, un poco más transversal, a pesar que me toque encabezarlo, y estamos súper entusiasmados con lo que se viene. Estamos pensando en todos los ámbitos que nos toca por hacer, tenemos muchas manos para distribuirlas bien y que todos puedan participar.

¿Se quiebra un paradigma con tu elección en el Colegio Médico al ser la primera presidenta del gremio?

Yo creo que además del paradigma de género, que sí, están otras cosas, que quizás tienen un poco más de valor: el trabajo colectivo, esto de participar y no tener miedo de poner temas, junto con ser franca y autocrítica con el gremio, y el asunto generacional es importante.

Queda la sensación que en el sistema público hubiese médicos de primera y segunda categoría. ¿Cuál es tu mirada y tu propuesta al respecto? 

Bueno, nosotros representamos a los médicos de la segunda categoría, a los médicos residentes, que son los becados que vienen a ser la mano de obra barata en los hospitales, donde hay muchas jerarquías, y a pesar de ser médicos no tenemos muchos de los derechos laborales y esa es una de las apuestas que nos hemos puesto: Recuperar la calidad funcionaria. También en la atención primaria, que es el área más dura y necesaria, donde los mismos pares tenemos que lograr que se les vea con admiración y no por debajo del hombro, como pasa ahora.

Eso en la interna de los médicos…

Eso es en la interna, entre nosotros. Está muy marcada la diferencia entre los más rimbombantes, los que trabajan en una clínica o ser académico muy connotado, de esos que publican. Pero el desafío de la atención primaria aún no logra posicionarse. Muchos de nosotros, los de la nueva camada, valoramos a los colegas que nos formaron y que se quedaron en lo público, en el momento más adverso y que tienen un relato de lo que debe ser la salud pública, siendo que muchos de ellos no son de izquierda. Ellos nos dieron las luces de dónde debemos ir y estamos claros que esto recién comienza.

«El sector público debe darle dignidad a los pacientes»

La prioridad de tu gestión, tanto en la interna como para afuera, es fortalecer la Salud Pública

Sí, y recuperar la ética de la profesión. Comprendiendo que atendemos pacientes, asumiendo que hay cosas que hacemos mal, porque el mercado cooptó a parte de la profesión y creo que podemos recuperarla. Esta disciplina completa puede dar luces de hacia dónde debemos ir.

Uno de los puntos en cuestión en este periodo son las concesiones hospitalarias. ¿Cuál es tu postura al respecto?

El consenso es que el sector público debe robustecerse, crecer y tener mejor calidad, darle dignidad a los pacientes, para que en un futuro no solo se atiendan allí quienes no puedan acceder a una Isapre, sino que cualquiera de nosotros acceda a un sistema público sin los problemas que vemos hoy. Para eso tenemos que aumentar la capacidad hospitalaria, mejorar la gestión y el tema es liquidez de los contratos de concesiones. Yo soy suspicaz de estos contratos, que son buenos para los privados y muy malos para el Estado; aunque entiendo que esta forma es una oportunidad de crecimiento que no se va a dar siempre. Para ello realizaremos análisis de ambos modelos, y de cómo el modelo concesionado limita al sector público; y analizar el giro del negocio de las concesiones, para pedirle a los privados que modifiquen los contratos, que no sólo signifiquen utilidades. La idea es tener una conversación profunda al respecto.

¿Han podido evaluar la voluntad de las autoridades y de los privados para revisar este modelo?

Yo creo que será la ciudadanía la que va a cobrar en este punto. Si salimos a emplazar a los privados nos tomarán en cuenta. Ahora hay que ver qué tan malos son los contratos y cómo se pueden rediseñar.

Uno de los hechos que destacan de la elección de tu lista es que se quiebra el modelo binominal que existía en el Colegio. ¿Sus planteamientos son los que quiebran la lógica que existía en el gremio? 

Más que nada era un duopolio que alternaba el poder y nosotros participamos reuniéndonos, más que sectores políticos, a partir de una forma diferente de construir: Más colectiva, más abierta con lo que ocurre en el país, más conectada con eso y hemos sido respaldados por tener una agenda sectorial, que pueda sumar voluntades. Por eso enfrascarnos con el Frente Amplio es, quizás, injusto con quienes no se sientan identificados con ese sector y que sí han trabajado en este esfuerzo de oxigenar el Colegio Médico y poner como prioridad la salud, dejando de lado esto de ser un punto más de la lista de promesas políticas.


Comenta



Busca en El Ciudadano