es Spanish

Padre Eugenio Pizarro: Chile está enfermo, Chile no es democrático

La revista chilena The Clinic acaba de hacerle una entrevista al Padre Eugenio Pizarro de cuyo resultado quedó insatisfecho “Me podaron las respuestas y no las mostraron completas, perjudicándome notablemente”.”Tengo interés que mis respuestas salgan en un Medio chileno, en un año electoral. Me harían un gran favor si lo publican. Yo les estaría muy agradecido”, nos dice y nosotros cumplimos.

-¿Qué le parece esta Nueva Mayorìa y que se haya metido el PC?

-Lo primero. Creo que todo lo que sucede en Chile político de hoy y post-dictadura no me parece para nada. No lo acepto y soy radical en eso. Todo tiene un telón de fondo que rechazo terminantemente: Chile tiene una institucionalidad ilegítima, “legitimada” de hecho e impuesta a sangre y fuego por la dictadura. La clase política negoció con la dictadura a espaldas del pueblo, traicionando al único soberano de una democracia. El pueblo dio mártires por la democracia. La clase política y los gobiernos hasta hoy día, en la práctica, ha seguido “legitimando” lo ilegítimo. Chile está enfermo. Chile no es democrático.

Tiene una Constitución dictatorial. Se le han hecho reformas cosméticas. Incluso un mal llamado Presidente en 2005 habiéndole hecho reformas accidentales, firmó una “nueva constitución”. Así con minúsculas y entre comillas porque no es tal. Aquí se aplica la máxima del Evangelio:” No se echa vino nuevo en odres viejos. Se rompen los odres y se pierde el vino. A vino nuevo odres nuevos”. Esa “nueva constitución” se puso en armatoste de Constitución dictatorial. Digo: “un mal llamado Presidente” no porque le tenga mala consideración a su persona, sino que es porque yo desde 1973 no reconozco ningún Presidente, ningún diputado y ningún senador. En el fondo no reconozco el Chile político basado en una institucionalidad ilegítima por más que clase política haya de hecho, un “legitimar”. Eso es una mentira objetiva. No me meto en lo subjetivo de la clase política.

Chile después que se fue el dictador tiene una dictadura solapada e institucional. La responsabilidad es de los políticos, incluso alguno de ellos golpistas, que después de más de 20 años han seguido administrando herencia de dictadura, empoderándose y apernándose en el poder ilegítimo. Si en el fondo la traición al pueblo se debe a que clase política viendo que dictadura pedida, por algunos de ellos, duraba demasiado tiempo y viendo, los políticos, que no le entregaban el poder , negociaron con dictadura lo que ahora tenemos. Así habiendo negociado, los políticos cedieron ante el “boinazo” de Pinochet que lo hizo porque se investigaba y se pasaría a la Justicia el caso de los “pinocheques” del hijo del dictador. Ahí empezamos a comprobar que la actitud política que se iba a imponer “era en la medida de lo posible”.

Un cristiano fiel a Cristo ante la mentirosa democracia no actúa ni gobierna “en la medida de lo posible”. Actúa con un amor comprometido a la manera de Cristo, sin mediocridad, siendo fiel a la verdad, hasta arriesgar su vida. Por esa actitud de temor y complicidad se exigió que terminará algunos Medios de Comunicación como Análisis, Apsi, Cauce, Hoy, El Fortín Mapocho y otros. Hay que acordarse la existencia de esa voluntad timorata y lejana a la verdad, cuando un golpista que se hizo “presidente” aludió a gobernar con militares, y cómo fue pifiado por un Estadio Nacional lleno de pueblo esperanzado.

¿Quién salvó al dictador de ser juzgado internacionalmente por crímenes de lesa humanidad? ¿Quién lo trajo y lo sacó de la detención en Londres? ¿Quién postergó el juicio en Chile hasta que murió impunemente el dictador? ¿Quién hasta hoy día permite que siga habiendo impunidad en muchas desapariciones, asesinatos, crímenes de lesa humanidad y violaciones de derechos humanos en dictadura? ¿Quién ha seguido legitimando una institucionalidad que viola derechos fundamentales de tantos chilenos, de los pobres y de los mapuches y pueblos originarios? La lista descriptiva de la actitud mentirosa es demasiada larga. Mientras exista este telón de fondo de la política chilena no vale nada, es vana e inútil una Nueva Mayoría y participando en ella el PC. Como decía Mons. Goic: “Si no hay cambio querámoslo o no vendrá el estallido social”. El pueblo soberano está despertando. Se cansó de esperar. No cree en clase política actual. Los estudiantes en sus marchas rechazan la intromisión de los políticos, los sacan de sus marchas. Es vergonzante ver como los rechazan y sacan públicamente de sus movilizaciones.

-¿Qué le parece esta negociación entre la democracia cristiana y el Partido Comunista? Hay una incongruencia, ahí.

-Corre el mismo telón de fondo. No sólo hay una incongruencia tanto de la DC y del PC. Se sigue, en la práctica a Maquiavelo: “El fin justifica los medios”. Hay una actitud política sin ética y dignidad. Esta Nueva Mayoría con PC nos hace preguntarnos, ¿el PC ya no es anticapitalista, antiimperialista y antioligarca? Es algo indigno escuchar a DC: “Necesitamos lo votos comunistas, pero después se van, no queremos gobierno con PC”. El PC es un objeto: Se toma. Se usa y se bota. Y la DC dejó de lado la Doctrina Social de Encíclicas Sociales. Hay que acordarse cómo nació a la vida política.- El Partido Conservador confesional católico escondía las Encíclicas. Algunos se retiraron del Partido Conservador y formaron otro Partido que sin ser confesional, nacía para poner en práctica, en la política, la Doctrina Social de la Encíclicas. Hoy día DC ni es demócrata ni cristiana en la práctica política. Es capitalista y mayoritariamente fue golpista.

Y, ¿el PC, por poder, se olvida de los comunistas detenidos, torturados desaparecidos y asesinados por la dictadura solicitada oficialmente por el Partido Demócrata Cristiano? Las bases del pueblo comunista obedece con disciplina, pero muy confundida. ¡Qué pueblo comunista más sufrido! Yo no soy comunista. Nunca lo he sido. Nunca lo seré. No soy un anti tanto para DC como para PC. Aprendí en mi formación hacia el sacerdocio a ser un sacerdote sin muros y con mucho horizonte. Respeto el pluralismo, las ideologías, la libertad de opinión y expresión, incluso la libertad de conciencia y religión; soy ecuménico; he propiciado el diálogo entre creyentes y no creyentes. Pero no estoy de acuerdo con actitudes políticas de la DC y del PC. Las considero inconsecuentes.

Y repito: las relaciones políticas entre ellos se dan en un marco institucional ilegítimo, Se dan sin una verdadera democracia y en una mentira y traición a los trabajadores, al pueblo empobrecido.Esto de la DC y PC es ‘construir sobre arena y no sobre roca’. Es algo inconducente, sin sentido, es decir sin rumbo.

-¿Qué le parece Bachelet?

-Respeto a la Sra. Bachelet pero no estoy de acuerdo con su actuar político. Se desenvuelve en el mismo telón de fondo del Chile político. Se administra herencia de dictadura. Ella salió elegida Presidente con 1/4 del universo de gente en edad de votar. Todavía no existía la inscripción automática. Hubo votos nulos de protesta y de cansancio con la clase política a la que ella pertenece. Hubo votos blancos que no aceptaban ningún político candidato. Hubo valientes abstenciones que indicaban un rechazo al Chile no democrático, con una institucionalidad ilegítima. Hubo gente que no se inscribió para votar. No le interesaba la política chilena, más bien la rechazaba y le parecía indiferente.

Eran 13 millones de chilenos en edad de votar. Ahora bien, la situación no ha cambiado. Sigue la institucionalidad ilegítima. Ahora existe la ley de inscripción automática. La clase política pretendió con ella captar los votos de 5 millones de no inscritos en edad de votar. Eso no resultó. En las Municipales no votó el 60%. Hoy en las primarias sólo participaron tres millones de nuevo 1/4 del universo votante. Y Sra, Bachelet que ganó por sobre todos alcanzó sólo más de 1 millón de votos. ¿Qué pasará en noviembre? Creo que mientras no exista un cambio radical. Mientras exista la economía que hace el “pecado social” y que ha hecho la pobreza de 80% en el mundo. Mientras se propongan cambios tímidos y no conducente a una verdadera justicia social, la gente seguirá rechazando a clase política.

La Constitución y la ilegítima institucionalidad violará los derechos fundamentales: en Salud, en Educación, en Trabajo (con plan laboral de la dictadura y sin sueldo ético ni digno), en Alimentación, en Recreación, etc. Mientras Estado no tenga en sus manos riquezas básica de Chile, para distribuir en todo lo anterior, con justicia, según la necesidad de cada uno, por más simpática que sea Sra, Bachelet, Chile no hará un país conducente. Ya hemos dicho tantas veces que la economía imperante es la negación de la esencia misma de la democracia, produce desigualdades abismantes.

Los pobres seguirán siendo pobres y no “vulnerables” como hoy día se ha impuesto en llamarlos para bajarle el perfil a la pobreza y a la indigencia. En Santiago hay más de 6 mil hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos, que viven y duermen en la calle. Pido a la clase política que se acerque a Bajos de Mena y sus alrededores de Puente Alto. Ahí está escondida la pobreza. Ahí se ha mandado a en la miseria de la gente de los Campamentos. Conocí a Puente Alto con 300 mil habitantes en este tiempo último Puente Alto ha crecido en más de 800 mil habitantes. Ha aumentado con los empobrecidos mandados a ocupar lugares miserables e indignos para personas humanas, entre esos lugares están las saqueadas y deshabitadas,malas e indignas “Casas COPEVA”.

Ése es un problema que Sra, Bachelet no puede solucionar si no cambia la institucionalidad ni la economía por una solidaria y según la necesidad de cada uno.. Todos somos “vulnerables” pero no todos somos pobres reales. Llamemos las cosas por su nombre y no mintamos más. Los pobres no pueden esperar. Y para los cristianos el pobre es Cristo:”Lo que haces con mis hermanos más pobres conmigo lo haces”.

Que no se hable de “estatismo” cuando se exige riquezas básicas en manos del Estado. Decir eso es una mentira más. Eso hicieron los que se sintieron tocados en sus intereses mezquinos; los poderosos con Nixon y Kissinger dieron el brutal Golpe de Estado. Hay que fijarse que la mala Constitución de la dictadura dejó intacta la Ley de Nacionalización del cobre: el sueldo de Chile. Por lo tanto un Presidente (a) puede con voluntad política, con un sólo acto decretar ipso iure la nacionalización y la recuperación del cobre para los chilenos.- El Obispo de Aysén escribió un documento pidiendo y proponiendo la nacionalización del agua.

¿Tendrá voluntad política la Sra. Bachelet de hacer esas nacionalizaciones? ¿La tendrá con poner en manos del Estado las irquezas básicas de Chile? ¿Chile seguirá en manos privadas coludidas con manos foráneas? Como se están dando las políticas en nuestro país, podemos llegar a decir: Chile no es de los chilenos. Topkins compra para sí parte considerable de territorio chileno. A los mapuches se le ha quitado sus tierras. Ellos son “los hombres de la tierra”. Chile tiene una deuda histórica con pueblo mapuche. Sr. Piñera compra Tantauco con mapuches y todo adentro. ¿La Sra. Bachelet qué piensa de todo esto?

-¿Cómo evalúa el gobierno de Piñera?

-Sr. Piñera, a pesar que dice que votó No, pienso que su gobierno es una prolongación y administración de la dictadura. Tanto Büchi como Novoa le han exigido que no sea populista y que aproveche este año electoral para solidificar lo que ellos hicieron en dictadura. Que solidifique la economía injusta, excluyente, marginante y discriminatoria que hace el “pecado social.” Sr. Piñera es un hombre de negocios exitoso. No es un estadista. Chile no es un negocio. Y necesita un estadista y un gobernante. Sr. Piñera es el 4ª hombre más rico de Chile. Él con grandes empresarios podrían haber reconstruido el Chile terremoteado y con maremoto. Y les habría sobrado mucho dinero. Sólo para entender el abismo sideral entre ricos y pobres y la tremenda injusticia social reinante, se hace necesario decir: un trabajador con un sueldo mínimo, para equipararlo con el 4º más rico, tendría que trabajar casi 29 mil años.

Sr. Piñera ha dicho que él como gobernante no está dispuesto a dar educación gratuita a los ricos. Nadie le está pidiendo eso. Es una falacia su dicho. Los ricos con una justa Reforma Tributaria pagarían la educación de sus hijos. El empresario Sr. Lamarca hablándole a los grandes empresarios dijo: “Nosotros hemos crecido enormemente económicamente en este último tiempo. Los llamo a escuchar el clamor de los estudiantes y de nuestros hermanos más pobres. Paguemos más impuestos con una verdadera y justa Reforma Tributaria” . Y se los decía pensando que el dinero no siempre ha sido bien habido. Seguramente tomaba en cuenta las privatizaciones hechas en dictadura de cuyas platas nunca se supo como corresponde.

Y de las devoluciones de tierras de Reforma Agraria hechas en gobiernos anteriores a dictadura. Considero que en Chile hay una economía sostenida por una Constitución de dictadura, todavía reinante. La considero un saqueo. Me atrevo como el Sr. Lamarca a hacer una denuncia profética, considerando un escrito que dice: “Es valioso y permanente el pensamiento escuchado en una predicación: ‘Una comunidad capitalista no tiene derecho a celebrar la Eucaristía (Misa) porque está creando un monstruo que no podrá ser absorbido por la comunidad’. El predicador se refería a ese “capitalismo salvaje, duro e inhumano” que afecta y destruye a tantos sectores del mundo. Aquel que apoya esa crueldad vive en pecado mortal por la injusticia que comete contra los pobres”. Así como no estoy de acuerdo con un Chile de una institucionalidad ilegítima heredada de la dictadura y prolongada y “legitimada” por clase política y gobiernos hasta hoy día, no estoy de acuerdo con gobierno de Sr. Piñera. Y no lo he aceptado como lo he hecho con todos los gobiernos desde 1973.

-¿Por qué cree que no estamos en un democracia? ¿Por qué existe tan poca voluntad de parte de los políticos en cambiar las cosas?

-Ya creo que he contestado por qué considero que Chile no es democrático. No quiero ser reiterativo. A la clase política no le gusta que se la llame como una “clase”. Y, ¿cómo podré llamar a un grupo de empoderados que se apernaron en el poder avalando una institucionalidad ilegítima que los mantiene en el poder. Ellos saben que se han unido, en la práctica, a una minoría rica,pasando a ser con ellos en sus actitudes y hechos una minoría que tiene secuestrada a una mayoría. La ningunean. La tienen sin canales de participación. No hay comunión ni participación.La olvidan, acordándose de ella sólo para pedirles el voto y seguir haciendo carrera de poder político. La política que ellos practican ha olvidado que ésta es la búsqueda del bien de la “polis”, del bien común y que es la expresión más eximia de un servicio público a sus semejantes.

La ciudadanía naciente y movilizada le ha dicho: ¡basta! Los rechaza. Les ha mandado recados claros no votando, pero los políticos no han querido oír la protesta del pueblo soberano. No cumplen lo que prometen. Siguen con una Ley Electoral Binominal que no los hace representativos ni legítimos delegados de un pueblo que debe ser el soberano. Nunca un 35% de porcentaje de votos es igual al 65%. Ni Pitágoras entiende esas matemáticas. Con esa Ley se da el absurdo que ganan los que pierden y pierden los que ganan. Habiendo pobreza e indigencia en Chile mantener económicamente un Parlamento Bicameral sale oneroso para la Nación y se convierte en un insulto para los pobres , un otro saqueo. Estoy por un Parlamento Unicameral legítimo y representativo con otra ley electoral proporcional y representativa.

-Usted tiene una foto con Fidel Castro y donde también aparece Andrés Allamand muy sonriente. ¿Se acuerda de qué pasó ahí?

-La foto con Fidel y Allamand tiene su origen en una invitación de Fidel para el 26 de julio, fiesta nacional cubana. Fui invitado como candidato de los pobres. Era un candidato atípico porque no buscaba la Presidencia. Además, después de un golpe de Estado eso era imposible. Se me pidió recorrer todo Chile en un año coyuntural y electoral, levantando la causa de los más pobres. Esto era mi único objetivo. Allamand tiene gratitud con Fidel y Cuba.

Un hijo accidentado gravemente en una piscina fue tratado por medicina cubana. En una Navidad el matrimonio Allamand estaba en Cuba acompañando a su hijo hospitalizado. En esa noche navideña Fidel llega con una Cena al hospital a acompañar a Allamandd, señora e hijo enfermo. Cenó con ellos. Allamand sin estar de acuerdo con gobierno cubano tenía lazos afectivos con Fidel y Cuba. En 1993 fue convidado con acompañantes, todos de derecha, a la fiesta nacional cubana. Me encontré con ellos. En un momento Fidel pidió sacarse una foto con chilenos. Esa es la foto por la cual se me pregunta. Yo no estoy de acuerdo con derecha chilena. Pero a ellos no los considero mis enemigos. Ellos son mis hermanos adversarios. Yo tengo amigos de todos lados. Soy pluralista. No soy sectario.

Y tengo una formación, como dije antes, de ser un sacerdote sin muros y con mucho horizonte. Volodia Teitelboim y Mario Palestro fueron amigos míos. Y tuve la alegría sacerdotal y el privilegio de acompañarlos como sacerdote en sus últimos momentos. Recibieron los últimos sacramentos. Por lo de Volodia me apedrearon mi casa. También propicie en Chile un diálogo de creyentes y no creyentes. Volviendo a Fidel y la foto. Fidel tenía un fotógrafo personal. En varias oportunidades ordenó sacarse fotos conmigo. En una cena de despedida, Fidel me pidió que me quedará mas días. Tenía interés de conversar más conmigo. Al no poder acceder a su petición, Fidel, mirando al joven Roque, posterior Canciller cubano, le dijo: ‘mañana las 16 horas llevar fotos al padre al aeropuerto’. Esas fotos no me llegaron, Yo las solicité insistentemente a la Embajada cubana en Chile.

Un día estando enfermo en cama, llega a mi casa una camioneta a entregar un sobre. Lo recibió la señora que atendía mi casa. Al abrir el sobre me encuentro con una sola foto. Era la foto por la cual se me pregunta. Yo me dije interiormente:’ aquí hay gato encerrado, para que no insista más en las fotos de Fidel’. El MIR que decidió apoyar mi candidatura, me preguntó, después de un tiempo: ‘¿padre usted se fijó si la camioneta era de la Embajada? Yo contesté que no porque estaba en cama. Dirigentes del MIR me dijeron: ‘nosotros creemos que esa única foto se la mandó el Partido Comunista. Las otras fotos suyas con Fidel están seguramente en Partido Comunista. No se la entregarán nunca, porque no convienen que circulen, pueden opacar el liderazgo de Gladys Marín y de otros líderes comunistas. Nunca supe si eso era así. Nunca supe si el MIR tenía la vedad o razón. Lo único que he deducido es que la prensa la publicó con intenciones torcidas.

Yo no he buscado mis cruces. No soy masoquista. No buscó la cruz por la cruz. Éstas llegan en la medida que soy fiel a Jesús y a la misión que Él me ha me ha encomendado. En todo 1993, año de campaña, autoridad eclesiástica me suspendió la celebración de la Misa. La tomé como una suspensión del rito litúrgico. Pero yo uno mi fe con la vida. Por eso, me dije: celebraré la Misa de la vida. Cristo nos mandó celebrarla: “Hagan esto en memoria mía”. Por eso, al levantarme todos los días de mi campaña 1993 por los pobres, le decía a mi Señor: ‘celebraré la Misa de la vida. Entregaré mi vida como tú. Entregaré mi cuerpo y mi sangre como Cristo por los pobres de Chile’. Era mi Misa de la vida.

Tengo la fe y la esperanza que mi entrega por los pobres, hará que Cristo cumpla su promesa conmigo cuando llegué mi día final en la tierra. Me dirá: “Ven, bendecido de mi Padre. Toma posesión del reino que te ha sido preparado. En verdad te digo que lo hiciste con el más pobres de mis hermanos, conmigo lo hiciste”. (Mateo, capítulo 25).

El Ciudadano

Facebook Comments

4,250,638FansMe gusta
173,377SeguidoresSeguir
292,047SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -