Rafael Correa: «Estamos preparados para vencer conmigo o sin mí en las papeletas como candidato en el país»

El líder alertó que están utilizando la persecución política como método contra los líderes progresistas de América Latina y aseguró que su partido esta más que dispuesto a continuar la lucha
Publicado en

Entrevistas

0 0


Este lunes, de forma definitiva un tribunal de casación de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador anulaba la posibilidad de la candidatura del exmandatario Rafael Correa a la vicepresidencia del país. Una decisión que, a juicio del propio exgobernante ecuatoriano, muestra que se utiliza a la justicia para lograr “lo que no pueden en las urnas, están utilizando la persecución política como método contra los líderes progresistas de América Latina”.

Durante una entrevista el expresidente aseguró que la decisión de la Corte en su contra es “demasiado ridícula”, e incluso poco factible, pues “es imposible revisar los 20 recursos de casación presentados, uno por uno, y las 900 páginas de sentencia en tan solo siete días”.

Ante las acusaciones en el proceso denominado Sobornos durante los años 2012 y 2016, Correa aseguró que durante sus años en la presidencia de Ecuador ha “recibido millones y medio de regalo y ahora me condenan como prueba por 6.000 mil dólares, es ridículo”, y agregó que quienes piensan que con este fallo ganarán, solo “celebran victorias pírricas”.

Sobre la fuerza del movimiento Revolución Ciudadana en el país, suramericano enfatizó que “pese a tres años y medio de destrucción somos de lejos la principal fuerza política, la gente me evalúa como el mejor presidente de la historia, soy el político con mejor imagen, no entienden que no van a poder proscribir a todo un pueblo, es tonto lo que están haciendo, y le están haciendo daño al pueblo, destrozando al pueblo”.

El reciente dictamen, que establece 21 años de proscripción política para Correa, lo condena además por un supuesto “influjo psíquico”, lo que considera como una gran violación del estado de derecho, “como no tienen pruebas, no hay un mensaje, no hay una orden, no hay un audio, no hay soborno y, si lo hubiera, no hay nada que lo conecte o relacione conmigo”.

En este sentido, denunció las violaciones cometidas por las figuras judiciales que se encargaron del caso y alertó que “se demostró que el juez ponente, el que hizo la sentencia, coludió con la fiscalía, están ahí los email para preparar la sentencia, eso es un fraude procesal, deberían estar presos ese juez y la fiscal, y los que estamos condenados somos nosotros”.

En cuanto a la utilización del lawfare o guerras judiciales en América Latina para destruir los procesos progresistas, Correa advirtió que esta es “la estrategia que han utilizado contra Lula, contra Evo, contra Cristina, contra Glass, es la prostitución de una figura que se llama cooperación eficaz o delación premiada, donde se presiona al culpable para que involucre al objetivo político”.

Añadió que con ello roban la democracia, “y la democracia no es tener elecciones, es tener elecciones libres, si por medio de la proscripción judicial la persecución judicial proscriben candidatos e impiden la participación de candidatos, pues te están robando la elecciones, la democracia”.

Revolución Ciudadana y elecciones en Ecuador

El expresidente ecuatoriano resaltó que a través de la persecución política “nos robaron el partido, nuestros principales cuadros están en prisión, asilados, perseguidos”, sin embargo, asegura, “a lo único que nos condenan es a vencer, y creo que estamos preparados para vencer conmigo o sin mí en las papeletas como candidato en el país”.

En tanto, manifestó que a la Revolución Ciudadana “han querido destruirnos por todos los medios, pero no entienden que somos semilla, y mientras más intenten enterrarnos, más frutos y flores vamos a dar, y solo nos condenan a vencer”.

De igual forma, vaticinó sobre el candidato presidencial Andrés Arauz que es casi seguro que gane, pues “de largo está de favorito”, no obstante, advirtió que “lo otro es que lo dejen ganar”.

En este sentido, alertó que ha habido un pacto en la derecha ecuatoriana, entre los partidos Socialcristiano y CREO alrededor del candidato Guillermo Lazo, “un pacto que no busca más apoyo popular», sino que “busca el control absoluto del Consejo Nacional Electoral (CNE)”.

“Se repartieron el poder entre estos dos partidos, más el partido del Gobierno Alianza País y el CNE, y con este pacto ya tienen cinco votos de cinco, entonces pueden ocultar lo que sea, hacer lo que sea, eliminar a quien sea, pueden hacer el fraude que quieran, no hay control interno, no hay voces disonantes y eso nos preocupa”, señaló el exmandatario sobre la posibilidad de un fraude electoral.

Mientras, agregó  que el problema radica en que quienes ejercen la persecución política “manejan los factores reales de poder, dentro de esos factores la prensa que es determinante, y con eso ocultan cualquier abuso, cualquier rompimiento del estado de derecho, y de los derechos humanos”.

Cortesía de TeleSUR

Comentarios