Rubén Suárez: «Cortan la libertad de prensa para no decir la barbarie que están cometiendo en países como Chile y Bolivia»

185
Foto: Telesur/Referencial.

Rubén Suárez, fundador y director internacional de Conaicop, subrayó la necesidad de crear una red internacional de comunicación alternativa que difunda la verdad sobre los atropellos de los que son víctimas los pueblos del mundo


Desde su creación, el Consejo Nacional e Internacional de Comunicación Popular “Comandante Supremo” (Conaicop) se convirtió en una de las plataformas que sirve de ventana para denunciar las continuas violaciones a los derechos humanos perpetradas por los Gobiernos de países como Chile, Colombia y, ahora, el de Bolivia, entre otros.

Durante 2019, se registraron en América Latina diversas jornadas de manifestaciones que fueron reprimidas por esas administraciones. La mayoría de los grandes medios callaron, mientras desde el consejo y otros medios alternativos se luchó por contar las arbitrariedades.

En entrevista con El Ciudadano, Rubén Suárez, fundador y director internacional del Conaicop, reiteró la necesidad de avanzar en la creación de una agencia internacional de comunicación que realmente sea el reflejo de lo que acontece y no que se venda a los intereses de Estados Unidos o de las grandes corporaciones.

¿Cómo evalúa el papel que han jugado los medios de comunicación en las jornadas de protesta que vivieron varios países de América Latina en 2019?

RS: Indudablemente el papel que han jugado los medios de comunicación alternativa, trayendo la voz de los sin voces, es sumamente importante porque se está desmantelando la mentira mediática que existe por las grandes cadenas desinformativas que son aliadas a Estados Unidos y le hacen sus mandados, o a los Gobiernos de turno que están reprimiendo masivamente a su pueblo.

Como vemos en Chile, no es causalidad que a las personas le disparen a un ojo como queriéndole decir: «bueno, muchachos vean que están quedándose ciegos» y es una forma también de amenazar al resto.

Lo que ocurre en Bolivia, que es realmente algo ya nazista, se puede llamar de esa forma, es una persecución contra los pueblos originarios, es una persecución real que existe y que hay un ocultamiento por parte de toda la prensa mundial. No se está diciendo la verdad, es muy poco lo que hay si lo comparamos con la enorme cantidad de información que nos llega a los comunicadores populares de la propia gente que está viviendo estos trágicos momentos que vive Bolivia. También podemos decir lo mismo de Ecuador o lo que acontece en Colombia, digamos Panamá, República Dominicana, Haití. Siempre hay un ocultamiento por parte de la gran prensa desinformativa de todo esto que es en contra de los pueblos.

Creo sí que los medios alternativos, los medios comunitarios, la prensa formativa digital, alguna prensa escrita que hay también se puede decir comunitaria ha jugado un papel importantísimo para traer la noticia y hacerla viralizar en todas las redes.

¿Qué esfuerzos se siguen haciendo para generar plataformas como Telesur?

RS: Nosotros venimos desde el 2010 tratando de conformar una red internacional de comunicación, en el 2012 se plasmó en lo que es el Consejo Nacional e Internacional de la Comunicación Popular, habíamos arrancado dos radios, una en Uruguay, otra en Monagas (Venezuela),y hoy estamos ya en 28 países. Eso demuestra que indudablemente hacía falta la creación de una red internacional de comunicación tipo Telesur, nosotros trabajamos principalmente en radios y medios alternativos. También tenemos ahora gente que está en las redes, se sigue avanzando y creo que es una de las mejores formas que existe de eliminar esa manipulación mediática que ha hecho la gran prensa desinformativa, que es la que siempre está del lado del opresor y nunca del oprimido.

Quedó demostrado eso también en las falsedades que se difundieron sobre las guarimbas en Venezuela, donde mostraban a esa oposición fascista que tiene allí el gobierno de Nicolás Maduro como que eran oprimidos y al gobierno como opresor cuando en realidad quienes hacían los desmanes, quienes destruían, quienes asesinaban y quienes violaban los derechos constitucionales era esa oposición fascista que, da la casualidad, es apoyada una vez más por los Estados Unidos.

En los países donde hay regímenes progresistas siempre está Estados Unidos atrás de todo lo que son los golpes de Estado, como ha estado desde 1800 a la fecha interviniendo en todas las partes del mundo, lo que la gran prensa desinformativa no dice. Por eso la importancia de crear una agencia internacional de comunicación que realmente sea el reflejo de lo que está aconteciendo y no que se venda al vil precio de la plata como lo hacen las cadenas que están hoy en día, en su gran mayoría.

Relacionado:  Ministro Serguéi Lavrov: "En el contexto de una pandemia consideramos inaceptable manipular el tema del coronavirus o el terrorismo biológico con fines coyunturales"

¿Es necesario generar un agencia de o centro de información en América Latina que desplace a las grandes agencias?

RS: Telesur marcó un hito en la comunicación internacional con contenido realmente muy bueno, esclarecedor y buscando la información veraz, esto hay que replicarlo, hay que seguirlo posicionando, hay que seguir avanzando y creando también otras redes similares.

Yo no soy de los que dicen que hay que crear 25 mil redes sino que hay que crear una red que aglutine a todas estas iniciativas y de allí generar contenido para todas ellas, cada una en su medida y que sea el reflejo de lo que es las políticas que hacen en cada país los Gobiernos, tanto de derecha como de izquierda, pero siempre llevando la veracidad de lo que ocurre.

Hemos visto cómo en Venezuela hay una libertad de prensa total, lo vimos cuando sale cualquier dirigente del Gobierno y hay micrófonos de todas parte del mundo y después esos mismos periodistas, o pseudo periodistas, salen a decir que no hay libertad de prensa cuando vemos allí los logos de cada uno de los medios que ellos representan a escala internacional.

¿Qué opina de cómo los gobiernos de derecha han atentado contra estos medios alternativos que buscan mostrar lo que las grandes corporaciones no reflejan?

RS: El papel que han jugado los gobiernos de derecha que atentan contra estos medios y que nada dice la OEA (Organización de Estados Americanos), Michelle Bachelet (Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU), Luis Almagro (secretario general de la OEA) ni la ONU (Organización de Naciones Unidas), es vergonzoso. Se está cortando la libertad de prensa para no decir la barbarie que están cometiendo, como lo están haciendo en Chile, en Bolivia, como lo hacen en Colombia.

Estos gobiernos precisan censurar realmente porque si no censuran la verdad sale y eso es un golpe global en contra de ellos, pero hemos dado esta batalla; y hay una gran cantidad de gente que nos manda vídeos de apenas 30 segundos y que hemos replicado.

Hay países que desgraciadamente, como lo es Bolivia en este momento, por decir uno, están censurando a todo aquel que quiere libertad de prensa, están encarcelando gente, están amedrentando. Están, realmente, en un sistema de terror. Por eso nuestra solidaridad para toda esa población y nuestro repudio para estos gobernantes nazistas y a toda su cúpula que están con ellos.

¿Cuáles son los logros de la Conaicop hasta ahora y cuáles son los retos que se plantean?

RS: Conaicop logró el año pasado posicionarse enormemente, tal vez como nunca, a nivel internacional. Hemos crecido muchísimo y seguimos en esta línea. Es innumerable la cantidad de personas que ha pasado por nuestras radios, por nuestros medios alternativos, de entrevistados, de logros, de reconocimientos internacionales. Y por eso hemos estado participando en todos los congresos que se han hecho en Venezuela desde la asunción de Maduro.

Además, hemos transmitido en vivo el congreso de los pueblos originarios, de la mujer, del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) (…) Hemos participado activamente y transmitido en directo desde Argentina con la elección de los Fernández (Cristina y Alberto), en Uruguay con el tema del Frente Amplio hemos estado también apoyando, en Colombia estamos permanentemente monitoreando y transmitiendo y participando activamente, desde Bolivia hemos estado permanentemente con compañeros que nos llaman y a quienes estamos haciéndoles reportajes a cada rato para ver lo que acontece, en Chile también tenemos a nuestra gente allí trabajando y realmente es imponente la cantidad de información que llega.

Recientemente con los hechos que han ocurrido en Irán fuimos tal vez el primero en sacar comunicados denunciando esa situación, esos comunicados han trascendido el mundo y están en todas las plataformas por todas partes.

Tenemos acreditada gente en la cúpula que rodea a Evo Morales en Argentina, desde donde también hemos sacado videos. Es decir, el trabajo que hemos venido desarrollando a esfuerzo y a pulmón ha dado sus frutos y hemos notado esa repercusión mundial.

En cuanto a la proyección, sin lugar a dudas es seguir creciendo, avanzando, seguir consolidando, incorporar nuevos compañeros y ver de qué forma sumamos a personas de otros países donde no estamos.

Dentro de poco vamos a tener como 10 o 12 corresponsales más en diferentes países donde no estamos, entonces eso también influye en la veracidad de la información. Algo que es bueno saber es que en nuestra red no se entra por enlace libre sino por invitación personal, todos aquellos que así lo deseen pueden solicitarnos la invitación.

Tal vez seamos la única red que no tiene falsas noticias en los años que llevamos (…) Estamos consolidando lo que es toda esta plataforma que tiende a convertirse en agencia internacional para poder llevar más fehacientemente y poder seguir, siempre desde nuestro punto de vista que es la información como fusil del pensamiento, la verdad de todos los compañeros que militan y que están en cada uno de los lugares mas recónditos del planeta.