jueves, octubre 17, 2019

El Ciudadano conversó con Nick Hayes

Un Netflix para la izquierda: el ambicioso proyecto de Means TV

Por Octavio García Soto

A punta de plata o plomo, los Estados Unidos se han dedicado por mayor parte de su existencia a oprimir el avance de la izquierda en el mundo. Sin embargo, las elecciones parlamentarias de 2018 trajeron una sorpresa: La irrupción de socialistas en su propia Cámara de Representantes.

Detrás de estos nuevos rostros figuran organizaciones activistas y movimientos sociales, cuya unión se ha ido solidificando a través de canales de YouTube, podcasts y medios escritos. Aquí destacan Nick Hayes y Naomi Burton, los responsables del famoso video de campaña que popularizó a Alexandria Ocasio Cortez, también llamada AOC. Hoy, esta pareja de realizadores apunta a una meta más ambiciosa: Means TV.

Inglés para medios, del término marxista medios de producción, esta plataforma apunta a ser un Netflix de contenido anticapitalista: Series, talk shows, reality shows, stand ups de comedia, cortometrajes y largometrajes. No solo el repertorio es ambicioso, también lo es su alcance: Esta cooperativa está actualmente colaborando con directores de varios países y se declaran abiertos a proyectos chilenos, ya sea en fase de desarrollo o ya terminados.

Desde Detroit, Nick Hayes conversó con El Ciudadano acerca de este proyecto que busca no solo unir a la izquierda norteamericana, sino que ser también una plataforma a nivel mundial para estas ideas. Al fin y al cabo, lo que pasa en el corazón del imperio resuena en sus fronteras.

-¿Cómo se les ocurrió la idea de Means TV?

-Yo trabajaba en producción de cine comercial y Naomi en publicidad y marketing. El marketing es una fuerza poderosa en la sociedad que se usa en favor de las corporaciones, así que pensamos: ¿Cómo podemos usar estas herramientas en su contra y así construir una resistencia al capitalismo? Al inicio, para eso trabajamos en campañas electorales. Al mismo tiempo, nos dimos cuenta de que necesitábamos trabajar en el espacio cultural para normalizar el lenguaje alrededor del socialismo e impulsar la conversación alrededor de ciertos temas.  Sabíamos que el poder del marketing podía ayudarnos un montón.

-¿Podrías identificar las escuelas de pensamiento izquierdistas que hay en Means?

-La gracia de Means es crear una gran estructura mediática de izquierda. De socialdemócratas hasta anarquistas, comunistas, marxistas-leninistas; es sobre crear un lugar respetuoso donde podamos todos tener políticas anticapitalistas desde distintas tendencias y construir un poder colectivo. La verdad es que la izquierda en los Estados Unidos ha sido políticamente diezmada durante muchos periodos en la Historia, así es que estamos recogiendo nuestras piezas. No tenemos el lujo hoy de debatir esta teoría versus tal teoría, necesitamos trabajar juntos para oponernos al capitalismo.

Means TV realizó una campaña de crowdfunding, juntando fondos para el primer año de trabajo. A casi un mes del fin del plazo ya habían reunido más de 91.000 dólares de 2.881 donantes, mientras distribuían contenido diariamente y de diversos géneros por redes sociales.

-¿Cuáles son los temas principales que les gustaría tocar?

Relacionado:  El futuro político-económico de Latinoamérica ¿Qué hay en juego y quiénes mueven las piezas?

-Nuestra campaña de crowdfunding ha tocado muchos temas. Hemos hablado de capitalismo, de la necesidad de la salud como un derecho, de feminismo socialista, ecosocialismo, jerarquía en el trabajo, propaganda, imperialismo y otras cosas. Tenemos muchos proyectos interesantes a seguir, como contenido de Rusia, por ejemplo, donde un entrevistador habla con diversos ciudadanos y les pregunta si prefieren el comunismo o el capitalismo que viven ahora.

Relacionado:  10 películas que puedes ver en Netflix en menos de 120 minutos

-¿Podrías hablar acerca de algunos de los proyectos que están desarrollando?

-Sí, uno de las proyectos que me emociona es el de un reality show: filmar en un espacio de trabajo en proceso de sindicalizarse y seguir a los personajes que están liderando ese esfuerzo. Hay muchas peleas, mucho drama, mucho tener que convencer a gente, demasiado lidiar con tu jefe de mierda. Ofrece muchas cosas buenas y creo que sería divertido desde una perspectiva tipo reality. También estamos pensando en talk shows. Todas esas cosas serían a una escala menor que esos proyectos enormes de estudio, donde tienen un público en vivo de como 100 personas. Hay mucho que es prescindible o extravagante, así que estamos tratando de crear algo que se siente igual pero que no es gratuitamente caro o difícil de producir.

-¿Cuál es su enfoque en cuanto a lo internacional?

-Hay dos caras para el contenido internacional que estamos desarrollando. Por un lado, crearemos contenidos de otros países dirigidos a públicos occidentales y comunicar realidades que tal vez fueron mal informadas en los medios. Pero también habrá contenidos dirigidos a chilenos o brasileños, por ejemplo, liderados por gente de esos países. La cosa es que no solo producimos contenido, sino que también distribuiremos. Hay toda clase de películas que se nos han ofrecido, que son increíbles y sobre temas interesantes, pero que nadie compra porque son de un tema demasiado caliente políticamente, o porque hay mucho en riesgo. Las áreas donde nos estamos enfocando más, en cuanto a crecimiento internacional, es América del Sur y mercados europeos de habla inglesa. Aparte de ese proyecto en Rusia, estamos trabajando en algunos en el Reino Unido y en conversaciones con gente en Brasil.

– Hay distintos canales de comunicación donde la izquierda en Estados Unidos hoy encuentra no solo crecimiento intelectual, sino que también fortalece su unidad. ¿Cuáles han sido esos medios en tu caso?

-Creo que el medio más efectivo que tenemos en la sociedad moderna es el video, por su combinación de la palabra escrita, la imagen y el sonido. Desafortunadamente, también es el medio más caro para utilizar; es el más poderoso y el más caro. Por ende, lo que los izquierdistas han estado haciendo recientemente es crear podcasts, ya que tienen una barrera de entrada mínima. Todo lo que necesitas es un micrófono y la capacidad de grabar audio y, de pronto, ya tienes un canal de comunicación.

Relacionado:  Chile mostró su categoría y venció a Venezuela en Barinas

Desconfiada de los medios mainstream, vinculados por lo general al establishment neoliberal del Partido Demócrata representado en figuras como Hillary Clinton y Barack Obama, la izquierda dura se encuentra en plataformas como YouTube y Podcasts, en populares canales como Contrapoints, The Antifada, Chapo Trap House y The Intercept.

-¿Cómo describirías el modelo cooperativo de Means?

-Vamos a ser una compañía donde los trabajadores son los dueños. Eso significa que cualquiera que sea un empleado full time a lo largo de cierto tiempo tendrá un voto sobre las decisiones que se tomen con la compañía, además de que también ganan un porcentaje de las ganancias. También, si eres un cineasta y tienes una película que quieres que distribuyamos, te pagaremos por su licencia y se te pagaría un porcentaje de ganancia cada cuarto del año o algo parecido. Estamos trabajando en distintas cosas, pero el corazón del elemento cooperativo es que si trabajas con nosotros full time dentro de un tiempo, tendrás derechos igualitarios de voto y porcentaje a las ganancias de la compañía.

Relacionado:  Funcionarios de Gendarmería no pudieron caminar por la Alameda

-¿Cuántos trabajadores tienen por el momento?

-Por el momento somos yo y Naomi como full time, y trabajamos con alrededor de 30 a 40 contribuyentes, escritores y talentos.

-¿El proyecto va independientemente del Crowdfunding?

-En cuanto a reunir fondos, Naomi y yo no teníamos idea de lo que estábamos haciendo, no sabíamos si la gente nos daría algo ni cuánto. En realidad, este proyecto debería ser multimillonario, pero podríamos hacerlo con medio millón de dólares, al igual que podríamos hacer una versión aún más chica de 100.000 dólares. Independiente del dinero, vamos a hacer este proyecto a pulso y trataremos de hacerlo viable. Tenemos más de 1.900 personas que se han pre-suscrito a la plataforma por unos 10 dólares mensuales, eso es muy grande. Tal vez Means TV contaría con una librería muy pequeña al inicio, pero a lo largo del año comenzará a llenarse. También estaremos distribuyendo mucho contenido gratuito en redes sociales y YouTube, tratando de atraer a nuevas personas a algunas de estas ideas.

-¿Sienten que hay gente o medios tradicionales que esperan a que fallen?

-Claro, la gente de derecha cree que vamos a fallar. Te dicen: “Eres anticapitalista, ¿cómo puedes tomar dinero?”. Es un argumento bien tonto. Pero creo que es más en el caso de los liberales (los demócratas), que dicen: “Este es un proyecto gigante el que van a hacer”, y se asustan. Pero cualquiera puede hacer lo que sea. Es lo que aprendimos con el video de AOC. Decidimos hacer campañas políticas e hicimos esa y ahora es uno de los videos de campaña del siglo. Además, creo que tener un análisis marxista de la economía nos da una ventaja sobre empresarios y emprendedores, ya que entendemos realmente cómo funciona el capitalismo. Es un proyecto súper difícil, Naomi y yo estamos trabajando básicamente 7 días a la semana creando contenido, preparando nuevas producciones, encontrando proyectos nuevos para poner en la plataforma, construyendo la plataforma, todo ese tipo de cosas. Es mucho trabajo, pero es algo que debió haber pasado hace mucho tiempo y que necesitamos utilizar como base.

El sitio oficial de Means TV es https://means.media/. También se encuentran en Facebook, Twitter, YouTube e Instagram.

Esta entrevista fue publicada en la edición nº 235 de la revista El Ciudadano.

Comentarios

Ayúdanos!

4,253,554FansMe gusta
184,239SeguidoresSeguir
294,368SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos