Entrevista al Canciller de Venezuela Jorge Arreaza: la defensa de la democracia en medio de la tormenta perfecta

En entrevista en Voces Sin Fronteras, el diplomático destacó que "ya está aquí Naciones Unidas y este tipo de maniobras políticas de última hora, por el desespero de las elecciones en Venezuela ni nos van ni nos vienen"
Publicado en

Entrevistas

0 0


“En este momento, de inflexión histórico, o construimos un sistema que pueda superar estructuralmente el capitalismo o el capitalismo destruye no solo la humanidad sino a la madre naturaleza.”

Conversación con el Canciller Jorge Arreaza

Nuestro tema de hoy es la situación en Venezuela. Tras un año durísimo, el bloqueo, el embargo y la pandemia de COVID-19, el país ahora se encuentra antes de una jornada electoral clave: las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Para darnos el resumen de los hechos de este año, hemos hecho una invitación muy especial a uno de los líderes clave de la revolución bolivariana. Vamos a darle  la bienvenida al canciller Jorge Arreaza Montserrat.

Muchísimas gracias. Un honor, Bruno y Denis, compartir con ustedes, y con “Voces sin Fronteras”.

BS: Bienvenido Canciller.

DR: El honor es nuestro.

BS: Para comenzar, queremos preguntarle sobre un hecho que ha surgido en las últimas horas: donde ha aparecido un nuevo informe. En este caso el informe de las OAS, que describe violaciones de derechos humanos Venezuela y busca llevar a diversas autoridades ante la Corte Penal Internacional. Pero parece premeditado, que esto salga justo 4 días antes de la elección que vivirá Venezuela. Y hemos visto como medios aliados de Estados Unidos, han empezado a hacer eco de este informe sin el debido contexto. Sabemos que gran parte de este informe, canciller, fue redactado a distancia (eso es, un hecho clave) y fue redactado con cooperación ONGs de la derecha que son financiadas finamente por Estados Unidos.

Queríamos pedirle a usted que pueda entregar su opinión al respecto, pues hemos escuchado al mismo presidente y usted mismo, invitar a la ONU a que pueda contactar en persona sus dichos.

-No es en absoluto que parezca premeditado, es que es premeditado y sin lugar a dudas, es parte de la estrategia que siempre cuando hay elecciones en Venezuela, van (de manera sistemática) cumpliendo los enemigos del pueblo venezolano, sin embargo Bruno, para nosotros la OEA no tiene  ninguna significación. Nosotros nos retiramos de la OEA el año pasado. Además, que el señor que es secretario general de la OEA, al que yo he llamado “el sicario general de la OEA” porque ha destruido la organización. Desde la secretaría general se ha encargado, como buen agente de los organismos de inteligencia de los Estados Unidos de atacar a Venezuela, a Nicaragua y de destruir. La OEA ha vuelto a ser lo mismo que fue hace 20 años, un ministerio de colonias para los Estados Unidos, dominada y financiada por Washington. Y la materia de derechos humanos, ellos tratan de utilizarla fíjate que la persona que hace el informe hoy es un supuesto experto en responsabilidad para proteger, que es una doctrina que no está contemplada en la carta de Las Naciones Unidas y que le daría potestad a los  Estados para intervenir en los Estados donde se violen los derechos humanos.

Ellos lo que quieren abrir las puertas a una intervención militar en Venezuela, es la obsesión del señor Almagro pero efectivamente ese es un informe sin ningún tipo de rigor metodológico. Esas personas no han estado aquí y no es que que no hayamos invitado a la ONU  a venir, es que ya la oficina de la alta comisionada para los derechos humanos, Michelle Bachelet , tiene más de un año en Venezuela permanente. Tiene personal aquí y está ampliando su personal. Si ustedes leen los informes, desde el primero que hizo la señora Bachelet cuando nos visitó y no tenía a nadie en el terreno, verán cómo han ido moderando, modificando y adaptándose en la medida que su equipo ha podido conocer la realidad en materia de derechos humanos en Venezuela.

Ya está aquí Naciones Unidas y este tipo de maniobras políticas de última hora, por el desespero de las elecciones en Venezuela ni nos van ni nos vienen.

(Cancillería)

DR: Señor canciller, este año ha sido muy duro para Venezuela, en términos del bloqueo, de las intervenciones por parte de Estados Unidos pero ¿cuáles han sido las medidas más coercitivas por parte de Estados Unidos y sus aliados? y ¿qué tipo de asistencia han podido recibir ustedes de parte de sus socios y aliados estratégicos?

El anterior relator de medidas unilaterales coercitivas del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, se remontaba al año 2001, a las primeras medidas coercitivas de Estados Unidos contra Venezuela. Claramente desde el año 2014 comenzaron una serie de acciones, se aprobaron leyes en el congreso, se abrió la  compuerta jurídica, en el año 2015 Barack Obama declara a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de los Estados Unidos, imagínense, cosa absurda y rebuscada. Y por supuesto, órdenes ejecutivas, leyes, que han afectado a nuestro corazón. La economía venezolana tiene un corazón que es la industria energética-petrolera. Han afectado nuestra capacidad para producir petróleo, para exportar y recibir los pagos por el petróleo que producimos pero además, nos han tratado de atar de manos para importar cualquier insumo para la producción, cualquier producto o bien terminado: sean alimentos, sean medicinas, sean  insumos básicos para la producción en Venezuela.

Todo eso, hoy es un desafío para Venezuela salir al mercado y hacerlo, porque primero, al Estado venezolano le han sometido a esto que ellos llaman “sanciones” que no son más que medidas ilegales pero como ellos  tienen el control del comercio y del sistema financiero, tienen un efecto dañino en el margen de maniobra de Venezuela, y ahora, van tras los terceros:  las empresas, los terceros que le brindan servicios a  Venezuela. Ayer sancionaron una empresa china, que lleva con nosotros importantes proyectos para el bien de los venezolanos y habría que preguntarse, Denis… Cuando un venezolano con una enfermedad como el cáncer va a hacerse una radioterapia y le dicen que no puede porque el acelerador lineal está dañado y hay un repuesto y hay una garantía y un software que no se pueden actualizar porque esas empresas (Philips, Siemens) no quieren venir a Venezuela porque la pueden sancionar.

Cuando tú le dices a un venezolano que se va a someter a una operación quirúrgica y necesita una prótesis o necesita algo en particular y no puede hacerlo. Cuando un empresario quiere importar para un proyecto conjunto con el Estado venezolano y le cierran las cuentas en el exterior y sancionan a su familia, es una cosa inhumana y cruel y por eso, hemos llevado a los funcionarios de la administración Trump e incluso antes, que han firmado o declarado alguna de estas medidas ante el pueblo venezolano, los hemos llevado ante la Corte Penal Internacional y se abrió un examen preliminar y sobran los méritos para que la Corte Penal, investigue a Estados Unidos por crímenes de lesa humanidad, ellos si cometen crímenes de lesa humanidad con esas medidas porque venezolanos que han muerto y hombre y mujeres venezolanos que se han enfermado y no han tenido sus tratamientos médicos y alimentos a tiempo y es responsabilidad de Washington y ellos tendrán que responder ante la justicia divina y la humana internacional.

(Cancillería)

BS: Para mi, es increíble y quería hacer el comentario de como Naciones Unidas emite los informes y cierra los ojos ante las violaciones de derechos humanos que hemos visto en Chile, que siguen sucediendo hasta el día de hoy, hace oídos sordos a esto. Pero, yo le quiero preguntar sobre el tema del COVID, que es un tema clave, usted recién señalaba los niños, los venezolanos, han sido víctimas de las violaciones de los derechos humanos finalmente por este bloqueo criminal y ustedes sin embargo, han tenido manejo bastante bueno y ejemplar, quiero saber ¿cómo ha logrado el Gobierno Bolivariano contener la propagación del coronavirus y de qué manera el bloqueo ha violado el derecho humano de acceso a la salud en estas circunstancias?

Muchas gracias, Bruno, efectivamente, tenemos hasta el día de ayer tenemos 901 personas que han fallecido pero en Brasil, mueren diario 901 personas o más y en Colombia mueren centenares de hermanos colombianos diariamente, en Chile, incluso México. 

Nosotros hemos hecho un gran esfuerzo con las uñas como se dice coloquialmente. Pedimos un financiamiento al FMI cuando comenzó la pandemia, de 5000 millones de dólares, nos lo negaron, ni siquiera lo discutieron, porque era Venezuela quién lo estaba solicitando. El Banco Interamericano de Desarrollo no reconoce ahora al Gobierno venezolano por influencia del  gobierno de Estados Unidos, los demás organismos o agencias de financiamiento no trabajan con Venezuela por temor a los Estados Unidos y tenemos 10.000 millones de dólares bloqueados en bancos de Estados Unidos y de Europa.

Tenemos 2000 millones en el banco de Inglaterra, en oro venezolano, que no podemos utilizar. El Banco Central de Venezuela le dio la instrucción al banco de Inglaterra de depositar el equivalente a ese oro en Venezuela, se negaron y les dijimos: “Muy bien, hágalo al PNUD para que pueda hacer las compras de lo que Venezuela necesita para afrontar la pandemia” y se negaron también.  Esos son crímenes de lesa humanidad, eso es cruel y criminal, y esas esas instituciones tienen que responder ante la justicia.

¿Y qué hicimos nosotros? responder con una estrategia: una cuarentena rígida al principio (que no era con toque de queda, con imposición militar) voluntaria, del pueblo venezolano y luego, hemos ido flexibilizando poco a poco, con una estrategia única en el mundo, con 7 días de flexibilización y 7 días de cuarentena estricta, es decir, vamos rotando y así hemos logrado el control.

Hemos contado con el apoyo de nuestros aliados, la República Popular China, que nos ha enviado y le hemos comprado con nuestros recursos pruebas para el diagnóstico del coronavirus, tratamientos, ventiladores, trajes de protección. Igualmente Rusia, Turquía… grandes esfuerzos que hemos hecho.

Una mascarilla a Venezuela le puede salir 2 y 3 veces más costoso, a través de todos los obstáculos que pone el gobierno de Estados Unidos para que podamos comprarlo que a cualquier otro país y si es que llegamos a comprarlo en el mercado.

Es por eso que hemos reposado en nuestras capacidades. Naciones Unidas ha apoyado también a través de sus agencias, no con grandes cosas, no con la alarma que ellos ponían en los últimos 12 años de “ayuda humanitaria”. Se han abierto todas las puertas y al final, sólo han llegado gotas de esos países donantes de las Naciones Unidas… Pero eso es lo que hemos logrado, con poco más de 100.000 casos, el 1% de letalidad. Creo que estamos dentro de los ejemplos a seguir y ojalá, podamos seguir manteniéndolo.

Este mes es de flexibilización amplia… Hay elecciones y la navidad, y finalmente es el mes de diciembre y se evaluará con la comisión presidencial y con el presidente Maduro, quien ha estado al frente al proceso, para ver si en enero se mantiene la flexibilización o tendremos que volver a los confinamientos de la cuarentena pero vamos paso a paso, evaluando con la ayuda de nuestros aliados en el mundo y del pueblo venezolano, que ha actuado con una conciencia envidiable. Yo me quito el sombrero ante mi pueblo en muchos aspectos pero este año nos han dado una lección.

(Cancillería)

DR: Venezuela ha sido un ejemplo para nosotros por mucho tiempo, y ahora es un ejemplo por el manejo de esta pandemia tan brutal, junto con la República hermana de Cuba. Parte de la estrategia de Estados Unidos es sofocar la economía de Venezuela así como se hizo con Chile durante el gobierno de Allende. Nixon, dispuso que sellar la economía chilena. Usted ya ha mencionado algunos de estos actos. Estamos viendo algunos actos de la pirateria moderna contra Venezuela. El robo de su oro en el Reino Unido, del petróleo irani destinado a las refinerías venezolanas, el petróleo secuestrado, y lo que sucedió con la empresa CITGO en Estados Unidos.

¿Cómo ha resistido el gobierno venezolano estas acciones? y ¿cómo terminar con estas medidas unilaterales y las listas grises?

Primero, esas medidas se llaman unilaterales porque no están contempladas como válidas dentro de ningún instrumento de derecho internacional. Las medidas coercitivas o sanciones que pudiesen tener alguna validez son sólo las que toman las del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Recientemente, tenemos el caso de unas medidas a nuestros hermanos de la República Popular Democrática de Corea y anteriormente, contra Irak. En el caso de Venezuela no se discute ni se discutirá, porque en el Consejo de Seguridad no tendría jamás viabilidad unas sanciones contra Venezuela, entonces estamos hablando de un marco ilegal y efectivamente, los imperios tienen características y conductas de piratas.

El imperio británico cuando se conformó tenía características de piratas y los piratas no eran mercenarios que actuaban para ellos mismos, siempre estuvo la corona británica y sus intereses. Y de ese imperio británico surge, su hijo, el imperio estadounidense y tiene actitudes de piratería.  El oro que se nos ha secuestrado en el banco de Inglaterra, los 10 mil millones de dólares secuestrados en bancos de todo el mundo, los buques tanques con petróleo que ellos hacen que cambien de rumbo y no le traigan el petróleo que ya ha pagado Venezuela, las empresas que persiguen, que amenazan para que no vengan a Venezuela, a comerciar ningún producto ni a llevarse el petróleo venezolano… Es algo insólito que el sistema internacional en el siglo XXI permita que esto ocurra y que Naciones Unidas por temor a los Estados Unidos, permita que esto ocurra. Más que dos o tres llamados sobre las medidas coercitivas, que nada hacen en la práctica para impedirlo. Nosotros dependemos de nosotros mismos.

¿Cómo levantar las sanciones? Eso depende de los Estados Unidos y de su élite dominante. Estamos aprendiendo a burlar esas sanciones, a desarrollar nuestra economía con nuestros aliados en el mundo, y estamos desconectándonos cada vez más del sistema de influencia de Estados Unidos, por más cercanos que estem nuestro país de su territorio, nos vamos desenganchando, dependiendo de nuestras propias capacidades y de nuestros aliados en América Latina, el Caribe y el mundo. Ese es el camino.

Si el día de mañana Estados Unidos cambia su actitud y decide respetar el derecho internacional, la Constitución venezolana, los derechos humanos venezolanos, sería bienvenida esa rectificación y ojalá pudiésemos mantener relaciones de cooperación y respeto con ellos.

(Cancillería)

BS: Canciller, pareciera que Estados Unidos tiene un gran odio en su corazón porque Venezuela ha decidido seguir su propio camino en parte de la construcción de este mundo multipolar, se ha abierto a nuevos socios comerciales, Rusia, China, etc. Y solamente ellos querían ser los dueños, los únicos socios de América Latina que siempre vieron como su patio trasero.

Quería preguntarle ¿qué cree usted del cambio de guardia en la Casa Blanca y la entrada de Biden al poder? ¿Va a significar esto algún cambio en las relaciones de Venezuela con Estados Unidos? ¿Qué espera usted y el presidente Maduro de la política exterior de Biden?

Dependerá de ellos, nosotros tenemos un camino ya trazado. Vamos a construir un sistema independiente en lo económico, ya que es independiente en lo político. Tenemos el gran desafío de la integración de nuestra América. Tenemos el desafío de poder construir nuestro socialismo democratico con participación de los sectores privados, pluripartidistas en Venezuela, para consolidarlo. Eso es un proceso largo.

El imperio es uno solo, el propio Eisenhower, decía que en los Estados Unidos su preocupación era que las decisiones las tomaba un complejo militar industrial y ese es un complejo que se ha ampliado en lo financiero, en lo especulativo, tiene lo tecnológico, tiene nuevas capacidades. Es el imperio más poderoso que haya podido existir, que tiene algunos rostros políticos y uno de ellos es la persona que ocupa la oficina oval, otros están en Europa otros están en Asia, Japón, por ejemplo, en algunos gobiernos sometidos en América Latina.

Así que, el hecho de que haya una persona u otra, un partido u otro, de apenas dos partidos que hay en esa gran democracia que supuestamente es ejemplo para todos, quizás poco pueda cambiar las cosas, sin embargo, siempre les hemos extendido las manos, el presidente Maduro y manos, brazos, abrazos… para el pueblo estadounidense e incluso para quienes lo gobiernan porque es un asunto interno. Si ellos han decidido mantener esa constitución y que esa élite dominante siga en el poder, eso es un asunto de los estadounidenses. Nosotros siempre hemos promovido las relaciones de respeto con todos los países del mundo, incluso yo mismo me reuní con Elliot Abrams y con otros voceros, para lanzar puentes con la administración Trump, cosa que era bien complicada y difícil de lograr y así se demostró.

Ahora bien, si la administración Biden quiere que tendamos puentes conjuntos, quiere respetar a Venezuela y buscar mecanismo de diálogo, nosotros estamos abiertos a ello. No tenemos grandes expectativas y si hay matices favorables para el respeto al derecho internacional y al pueblo de Venezuela, bienvenido sea.

DR: Señor canciller, me gustaría volver al tema de la OEA, pues este  instrumento clave del imperialismo estadounidense. El año pasado fuimos testigos de su trabajo de acción durante el el golpe contra el presidente Evo Morales, pero ¿Cree que este año se ha debilitado el poder de esta institución? y ¿cree usted que hay una nueva esperanza para la UNASUR 2.0 con la victoria del MAS en Bolivia?

La OEA está en una etapa terminal, creo que Almagro se ha dedicado sepultar a la OEA. Ya no hay como retroceder en ese sentido, para nosotros la OEA no existe y me enteré por Twitter del informe y hace unas semanas hubo una reunión y me enteré porque me llamaron de otro país para preguntarme que qué pensábamos nosotros y dije: “Nosotros no pensamos nada, no existe”. Son la nada y además, luego de lo que hizo la OEA en Bolivia, de sentar las condiciones para el golpe de Estado con un argumento tan fraudulento como el de las armas de destrucción masiva en Irak, que luego Colin Powell tuvo que salir  desmentir.

En este caso, el señor Almagro es tan arrogante que no se atreve a decir que no hubo fraude el año pasado en Bolivia y han visto ustedes la respuesta del pueblo boliviano y la diferencia amplía. La única diferencia que garantiza la paz en Bolivia fue la que se dió en las elecciones de octubre del año pasado. La OEA tiene que aprender de ese ejemplo boliviano

Ahí es donde debemos reforzar, nuestra comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la CELAC, que es el proyecto del Libertador Simón Bolívar, que refleja el espíritu del congreso de Panamá que convocó Bolívar en 1224 y a duras penas se llevó adelante en 1826 y unas semanas después fue saboteado por los imperios de entonces.

La UNASUR no ha muerto, lo que hicieron estos súbditos del imperio estadounidense, que están de presidentes en varios países y van perdiendo el poder de uno a uno, fue tratar de neutralizarla y crear una cosa paralela pero sin repercusión real y que ojala pronto, sigan  las elecciones en Ecuador y próximamente en Chile y Brasil.

No es que queramos gobiernos de izquierda, cada quien que decida pero que sean gobiernos que respeten el principio como de la unión de nuestra América. Los costos de no estar unidos en un mundo que se globaliza son incuantificables. Nosotros somos un polo de poder en potencia, tenemos las capacidades para afrontar cualquier desafío juntos y que todos nuestros pueblo vivan con sus necesidades básicas satisfechas.

Todos, desde Argentina y Chile, e incluso desde California, porque América Latina ya llega hasta los Estados Unidos. Ojalá se sigan generando estos cambios políticos y podamos reconstruir la UNASUR, fortalecer la CELAC. Estamos llamados a constituirnos por la historia y por la geopolítica en un polo de poder en América Latina y el Caribe.

(Cancillería)

BS: Estamos del lado correcto de la historia, lo vamos a ver en vida y será la mejor herencia para las futuras generaciones.

Para nosotros las elecciones parlamentarias en Venezuela, parecen un gran paso para la recuperación de la Asamblea Nacional y la restauración del orden político. La oposición ha hecho todo lo posible para deslegitimazlo, boicot, quemar máquinas electorales, espero que los observadores constaten este hecho porque es realmente grave.  Han pedido intervención militar, etc, y en este proceso a la vez, ellos parecen divididos.

¿Qué perspectivas ve para la Venezuela del siglo XXI tras los resultados del 6 de diciembre? y ¿cómo evalúa las declaraciones en Europa del canciller chileno Andrés Allamand, que ha dicho que Chile no va a reconocer las elecciones?

Nosotros necesitamos urgencia una oposición latinoamericanista independiente de Washington que pueda tomar sus propias decisiones, que pueda llegar a acuerdos, confrontarnos dentro del mundo de las ideas y de la política, de la democracia, así tenga un proyecto neo-liberal pero que sea una oposición que responda a los intereses de Venezuela.

En estos momentos, esa podría ser la oposición que llegue a la Asamblea Nacional, los candidatos de la oposición que se atrevieron a desobedecer a Washington y participar en las elecciones de este próximo domingo, han expuesto sus proyectos, sus agendas legislativas y si bien, difieren profundamente con las nuestras, son respetables y si llegan a la Asamblea  Nacional, tendrán un amplio espacio político, si llegan a presentarlas y el año que viene ganan elecciones de gobernadores, municipales y luego, como corresponde según nuestra constitución, elecciones presidenciales.

Hay más de una oposición, la que quedó afuera en estas elecciones es una que responde fundamentalmente a Washington, e incluso dentro de esa oposición hay matices, porque hubo parte de ella dispuesta a participar pero cedieron ante el chantaje, de los Estados Unidos y los grupos radicales de la oposición, y la constitución indica que el 6 son las elecciones y el 5 de enero se instala una nueva Asamblea Nacional, reforzada por el voto popular y que tendrá el rol histórico de reconstruir ese espacio legislativo, que fué utilizado por Washington no para legislar, sino que fue utilizado para tratar de derrocar al gobierno del presidente Maduro y tratar de imponer un  gobierno elegido por Twitter por Donald Trump. ¿Fracasaron? totalmente, para bien de toda la patria, tendremos nuestros poderes plenamente reconstituidos, el poder legislativo, judicial, electoral y popular, y podremos desarrollar toda la política en términos civilizados, en términos del bien común.

Efectivamente, tenemos esa parte de la oposición extremista. Hace un año quemaron los depósitos con las máquinas electorales que caracterizan al sistema electoral venezolano , que yo creo que es el mejor sistema electoral del mundo, para poner en riesgo las elecciones. Sin embargo, el CNE nombrado este mismo año por el TSJ (ya que la Asamblea Nacional no quiso elegirlo) en tiempo record lo mejoró y estas máquinas que quemaron son máquinas de una generación antigua con respecto a las nuevas, tenemos una nueva solución tecnológica, seguridad garantía, del secreto de voto, de la transmisión, sistema de datos y 17 auditorías, tenemos un sistema envidiable por el resto de los países del mundo.

(CNE)

Con respecto al canciller de Chile, confieso que yo coincidí con el ministro Allamand  en Bolivia, vimos el acto de toma de posesión y discursos del vicepresidente de Bolivia, David Choquehuanca y del presidente Luis Arce. Congeniamos, y me pareció un hombre respetable, una conversación fluida pero yo entiendo… Entiendo la situación de Chile, un gobierno agonizante y acorralado por su propio pueblo, que reclama un cambio de sistema, donde se puede desarrollar democráticamente una sociedad tan rica desde el punto de vista espiritual, intelectual y social. Entiendo que frente a sus dificultades internas deciden seguir atacando a Venezuela, que fue la agenda de estos países, de esa cosa que llaman “El Grupo de Lima”.

Ya vemos lo que está pasando en Chile, ya sabemos lo que está pasando en Colombia,  lo que pasó en el Perú que lleva como 4 presidentes desde que se creó “El Grupo de Lima”, ellos irán cayendo por su propio peso y en el caso de Chile, no me quiero meter en los asuntos internos pero es evidente que esta agonizando ese gobierno y con esto, no quiero justificar al señor Allamand, que está cometiendo una barbaridad. Yo no puedo reconocer o desconocer el referéndum en Chile o reconocer o desconocer al rey de España, eso es asunto de sus gobiernos. Y si yo dijera que reconozco o desconozco algún gobierno o institución estaría cometiendo una violación al derecho internacional público y me daría mucha verguenza ante el mundo. Lo mejor para Chile siempre, para ese pueblo tan querido.

DR: Para finalizar, me gustaría hacer una pregunta más de teoría: El mundo ha cambiado drásticamente en la última década y se han hecho más evidentes las contradicciones del capitalismo. Siguiendo el legado del Comandante Chávez ¿cómo ve usted el ejercicio práctico del socialismo siglo XXI para la siguiente década en Venezuela y Latinoamérica?

Reflexión importante, el presidente Chávez, en enero de 2005, desde Porto Alegre, le dijo al mundo que la única vía válida es el socialismo, una nueva forma de socialismo, no es el sovietico, ni el del siglo XX, vietnamita o chino, ni cubano, cada país tiene su socialismo y en su momento histórico surgieron con unas características determinadas.

Yo no puedo decir que en Venezuela estamos en socialismo, porque vamos construyendo, es un sueño y tenemos derecho a soñarlo y construirlo.  No tiene receta o fórmula, tiene teorías para llevarlas a cada terreno y situación para evaluar cómo el pueblo reacciona ante un sistema humano que pone los intereses de la naturaleza y del ser humano por encima de la acumulación, de los intereses del lucro. Es un desafío inmenso, pero hemos visto que en América Latina, como en Cuba, han tenido su propio modelo y ha sido exitoso.

En Bolivia tuvieron un paréntesis de una año pero el pueblo apostó por la construcción del socialismo de nuevo. En Ecuador hubo un paréntesis que parece que se cierra pronto y vuelve la construcción.

Creo que cuando el presidente Chávez empezó a periodizar la revolución desde el año 1992, en algun momento en la rebelión militar que encabezó pero principalmente desde el 99’ ,2000, 2010, 2020, 2030… él miraba hacia el horizonte estratégico del 2030. Yo creo que el mundo será muy distinto en 2030, a pesar de que el capitalismo tiene fuerzas para resistir el golpe en la economía que recibió el capitalismo este año, que colapsaron cuando los trabajadores dejaron de trabajar por la pandemia porque es el obrero y la obrera el que genera la riqueza, no es el dueño del medio de producción, es el ser humano que genera la riqueza… El capitalismo recibió un golpe pero además, los países donde el Estado ha sido reducido a su mínima expresión por el neoliberalismo, se vieron en total incapacidad de controlar la pandemia y vemos los resultados en los números de muertes, de casos.

En los países donde el Estado tiene fuerza, pudimos avanzar en el control de la pandemia y al capitalismo se le vieron todas las falencias, crueldades y crímenes y ahí, sin embargo, está reinventándose, agrupándose.

Es una tarea, batalla dura pero con mucha dialéctica. Vamos con el rumbo muy claro y con el objetivo muy claro hacia dónde vamos y esta década es crucial y quizás, ya en el 2030 estaremos más cerca de un sistema socialista o estaremos en un sistema de socialismo plenamente. Sabrán los pueblos conducir estos procesos, sabrá el pueblo seguir apostando por la vía del proceso bolivariano chavista, como lo ha venido haciendo desde 1998 y se irán sumando más países en América Latina y el mundo a este proyecto. Es una construcción colectiva, un socialismo que no se importa, un socialismo que se crea. Es una creación heroica, como diría Mariátegui, es socialismo o barbarie como diría Rosa Luxemburgo.

En este momento, de inflexión histórico, o construimos un sistema que pueda superar estructuralmente el capitalismo o el capitalismo destruye no solo la humanidad sino la madre naturaleza en su veracidad. De nosotros depende poner punto final a este sistema devastador.

BS: Dependera del pueblo organizado. Darle las gracias por participar en este programa de Voces sin Fronteras

Cortesía de Voces sin Fronteras

Compártelo

Comentarios