La Justicia procesa a uno de los independentistas de la mesa España-Cataluña

Se trata del exsecretario general de Economía del Gobierno catalán, Josep Maria Jové, que actualmente es una de las personas que componen la mesa de negociación con el Ejecutivo de Pedro Sánchez y participó en la primera reunión el 26 de febrero

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña procesó por hechos relacionados con el referéndum ilegal de independencia de 2017 a dos diputados catalanes, uno de los cuales es miembro negociador de la mesa de diálogo bilateral entre los gobiernos de España y Cataluña.

“La magistrada instructora de la sala civil y penal del Tribunal de Justicia de Cataliuña (TSJC) dicta auto de procesamiento contra Josep Maria Jové y Lluís Salvadó por los delitos de desobediencia, prevaricación, malversación y revelación de secretos en relación a los preparativos del 1 de octubre de 2017”, informó el alto tribunal catalán.

Se trata del exsecretario general de Economía del Gobierno catalán, Josep Maria Jové, que actualmente es una de las personas que componen la mesa de negociación con el Ejecutivo de Pedro Sánchez y participó en la primera reunión el 26 de febrero.

La magistrada instructora considera que el diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) tuvo “una participación activa en la preparación del referéndum del día 1 de octubre de 2017 y en otros actos ilícitos para conseguir la correspondiente financiación”.

Según el escrito, Jové autorizó determinados gastos públicos que se destinaron a la organización de la consulta y que ascendieron a los 2,1 millones de euros.

Estos gastos “se realizaron o comprometieron con conocimiento y consentimiento del investigado” pese a saber que el referéndum había sido impugnado por el Tribunal Constitucional de España.

“Todos los gastos debieron ser indiciariamente supervisados por el Sr. Jové, tanto en su condición de coordinador del referéndum según sus propias anotaciones, como por ostentar el cargo de Secretario General del Departamento de Economía”, recoge la juez.

En concreto, Jové fue el responsable de buscar locales para instalar los colegios electorales del 1 de octubre, para lo que desde su cargo realizó activamente numerosas gestiones con el fin de conseguir su cesión.

También se encargó de obtener de forma “ilícita” los datos del censo de la población de Cataluña y del registro de catalanes en el exterior, con el fin de utilizarlos en el referéndum después de ser tratados.

El diputado independentista llegó a desviar dinero de 43 partidos presupuestarias destinadas a otros fines para pagar gastos relacionados con el referéndum como los de publicidad, según consta en la investigación.

“Efectivamente no parece que realizase ninguna actuación para impedir la celebración del referéndum suspendido ni para evitar sus preparativos sino que presuntamente continuó conscientemente con su cometido para que el referéndum pudiese ser celebrado”, destaca el auto.

En el caso de Lluís Salvadó, antiguo secretario de Hacienda del Gobierno catalán, se dedicó al igual que Jové a planear las estructuras y la financiación para un hipotético escenario donde Cataluña sería un Estado independendiente.

Por los hechos del referéndum de 2017 permanecen encarcelados por condena del Tribunal Supremo español nueve políticos y dirigentes del movimiento independentista catalán, entre ellos la mayoría de miembros del antiguo Gobierno de Carles Puigdemont.

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…


Compártelo

Comentarios