Dramático llamado de Colegio Médico al Gobierno por pérdida de ojos por balines: «Es una catástrofe sanitaria»

La entidad alertó que hasta ahora hay más de 200 personas con daño severo en uno de sus ojos.

La tarde de este sábado el Colegio Médico (Colmed) se hizo presente en la Clínica Santa María en Santiago, donde desde ayer viernes se encuentra internado Gustavo Adolfo Gatica Villarroel. El joven de 21 años, estudiante de Historia de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, recibió proyectiles de Carabineros en el rostro, perdiendo hasta ahora uno de sus ojos, permaneciendo con el riesgo de que le ocurra lo mismo al otro.

El rector de la casa de estudios, Álvaro Ramis, también llegó hasta la concentración que se ha desarrollado esta tarde en el exterior del recinto de salud, señalando que se está a la espera del parte médico para saber si Gustavo perderá definitivamente el otro ojo, lo que -apuntó- «es muy probable».

Ramis detalló que el estudiante fue «impactado a quemarropa en las inmediaciones de Plaza Italia» por parte de Carabineros y que, además, recibió en su cuerpo otros balines que afectan aún más su estado de salud.

En este contexto, el doctor Patricio Meza, vicepresidente del Colmed, declaró a la prensa que «estamos frente a una catástrofe sanitaria», explicando que «la cantidad histórica de pacientes que están quedando ciegos de un ojo es tremenda».

Patricio Meza. Foto, gentileza teleSUR

En ese sentido, el médico advirtió que «Carabineros está usando armamento que está dañando a nuestra comunidad».

Dicho esto, Meza realizó un dramático llamado al Presidente Sebastián Piñera a que «dé la orden de que se deje inmediatamente de usar estos métodos de disuasión, que no se usen más balines porque el daño que están provocando es muy grande».

El médico detalló que hasta ahora son más de 200 las personas con daño severo en uno de sus ojos. En ese sentido, graficó el nivel de gravedad de estas personas, advirtiendo que «muchos de estos pacientes, por lo menos más de 50 de ellos, van a requerir el uso de una prótesis ocular porque la destrucción de su órgano significa para muchos no solo la pérdida de la visión, sino que además la de su ojo».

«Esto es histórico, es un récord mundial, es un desastre para la medicina chilena y para la oftalmología nacional», añadió Meza.


Comparte 👍

Comenta 💬